Mayo teatral con acento femenino

La Habana reunió a teatristas de América Latina y el Caribe en un evento que puso la mira en los procesos y resultados artísticos.

Cartel del evento correspondiente a 2018.

Foto: Tomada de La Ventana

Nuevamente el mes de mayo acogió en La Habana y otras provincias cubanas al teatro que ahora mismo se está realizando en América Latina y el Caribe.

Aunque el evento estuvo dedicado a Puerto Rico como país y a los procesos y resultados de las obras que se sometieron a la consideración del público, los temas femeninos fueron uno de los más aludidos por los elencos cubanos y regionales que se presentaron durante esta edición de 2018.

El evento recibió a artistas y agrupaciones de Argentina, España, Chile, Bolivia y Martinica y el país homenajeado: Puerto Rico que acudió a la capital cubana en un difícil contexto, signado por el paso del huracán María y los graves problemas económicos con que se enfrenta la llamada Isla del Encanto.

Sin que fuera el propósito de los organizadores, es decir, la Casa de las Américas hubo al menos cuatro piezas que abordaron los problemas de la mujer en el mundo de hoy.

Puesta en escena de El Divino Narciso de la compañía mexicana La Rendija.

Foto: Tomada de La Ventana

Entre ellas sobresalieron Animales domésticos del colectivo boliviano Latescena quien propuso una representación sobre la violencia de género en una puesta que reivindica y reclama la atención sobre la difícil situación de la mujer frente al machismo imperante.

De igual modo, Hijas de Bernarda Alba de Tojunto, Puerto Rico, retomó un tema lorquiano para actualizarlo y bajo la dirección de Rosa Luisa Márquez hacernos sentir la opresión de los prejuicios que todavía subsisten en relación con un género que estuvo muy presente en la obra del escritor andaluz y que ahora se nos presentó reactualizado.

Pero sin lugar a dudas fue la puesta de El divino Narciso —realizada por primera vez desde que la mexicana Sor Juana Inés de la Cruz la escribiera para reivindicar la presencia indígena en el contexto de su país—, la verdadera sorpresa de los mexicanos Teatro de la Rendija quienes respetaron y dieron vida a esta excelente creación del barroco latinoamericano con una propuesta pletórica de nuevos sentidos a la vez que la asunción respetuosa de las esencias del original.

Por su parte, Cuba aportó con enfoque de género la obra Caballas de la santiaguera Fátima Paterson, quien basándose en la obra plástica de su coterráneo Alberto Lezcay nos ofrece una visión de la fuerza y la incidencia de la mujer en la vida cubana con autenticidad y frescura encomiables.

Inauguración de exposiciones y talleres abiertos al público donde este y los especialistas pudieron conocer de primera mano el proceso complejo que lleva a la puesta en escena de una obra teatral fueron experiencias importantes que Mayo Teatral se encargó de proporcionar a los amantes del teatro.

Instituido en 1966 por Casa de las Américas, esta vez el Premio El Gallo de La Habana fue entregado a la puertorriqueña Rosa Luisa Márquez por su labor de más de 30 años en la escena puertorriqueña.

Escena de El banquete infinito, texto de Alberto Pedro, con dirección de Raúl Martín por Teatro de la Luna.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Otro de los aspectos que merece la pena mencionar es la gran cantidad de compañías cubanas que se reevisitaron en el Mayo Teatral dando una muestra fehaciente de la buena salud de que goza el teatro de la Isla, en la actualidad.

Entre las muchísimas piezas que se mostraron de Cuba habría que destacar Diez Millones de Carlos Cledrán y Argos Teatro, y El banquete infinito, obra póstuma del dramaturgo cubano Alberto Pedro defendida con imaginación y creatividad por Teatro de la Luna.

La presidenta de la Comisión organizadora de Mayo Teatral, la investigadora cubana, Vivian Martínez Tabares, señaló en conferencia de prensa dos elementos que, de alguna manera, entretejen todas las propuestas teatrales mostradas por estos días en la Habana y otras subsedes en otras provincias cubanas. El primero es la presencia de la mujer en la mitad de las obras y el otro la presencia de lo autorreferencial como punto de partida o como base de muchas de las puestas.

Es una verdadera conquista para el empoderamiento de la mujer en América Latina y el Caribe que desde la representación escénica y con un enfoque de género se visibilice la realidad que viven las mujeres en esta región y que pueda extenderse al resto del mundo.

Mayo Teatral continúa siendo un espacio de vanguardia, entre las citas teatrales internacionales, donde confluyen grupos de las más diversas orientaciones temáticas y estéticas. (2018)

2 comentarios

  1. magalys martínez

    Buenísima idea la de incluir en este prestigioso evento la creación de las mujeres teatristas. Y gracias por este trabajo que lo visibiliza.

  2. Vivian Martínez

    Muchas gracias por difundir y valorar nuestro evento.

    Saludos,

    Vivian

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.