El show de Laura

Laura de la Uz repone espectáculo.

Está más que confirmado: Laura de la Uz es una actriz sin fronteras. Para ella no existen los límites entre géneros porque se pasea entre el drama y la comedia con igual autenticidad, incursiona en el cine y el teatro de manera orgánica y natural, y por si fuera poco, ahora también se atreve a escribir y dirigir un espectáculo para la escena, donde el talento desplegado por la actriz deviene el gran protagonista de su propuesta artística.

Este final de año ha sido muy promisorio para Laura de la Uz porque su nombre se ha repetido en las marquesinas del teatro y del cine, incluso en más de una ocasión, durante la celebración en La Habana del 36 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. Aquí fue posible verla en dos filmes cubanos, desempeñando papeles bien diferentes y de gran complejidad. Uno de ellos en La pared de las palabras, la más reciente película del veterano cineasta Fernando Pérez, y en la piel de una mujer transexual en el primer largometraje de la realizadora Marilyn Solaya, Vestido de novia. Y además repuso en el teatro Mella su espectáculo Reality Show, que tuvo su estreno el pasado 18 de octubre, y fue concebido especialmente para clausurar la segunda edición en Cuba del Festival Ellas Crean.

Antes de esa fecha, una de sus últimas apariciones en el teatro había sido hace más de tres años, en la obra del dramaturgo Alberto Pedro, Delirio habanero, en una puesta en escena de la compañía Teatro de La Luna, bajo la dirección de Raúl Martín. Pero según ha dicho Laura en más de una ocasión, desde hacía algún tiempo le rondaban varias ideas para el montaje de una presentación unipersonal. Quizá fue por eso que cuando una de las productoras del espectáculo, Darsy Fernández, le propuso preparar una obra para la clausura del Festival Ellas Crean, la actriz no dejó escapar esa oportunidad.

Hay que decir que el Festival Ellas Crean Cuba, es la versión criolla de un evento que se celebra anualmente en España, que está dedicado a poner de relieve la creatividad femenina y ha sido promovido y organizado en la isla por la Consejería Cultural de la Embajada de España, la Agencia Española para la Cooperación y el Desarrollo (AECID)-Cuba, con la colaboración de instituciones cubanas. Se trataba entonces de montar un espectáculo que de alguna manera tuviera como centro a la figura femenina. Con ese punto de partida, su segunda presentación, los días 9 y 10 de diciembre en el Teatro Mella, también tuvo entre sus propósitos apoyar la Campaña Mundial por la No violencia contra las Mujeres y las Niñas.

Como se anuncia desde el título, Reality Show está inspirado en esa modalidad de espectáculo televisivo tan popular en otros países, y que se inmiscuye en la intimidad de los participantes, dispuestos a dirimir ante las cámaras sus asuntos más personales. Con esa premisa, Laura trae al escenario parte de su familia, muestra cómo puede ser un día cualquiera de su propia vida con sus preocupaciones y tareas cotidianas, y evoca ante el público algunas de sus vivencias más entrañables, haciendo de todo eso un material atractivo y disfrutable.

Para ello contó con un equipo de trabajo y colaboradores en diversas especialidades. Imprescindible el apoyo de Raúl Martín en la dirección, de Manolo Garriga en las luces o de Héctor David Rosales, encargado de la filmación de los videos elaborados en locaciones reales para calzar el espectáculo, y que tuvieron la virtud de integrarse de manera eficaz al montaje escénico, aunque ello supuso lidiar con mayores complejidades técnicas, en tanto se requirió del uso de pantallas para su proyección en el escenario.

La música fue otro de los ejes temáticos del show, ya que Laura no sólo se propuso agasajar a grandes intérpretes cubanas –como una de sus invitadas, la siempre exquisita Beatriz Márquez-, sino también descubrir al espectador la historia desconocida de algunas mujeres que inspiraron temas inolvidables del cancionero popular.

¿Quién fue Marilú, la joven que dio origen al popular tema de Juan Formell en los años setenta? ¿Cuál es la historia de Yolanda, la muchacha oculta tras la inolvidable canción de Pablo Milanés? El misterio lo develan algunos de los invitados, como Lynn Milanés y Telmary Díaz, que cantan y rinden homenaje a sus propias madres junto a su anfitriona. Y aunque en el escenario todo parece fácil, o Laura lo hace parecer fácil, lo cierto es que para encontrar estas historias que luego quedarían hilvanadas en el espectáculo fue necesario realizar una investigación previa.

Y aquí es necesario llamar la atención sobre el trabajo, las horas de ensayo y de investigación que se esconden detrás de cada interpretación de una actriz o de un actor. En uno de los momentos más emotivos de la obra -que utiliza el humor como recurso, pero también ha sabido apelar a la emoción-, Laura hace referencia al inolvidable personaje que debió encarnar en Delirio Habanero. La actriz confiesa que hasta ese momento apenas conocía a Celia Cruz, la gran cantante cubana considerada por muchos la gran guarachera de Cuba y que murió en el exilio. Fue necesario entonces -confiesa Laura durante el espectáculo-, no sólo escuchar su música para tratar de reinterpretar su estilo, sino también investigar los aspectos más sobresalientes de su vida y de su personalidad, para ser capaz de llevar al escenario una imagen que pretendía ser lo más auténtica posible. Esa búsqueda de la artista y la persona que fue Celia Cruz, no sólo permitió a la actriz una preparación más profunda para realizar su trabajo, sino también una comprensión del ser humano detrás del mito y un reconocimiento de su lugar en la cultura cubana.

En la reposición de Reality Show también acompañaron a Laura otros invitados que no deben dejar de mencionarse, como la “musa” que inspiró al fallecido trovador Santiago Feliú su canción “Para Bárbara”, interpretada después por el grupo vocal Sine Nomine, y en especial el actor Luis Alberto García, que encarna a un fumigador, también “resolvedor” de materiales de construcción “por la izquierda”, estampa típica de los avatares cotidianos.

Y a manera de colofón y final feliz de su reality show, Laura también recibe su canción, un regalo de Frank Delgado que la actriz tiene más que merecido por su probado talento y madurez artística, alcanzada a lo largo de una carrera plena de aciertos y personajes memorables.  (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.