Los agregadores RSS ¿sobreviven en Cuba?

La popularidad de las redes sociales provoca numerosas predicciones en torno al abandono de los agregadores RSS por parte de los usuarios.

Tomado de Web Marketing

Asegurar la muerte inevitable de los agregadores RSS es tan arriesgado como negar de manera rotunda los desplazamientos en su empleo a raíz del protagonismo de las redes sociales

¿Los lectores RSS son más o menos populares?, ¿Los RSS quedaron obsoletos?, Si los RSS están muertos, ¿qué le sigue?… Estas son algunas de las interrogantes registradas entre finales de 2010 e inicios de 2011 en Quora, la joven red de preguntas y respuestas caracterizada por los niveles de especialización de sus miembros.

Los hilos de las conversaciones en Quora permiten apreciar, además de la preocupación sobre el futuro de los agregadores RSS, posturas que lejos de sentenciar la “desaparición” de estas herramientas, defienden su conveniente adaptación a los escenarios de la web 2.0.

Really Simple Syndication o Sindicación Realmente Simple es el significado más extendido de las siglas RSS, que identifican a un conjunto de formatos XML (eXtensible Markup Language) que permiten a los usuarios suscritos a una fuente de RSS el acceso a los flujos de contenidos, mediante los llamados agregadores o lectores.

Estas aplicaciones son las encargadas de “interpretar” los feeds, archivos o canales, compuestos por el título, el resumen de la información y un enlace al sitio de origen, además de datos como el autor y la fecha de publicación; aunque algunos permiten la sindicación a texto completo e incluyen recursos multimediales en sus prestaciones.

El empleo de los lectores RSS en Cuba varía según los intereses de los usuarios. “Prefiero Google Reader, me permite acceder a los contenidos desde dondequiera que me conecte sin consumir espacio en mi disco duro. Es gratis y puedo compartir fuentes con mis contactos de Gmail. La opción “más como esto” realmente funciona y me ayuda a descubrir nuevos canales”, comenta un graduado de Ingeniería Informática.

Para el especialista en Diseño de Interacción Orlando Ignacio Romero, la calidad de los lectores RSS depende de sus propias funcionalidades y, sobre todo, de las necesidades de los internautas, si bien confiesa su adhesión al servicio web de agregación Planetaki y a la administración de archivos RSS desde el correo electrónico.

Un precedente de interés en la gestión de canales RSS en la isla fue CubaReader, iniciativa de la comunidad BloggersCuba dirigida a la sindicación de los posts publicados en unas 70 bitácoras, registradas en un directorio abierto que dejó de actualizarse en 2009.

Según el propio Romero, el uso intensivo de Twitter lo ha llevado a desplazar el empleo de los readers: “Además de mi cuenta personal (…), uso otra para consumir información, como un agregador” y advierte que en estos momentos no recomienda el uso de los lectores RSS, pues el tiempo de estas herramientas “tal y como las conocemos hoy, está contado”.

Pero esta opinión, que también abunda en la agenda de la blogosfera internacional, puede ser relativizada si se tienen en cuenta los bajos niveles de acceso a Internet desde la isla. “Para mí el RSS es importantísimo, aunque no ha sido descubierto por muchas personas. Como lo veo, tiene tres garantías fundamentales: organiza tu contexto de consumo, invierte pocos recursos de conexión y, luego, puedes leer cuando quieras sin estar atado al real time de las redes sociales”, afirma una profesora universitaria.

El FeedDemon es uno de los agregadores de escritorio que, además de su interfaz amigable, cuenta con un servicio de descarga automática de contenidos que pueden ser consumidos offline, una oportunidad a considerar ante la habitual lentitud de la conexión desde Cuba.

Además, invita a marcar favoritos, insertar etiquetas, conservar archivos y configurar el acceso íntegro a los recursos multimediales o, por el contrario, manejar sólo los textos, lo cual permite ganar tiempo y velocidad de descarga.

Una usuaria fiel a esta aplicación cuenta su propia experiencia: “Cuando llego a mi trabajo, abro el FeedDamon para que actualice los feeds, pero no leo las informaciones hasta aproximadamente 9 horas después en mi casa, sin conexión. Si tuviera que leer decenas de noticias, blogs, artículos, etc. en el trabajo, no me quedaría tiempo… Eso no lo supera ni Twitter ni ninguna red social, que presentan como principal inconveniente la permanencia de la conexión”.

El criterio sobre las afectaciones en el uso de los lectores RSS, y hasta su potencial pérdida de utilidad, es compartido por no pocos usuarios en Internet, mientras que otros apuestan por la permanencia y legitimidad de los agregadotes, aún en pleno auge del fenómeno 2.0.

En su bitácora personal, Jesús Tramullas enumera los rasgos que todavía sostienen la validez de los RSS: la periodización, el etiquetado, la organización por categorías y las recomendaciones, ausentes en otros programas; junto a las propuestas que realzan el control sobre el flujo informativo y la efectividad de los lectores RSS en la comunicación móvil.

El consenso descansa, quizás, en el reconocimiento de los cambios que enfrentan los usos tradicionales de los agregadores de feeds, debido a las nuevas fórmulas de acceso a los contenidos, impulsadas por la web social.

De este modo, se prevén nuevos servicios a partir de las combinaciones entre los formatos RSS y otras plataformas como Twitter y Facebook. El anclaje automático de diferentes cuentas constituye una de las opciones disponibles y es asumida por el cubano @roger213tm, que comparte las actualizaciones de su reader con los seguidores de su perfil en el sitio de microblogging.

Otra muestra del manejo de los feeds en Twitter, desde Cuba, es el perfil @prensacuba, un servicio que ofrece los titulares y enlaces de las noticias publicadas en los medios de comunicación de la isla, sobre la base de un amplio directorio de sitios web periodísticos, elaborado por Cubadebate.

Asegurar la muerte inevitable de los agregadores RSS es tan arriesgado como negar de manera rotunda los desplazamientos en su empleo a raíz del protagonismo de las redes sociales. “El futuro de la agregación, recuperación o selección ‘asistida’ podría ser la content curation, algo así como el filtraje cualitativo o la selección ‘inteligente’ del contenido, un tipo de sistema que ‘trabajará por nosotros’, al estilo de Zite, por ejemplo”, concluye Romero.

Más información

– Tipos de lectores RSS

De escritorio (deben ser instalados en la computadora y funcionan sin conexión): RSSOwl; Feedreader; FeedDemon

Online (gestionan los canales actualizados desde y en la propia Web): Google Reader; Netvibes; MyYahoo!

Extensiones en navegadores: Brief para Firefox

A través de correo electrónico: Google Alertas, Mozilla Thunderbird, RSS Newsfeeds in Opera Mail

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.