¿Ya pasó la “edad de oro” de los blogs cubanos?

Algunos protagonistas observan en la actualidad una creciente y sospechosa “tranquilidad” en la blogosfera de Cuba.

Diversidad de contenidos, perfiles y enfoques políticos distinguen la blogosfera cubana.

Foto: Tomada de chiringadecuba.com

El último quinquenio resultó un período prolífero para la creación y consolidación de los blogs en Cuba.

Algunos entendidos creen, incluso, que el auge vino desde unos años antes, cuando aproximadamente por 2005 las bitácoras personales se convirtieron en las “únicas plataformas de expresión de la diversidad de las opiniones dentro del concierto comunicacional cubano”. Así al menos lo considera István Ojeda, autor de la laureada CubaIzquierda.

Si en un inicio los blogs tuvieron una marcada polarización entre defensores y detractores de la Revolución cubana, con los años sucedió una considerable expansión, tanto en variedad como cantidad de bitácoras. Más allá de los adjetivos con que cada bando buscó –y aún busca, en algunos casos–, descalificar al otro, la extensión de la blogosfera cubana ha sido más madura y capaz de construir puentes y espacios que renuncian al discurso monocorde de “oficialistas” y “opositores”.

De una etapa primigenia marcada por espacios digitales de catarsis y desahogo individual, muchos emigraron hacia propuestas coordinadas, plurales y ambiciosas en cuanto a temas y enfoques.

Este blog es uno de los más leídos en el país.

Este blog es uno de los más leídos en el país.

Ser bloguero se convirtió entonces en una filosofía de y para la existencia, “un estilo de vida que nace de la pasión por compartir experiencias y opiniones”, valora Harold Cárdenas, fundador de La Joven Cuba, uno de los espacios más leídos en el país.

Fueron tiempos de ávidas polémicas, diálogos y consensos, desde “un sentido más profundo y pensando bien las cosas, queriendo aportar al debate público”, piensa Ojeda. Entonces se dio un activismo social y político que sirvió de nicho también para teorizar sobre participación ciudadana en Internet, acota.

Cambio de época

Especialistas y protagonistas creen que esa época de oro ha pasado y hasta debaten sobre ello:

Algunos piensan que la blogosfera vive hoy una etapa de aparente sosiego. Otros explican la supuesta calma en el hecho de que el público meta interactúa con diferentes plataformas y redes sociales, de ahí que disminuya la interacción con las bitácoras. No faltan los que consideran que evolucionó y llegó a la madurez creativa.

“No sabría decir si es una etapa tranquila, pero sí es muy honesta y madura”, piensa Cárdenas.

A su juicio, “la blogosfera cubana dejó de convertirse en un ´fenómeno´ y pasó a ser una realidad estable que forma parte de nuestra cotidianidad. Si hay un espacio donde se ve el caudal de inteligencia colectiva que tenemos acumulado los cubanos, es desde aquí. Lástima que existe tan poco acceso nacional a estos contenidos”.

También piensa que todo parte de la persistencia: “los blogs que en la actualidad perduran son los que han pasado la prueba del tiempo, los que sobrevivieron los embates de las carencias”.

Parece, pues, una cuestión de supervivencia.

En medio de ese entorno selvático digital, algunos aplican variadas fórmulas que, si no vienen a ser el Santo Grial, prolongan bastante la vida online. Se potencian entonces iniciativas como un blog de blogs, donde se fusionan varios autores y bitácoras, o revistas digitales con apartados para blogueros-columnistas.

En el primero de los casos se inscribe, a conciencia propia, Cubano1er.Plano de Alejandro Cruz. “Soy una especie de curador de información: no solo escribo yo, también lo hacen amigos o publico contenidos de otros blogs, ideas con las cuales comulgo, de una forma u otra”, indica.blogueros

Los entrevistados coinciden en que este apogeo de “blogs de blogs” y revistas y medios con este formato quizás sea un paso evolutivo natural.

Francisco Rodríguez, autor del popular blog Paquito el de Cuba, aporta otras ideas: “Todas las variantes comunicativas de participación ciudadana y del periodismo digital podrían coexistir sin que unas vayan en detrimento de las otras. Si alguna de ellas perdiera preponderancia de manera abrupta, podría ser una situación coyuntural, o habría que revisar si existen mecanismos coercitivos que la limitan o desestimulan”.

Nuevos medios

Como parte de este panorama se consolidan varias revistas digitales que han acogido voces frecuentes en la blogosfera cubana y de los debates generados en ella. “En ese reacomodo (todavía en desarrollo) está la visualización hacia dentro de Cuba de los medios privados que, es cierto, están acaparando muchos de los diálogos que antes solo encontraban curso en los blogs”, reflexiona Ojeda.

Cárdenas coincide y resalta: “La esfera pública de los medios en Cuba es más compleja hoy que nunca. Es una realidad que muchos blogueros dejaron sus bitácoras migrando hacia nuevos medios con posibilidades de ingreso económico que antes no existían. Así pasó también con muchos periodistas. El fenómeno de migración de blogueros hacia medios periodísticos con columnas de opinión, ya ocurrió en el resto del mundo”.

Parte de las polémicas más interesantes pasaron entonces a estos nuevos medios.

Diversas experiencias se han comnezado a articular en regiones del país.

Diversas experiencias se han articulado en regiones del país.

Y como vivenciaron en sus inicios los blogs y sus autores, algunos de estos entornos digitales enfrentan la dualidad de críticas positivas y negativas, aunque parte de la blogosfera cubana apoya la existencia de un discurso plural.

Para Rodríguez, la diversidad de puntos de vista, sea donde sea, constituye un elemento positivo.

“Resulta deseable también la confrontación de ideas, mientras resulte civilizada y no implique un ejercicio del poder para reprimir la opinión o perspectiva diferente. Quienes ven como antagónica y amenazante esa pluralidad, son solo gente reaccionaria, aunque no lo quieran reconocer. Es lógico que surjan propuestas comunicativas y periodísticas de enfoque político, perspectiva formal y rigor profesional distintos. Es un proceso consustancial al cambio hacia un modelo comunicativo más descentralizado”, dice.

Hoy el panorama de los blogs todavía resulta plural e interesante, aun cuando la mayoría del tiempo sea desde un discurso reposado, a excepción de algunas polémicas.

En general, las propuestas varían y ello lo muestran las más de 2.500 bitácoras existentes. También así lo revelan la diversidad de contenidos, perfiles y enfoques políticos de los espacios más leídos: La Pupila Insomne, La Joven Cuba, Segunda cita, entre otros.

También está aquella amalgama de bitácoras que, sin un corte especialmente social o ideológico, intentan mostrar una realidad pensada desde sus creadores. Destaca el papel de Reflejos, denominado portal de “blogs de la familia cubana”, que permite a los usuarios, la mayoría pertenecientes a la red de los Joven Club de Computación, contar con una plataforma de dominio nacional.

Aunque quizás los mayores logros radiquen en trascender los espacios online y convertirse en “tropa” de amigos, en Blogosfera Cuba o Los amigos de la K para recorrer la geografía del país, o nutrir desde la visión personalísima las columnas más polémicas y leídas de las revistas digitales.

Al final, todo converge en una misma idea, a criterio de varios de los entrevistados: “ejercer ciudadanía y hacer política en función de lo que se cree”.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.