Licencias Creative Commons: respetar la fuente, compartir el contenido

Se extienden en la red como alternativa al clásico “todos los derechos reservados”.

Tomado de Pixorial.com

 La Búsqueda avanzada de imágenes de Google en la opción “Derechos de uso” permite filtrar los resultados según el tipo de licencia de los recursos disponibles

Las siglas cc que identifican al proyecto Creative Commons se reproducen a un ritmo acelerado en la Web. Portales comerciales y académicos, bitácoras y hasta las redes sociales acogen esta modalidad de licencias en un contexto donde aún se debaten los límites del derecho de autor sobre los recursos de Internet.

Creative Commons se autodefine como una organización sin ánimo de lucro, que desarrolla, soporta y supervisa la infraestructura técnica y legal para potenciar al máximo la creatividad y la innovación en el entorno digital.

Los fundadores de las licencias sobre bienes comunes creativos -según su traducción al español-, Lawrence Lessig y Hal Abelson, tomaron como punto de partida la Licencia Pública General de GNU (GLP), perteneciente a la Fundación para el Software Libre, que apuesta por un tipo de licenciamiento de software asociado al Copyleft, frente al habitual Copyright.

“Las licencias Copyleft están diseñadas para otorgar a los artistas flexibilidad, en la medida que el Copyright limita el acceso del público a sus obras. Herramientas legales como Creative Commons son útiles donde las licencias convencionales se convierten en barreras creativas que obstaculizan la relación entre el autor y su audiencia”, explica el bloguero cubano ZorphDark.

Con estas licencias, los autores tienen la oportunidad de establecer los marcos de uso de sus creaciones, sin que ello implique la pérdida de los derechos sobre la propiedad intelectual, un cambio de filosofía que expande la creación colaborativa y horizontal del software libre a cualquier tipo de recursos culturales, educativos y científicos.

Existen cuatro condiciones esenciales para el uso de los recursos por parte de terceros: Reconocimiento, que establece la mención explícita de la autoría de la obra; No comercial, que limita los usos con fines comerciales; Sin obras derivadas prohíbe la modificación del recurso para la concreción de uno nuevo; y Compartir igual posibilita la realización de obras derivadas, pero bajo la misma licencia de la obra original.

A partir de estas pautas iniciales, Creative Commons ofrece seis combinaciones que pueden ser aplicadas en el licenciamiento de las obras y varían en dependencia de los intereses de los propios creadores.

Cibermedios como el español 20 Minutos han optado por licenciarse bajo Creative Commons y plataformas como Youtube, Flickr y Vimeo han posibilitado que los internautas apliquen a sus productos el control parcial de los derechos. Incluso, los mensajes de 140 caracteres que se generan constantemente en Twitter pueden ser licenciados a través de la aplicación Tweetcc.

En la Web cubana, el empleo de las licencias Creative Commons es reducido tanto a nivel institucional como en las creaciones personales, a excepción de ciertos espacios de producción científica que acogen esta propuesta.

En los blogs desde la isla, de igual modo, el licenciamiento de los recursos es casi inexistente, aunque bitácoras como ZorphDark, Pixturas y El párpado de los durmientes integran un selecto grupo de blogueros que comparte sus producciones abiertamente, bajo las condiciones de los bienes comunes creativos.

El autor de ZorphDark, quien también administra el blog de fotografías Pixturas, confiesa que su cercanía a estos temas precede la propia creación de sus bitácoras: “Antes de descubrir la blogosfera había lidiado con GPL y Creative Commons, por lo que mi postura respecto a la esencia de los textos y fotografías estaba definida antes de hacer clic sobre el botón publicar”.

“Una vez que comienzas a generar contenidos tienes la oportunidad de establecer barreras legales para, de cierta forma, protegerlos; o de acercar a otras personas al proceso creativo de una obra que podría evolucionar, gracias a ellas, hacia un estado superior al concebido inicialmente”, añade.

La práctica asociada al control relativo de los derechos sobre los recursos online es todavía esporádica en la blogosfera desde Cuba y coexiste con la presencia, también escasa, de autores de blogs que se adhieren al Copyright y establecen restricciones al uso de los contenidos publicados.

En El rumor pixelado, otro blog dedicado a la fotografía, el autor se reserva todos los derechos; mientras que La polémica digital presenta términos de uso a través de los cuales se prohíbe la reproducción de los posts, en tanto no sea autorizada por su propia autora.

A diez años de su surgimiento, las licencias Creative Commons muestran índices notables de crecimiento y aceptación, como resultado de un proyecto internacional (CCI) que integra una amplia red de afiliados distribuidos en unas 70 jurisdicciones, en igual número de países.

Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Perú, Puerto Rico y Venezuela conforman la representación latinoamericana de Creative Commons Internacional, iniciativa protagonizada por grupos de voluntarios para la traducción, emisión y adaptación de las licencias, según las normativas sobre derecho de autor en cada una de las naciones.

Vías para encontrar recursos licenciados con Creative Commons

– El buscador del proyecto Creative Commons cc Search posibilita la búsqueda de videos, imágenes y contenidos mediáticos libres para “compartir, usar y mezclar”.

– La Búsqueda avanzada de imágenes de Google en la opción “Derechos de uso” permite filtrar los resultados según el tipo de licencia de los recursos disponibles.

– Imágenes licenciadas en Flickr Creative Commons.

– Tweets licenciados en Tweetcc.

Más información

El éxito de las licencias Creative Commons en Flickr

Vimeo permite licenciar contenidos bajo Creative Commons

Guía para la aplicación de licencias Creative Commons (.PDF)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.