La Habana vista por una escritora cubana

En homenaje al 500 aniversario de la capital cubana la narradora Laidi Fernández de Juan escribió un libro que acaba de obtener el Premio de la Crítica Literaria 2018.

Portada del libro La Habana nuestra de cada día, de Laidi Fernández de Juan.

Foto: Tomada de sitio Uneac

Desenfada, en ocasiones irónica y siempre con la mirada femenina que caracteriza su obra, la escritora cubana Laidi Fernández de Juan ha presentado por segunda vez su libro La Habana nuestra de cada día, recientemente galardonado con el Premio de la Crítica Literaria correspondiente a 2018

Se trata de un volumen que, publicado por la editorial Bolonia reúne cien crónicas en las que, a caballo entre periodismo y literatura, esta autora relevante en el actual panorama literario cubano se ha convertido en investigadora social de una capital donde sus habitantes ocupan el primer plano de sus observaciones.

Laidi Fernández de Juan, médico de profesión, empezó a escribir en 1994 cuando su libro Dolly y otros cuentos africanos obtuvo el Premio Pinos Nuevos convocado en pleno período especial cuando la falta de papel condujo a un grupo de argentinos a esa iniciativa solidaria.

Desde entonces su obra se ha caracterizado por una marcada conciencia de género que la condujo hace solo unos años a recopilar los cuentos de Sombras nada más, una antología temática sobre la violencia de género en Cuba.

Laidi Fernández de Juan, médico de profesión, empezó a escribir en 1994 cuando su libro Dolly y otros cuentos africanos obtuvo el Premio Pinos Nuevos.

Foto: Tomada de La Jiribilla

Ahora, La Habana nuestra de cada día no deja de mostrarnos dichas inquietudes y en una sección del libro se hace eco de los problemas por los que atraviesan las habaneras teniendo a la maternidad como eje central, especialmente en tiempos de crisis tanto económica como migratoria.

Fernández de Juan es, sin dudas, una excelente cronista. La dedicatoria de su libro a Jorge Mañach y Eladio Secades revelan su propósito de aferrarse al costumbrismo en una serie de estampas pùbicadas sistemáticamente en la publicación digital La Jiribilla que auspició esta segunda presentación en su sede de la Casa del Alba.

La primera se había efectuado en la Calle de Madera de La Habana Vieja en el contexto de la pasada Feria Internacional del Libro. Allí el presentador Francisco López Sacha, también prologuista del volumen señalaba que en estas páginas la autora se mueve como una investigadora social, una espía infiltrada en las calles, los barrios con la manera irónica y risueña que la distingue.

Porque no se trata de un homenaje apologético. En La Habana nuestra de cada día el lector podrá encontrar aspectos negativos de una capital maravillosa en la que, sin embargo, se conjugan actitudes que deben ser criticadas. Y Fernández de Juan lo hace con un encanto capaz de seducir completamente al lector.

En las páginas del libro hay personajes reales que aparecen con sus nombres y sus secciones abarcan los títulos siguientes: “La Habana en sí”, “Tipos sociales”, “Humor nuestro”, “Mundo mediático”,”Nuestro mar”, “Nuestra economía”, “Lo cubano”, “Otras interrogantes” y “Misceláneas”.

Con once libros de cuentos publicados, una novela e incontables artículos publicados puede decirse que esta escritora ha conquistado el favor de los públicos más diversos y no teme ser tildada de feminista puesto que asume su género como un recurso más dentro de la naturalidad de su lenguaje y su poder para llamar a las cosas por su nombre.

Su homenaje a La Habana descubre luces y sombras sin dejar de mostrar ese amor por su ciudad natal, protagonista no solo de este libro sino de todas sus historias escritas con una prosa directa, limpia que dirige sus dardos hacia los problemas todavía sin resolver en la sociedad cubana.

El Premio de la Crítica que se le acaba de otorgar ha sido recibido con gran regocijo no solo en el mundo intelectual sino en el más amplio de sus muchísismos lectores que aguardan cada una de sus entregas sabiendo que encontrarán lo que buscan y reirán a mandíbula batiente con una autora de las poquísimas que cultivan el humor en un panorama caracterizado por el dramatismo y la seriedad.

Sirva pues La Habana nuestra de cada día para conocer en formato de libro a la excelente cronista de costumbres en que también se ha convertido Laidi Fernández de Juan. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.