“Siempre vuelvo a casa”

Diana Ferreiro es una joven bloguera que se nutre de Silvio Rodríguez y de la nostalgia por su Sancti Spíritus natal, para llevar un blog: nuevo, intimista y cubano…

En Cuba, muchos son los jóvenes periodistas que se lanzan a la aventura de mantener un blog. A veces desde agendas miméticas a las de los medios oficiales, otras por debajo de los perfiles de la prensa, socavando las raíces, haciendo un periodismo de altos quilates, con diversidad de fuentes y análisis que bien valdrían para ocupar espacios en los periódicos, la televisión, la radio o los sitios digitales de los medios cubanos.

 Y existe otro pequeño grupo que hace del blog una casa donde con solo escribir su dirección en el navegador sientes que has llegado a un lugar conocido, a un espacio íntimo. Este es el caso de la periodista Diana Ferreiro, quien en Desnuda y con sombrilla ha construido su hogar virtual.

“Desnuda y con sombrilla” es un blog joven que llegó hace poco a la blogosfera cubana, ¿por qué hacerse un blog?, ¿por qué tomar como pretexto a Silvio?

El tema de hacerme un blog era algo que tenía pendiente desde hacía un tiempo. Demorado, principalmente, porque no contaba con la conexión suficiente para actualizarlo y no quería tener un blog desatendido por esa razón.

El gran motivo, que sospecho es el motivo de muchos autores cubanos de blogs, siempre ha sido abrirme un espacio propio en la web, para “desnudarme” todo lo que quiera y compartir experiencias y sentimientos con todo el que me quiera leer. Pero es a la vez un ejercicio periodístico muy útil, porque me “obliga” a escribir regularmente, a leer e investigar sobre la blogosfera y también sobre la hipermedialidad de forma general. El blog lleva solo unos pocos meses, aún me queda muchísimo por descubrir y experimentar.

Silvio es…Silvio. Siempre he interpretado su música como una filosofía de la vida (la suya) de la que me apropio muchas veces y siento que esas canciones son las respuestas a lo que busco.

Cuando decidí abrir el blog sabía que debía abrirlo con Silvio, y aunque esa canción no es de mis preferidas, sentí que el título encerraba lo que quería hacer con mi espacio en la web: exponerme ante los lectores esperando ser (o no) juzgada.

Desnuda… es una bitácora intimista que dice mucho de ti, ¿es acaso un escape para escribir fuera de los moldes y la “objetividad” del periodismo o le otorgas otro sentido?

Es básicamente eso, o sea, escribir sobre mí de una manera mucho más íntima incluso de lo que lo he hecho hasta el momento en Desnuda… de un modo que no me publicaría ningún medio tradicional y sí, marcado por mi subjetividad, pero, ¿es que existe el periodismo ajeno a la subjetividad?

“Instrucciones para sufrir una lista de espera” es uno de tus post más populares, viral en las redes sociales y replicado en espacios como Cartas desde Cuba, del periodista Fernando Ravsberg, ¿crees que existe una fórmula eficaz para alcanzar visibilidad desde un blog? ¿Cuál es?

Bueno, te decía que recién comienzo a experimentar y aprender sobre el mundo de los blogs. Ahora mismo, el que Desnuda… esté anclado a la página del periódico Granma me ofrece muchas posibilidades, la mayoría de las visitas del blog entran por ahí, por ejemplo.

Desde el propio blog no sé, yo creo que la gente elige los textos que quiere leer por el tema o por la forma en que estén escritos hasta el final, porque si a la mitad dejó de cautivarlos, cierran la pestaña y no te vuelven a leer. Y creo que esa misma intimidad que uno le imprime a los posts de un blog como Desnuda… hace que las personas se sientan identificadas con esos sentimientos y vuelvan a buscarte una y otra vez, esperando volver a sentir junto contigo.

En Instrucciones… creo que también funcionó un condimento que, usado con medida, raras veces falla, que es el humor. Juro que nunca pensé que tuviera ese impacto.

Algunos de tus post muestran un arraigo irreversible por Sancti Spíritus, a veces pareciera que estas exiliada en tu propio país, pues vives ahora en La Habana. ¿Por qué hacer de esta nostalgia espirituana un tema recurrente en tus posts?, ¿puede uno irse sin salir de Cuba?

Sancti Spíritus es un tema sensible para mí. Sobre todo porque aunque decidí “probar suerte” en La Habana y estoy muy contenta con todo lo que estoy haciendo aquí, casi la totalidad de mis 24 años se deben a aquella villa. Mi familia y mis amigos, que vienen siendo para mí la misma cosa, me halan muchísimo, pero no fue hasta el 500 aniversario, celebrado el pasado 4 de junio, que experimenté una crisis de nostalgia tan fuerte que me cuestioné el sentido de ser inmigrante interna.

No es exilio. Es tiempo de probar, de aprovechar la juventud y buscar la realización personal y profesional, en mi caso aquí en la capital. Pero yo siempre vuelvo a casa. Ya sea mediante un texto, una foto, un post en las redes sociales, pero vuelvo a casa.

 ¿Qué opinas de la blogosfera cubana?

Creo que la blogosfera cubana es una comunidad con muchísima fuerza y muchísimas posibilidades, incluso, de disparar y revolucionar la prensa cubana, de abrir los ojos y mostrar el periodismo que la gente quiere leer. A mi juicio aún tenemos en contra la brecha digital y algunas mentalidades prehistóricas, como diría “Calle 13”, que no ven la tecnología como aliada, sino como enemiga.

Un comentario

  1. Poesía de Isla

    Interesantes opiniones de Diana Ferreiro en esta entrevista y su blog. Muchas felicidades y continúa escribiendo. Saludos desde Holguín.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.