Pasado perfecto

Instantes de Pasado Perfecto, la novela del escritor cubano Leonardo Padura protagonizada por Mario Conde.

«El Conde miró con una nostalgia que ya le resultaba demasiado conocida la Calzada del barrio, los latones de basura en erupción, los papeles de las pizzas de urgencia arrastrados por el viento, el solar donde había aprendido a jugar pelota…» (Pasado Perfecto, p 18).

«Encontró la mañana hermosa y tibia, que había presentido y era agradable caminar con el sabor del café flotando todavía en la boca…» (Pasado Perfecto, p 18).
«Se puso los espejuelos oscuros y caminó hacia la parada de la guagua pensando que el aspecto del barrio debía ser como el suyo: una especie de paisaje después de una batalla casi devastadora, y sintió que algo se resentía en su memoria más afectiva» (Pasado Perfecto, p 18).
«La realidad visible de la Calzada contrastaba demasiado con la imagen almibarada del recuerdo de aquella misma calle…» (Pasado Perfecto, pp 18-19)
«…una imagen que había llegado a preguntarse si en verdad era real, si la heredaba de la nostalgia histórica de los cuentos de su abuelo o simplemente la había inventado para tranquilizar el pasado». (Pasado Perfecto, p 19)
«Lamentó entonces haberse dicho que quería morirse y para demostrarlo corrió para alcanzar la inconcebible guagua…» (Pasado Perfecto, p 19)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.