Diez libros sobre mi cabeza

La buena memoria |

Los libros verdaderamente importantes son aquellos que no nos atrevemos a citar.

Hace muy poco una joven periodista de un sitio digital me solicitó la lista de los diez libros cubanos que más han influido en mí. No es la primera vez que me piden una relación semejante, pero eso no impide que habitualmente tenga una sensación de perplejidad a la hora, digamos, de tomar una hoja en blanco, enumerar en ella diez espacios y procurar llenarlos, solo para tachar una y otra vez cada renglón, mientras las dudas hierven en la mente y la tarea se hace más angustiosa si pretendemos dar una coherencia al listado, o convertirlo en un pequeño canon donde estén las obras que la mayoría aceptaría como más relevantes. Leer más


Polonia, unas fotos para la memoria

Imágenes que devuelven olores, sabores, historias no contadas.

Los héroes del deporte. Una historia personal

A propósito del IV Clásico Mundial de Béisbol.

Cien años de soledad, cincuenta años después

Para los cubanos, Gabriel García Márquez fue el escritor por antonomasia y tanto Macondo como toda la progenie de los Buendía andaban en boca de todos.