Dazra Novak: Nunca me han gustado las etiquetas

Una de las más talentosas escritoras de la Generación 0 habla sobre la literatura de las mujeres en Cuba y sobre su propia y controvertida obra.

Dazra Novak, una inteligente cronista con un blog propio.

Foto: Tomada de internet

Dazra Novak (La Habana, 1978) es el seudónimo literario de una de las más talentosas escritoras de la llamada Generación 0 que se caracteriza por su osadía temática y formal y una cierta falta de compromiso con lo “políticamente correcto”. Atesora los más prestigiosos premios otorgados en Cuba, entre ellos el Pinos Nuevos 2007 por el libro de cuentos Cuerpo Reservado, el David en el mismo género en 2009 por Cuerpo público y el de novela de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba por Making of.

Es además una inteligente cronista con un blog propio y tiene ideas muy peculiares sobre el género y la vida.

Es por eso que les proponemos a los lectores de La Esquina la entrevista que nos concediera a propósito de su obra y de la escritura femenina más actual en la Cuba de hoy.

¿Te consideras una escritora feminista?

Te confieso algo: nunca me han gustado las etiquetas. Vivo más o menos de la misma manera en que trato de armar mis ficciones, reinventándome, o mejor, digamos, tratando de reinventarme todo el tiempo, que lograrlo es otra cosa. Entonces mejor decir que soy una escritora que también aborda los temas de género consciente del impacto positivo que esto tiene en la sociedad, la necesidad de que eso suceda y asumiendo la responsabilidad que ello implica.

¿Cuáles son las temáticas relativas al género femenino que has abordado o más te interesa abordar?

Hasta ahora he escrito —y con esta pregunta me has hecho recordar hasta un par de experimentos fallidos—, varios textos relativos a la violencia hacia la mujer, la igualdad de género, el acoso sexual, la maternidad en la homosexualidad, la mujer como objeto de deseo.

Eres una de las escritoras antologadas en la selección de cuentos sobre la violencia hacia la mujer Sombras nada más… qué opinas de ese flagelo en Cuba?

Lamentablemente bastante extendido, y muchas veces reproducido hasta por las propias mujeres al justificar “ella se lo buscó, nadie la manda a vestirse así, a hablarle así”. Analizando a fondo ese “así” tantas veces esbozado, una se da cuenta de cuán profundas son las raíces de esta sociedad patriarcal. Por eso cada vez que oigo a unos padres decirle a su niño “¡no, a las niñas no se les pega!”, yo los felicito y seguido les pido, ahora explíquenle el porqué.

¿Cuáles son las influencias de otras escritoras que reconoces en tu obra?

Tengo un libro de minicuentos eróticos con mucha influencia, mucha, debo reconocerlo y lo hago con orgullo, de Luisa Valenzuela. En la novela que estoy escribiendo ahora mismo me siento algo cercana, aunque quizá esto sea algo más bien subjetivo, a Clarice Lispector.

Escribes también un género periodístico como la crónica. ¿Cuáles son tus motivaciones para hacerlo?

Me preocupa la sociedad en la que vivo, llegar a entenderla, querer mejorarla, saber hacia dónde vamos. Quizá porque estudié Historia y he incorporado el ejercicio de entender la realidad como proceso —siempre perfectible— y me la paso hurgando en el porqué de todo. Quizá sea esta pretensión mía de que en el futuro alguien pueda asomarse a mis tiempos a través de mis ojos. Aunque ahora mismo mi blog Habana por dentro resume el amor que siento por mi ciudad, y mi sueño de que los cubanos dejemos de estar tan divididos.

He leído una excelente novela tuya, Making of. Después de pasado cierto tiempo, ¿te sientes satisfecha con los resultados?

Pocas veces estoy totalmente satisfecha con lo que escribo. En realidad nunca doy los textos por terminados, más bien los abandono al llegar a ese punto en el que reconozco haber escrito lo mejor que podía escribir hasta ese momento, además porque ya se me asoma otro proyecto que exige atención. Making of es hoy otro hijo del que vivo orgullosa, que muchos han disfrutado leer y que, agotado en librerías, pongo a disposición de los lectores en Cuerpo Público, el blog donde publico muchos de mis textos literarios.

Entre la novela y el cuento, ¿Qué genero escoges y por qué?

No quisiera elegir, pero la verdad es que desde que incursioné en la novela, me es cada vez más difícil escribir un cuento —algo que curiosamente no me pasa con el minicuento—, que se me da muy fácil y disfruto mucho hacerlo. Aquellos dos tienen exigencias diferentes. El cuento, por ejemplo, exige contención, síntesis, la novela en ese sentido es más libre, y como que yo detesto las ataduras pues me siento muy cómoda ahí. Hace un par de años, quizá más, comencé a armar un libro de cuentos que reúne “Alguien se ha robado los cacatillos” y “Matadero” —dos cuentos mencionados en el Cortázar hace años e incluidos en varias antologías—, y que cuenta ya con dos o tres inéditos y a estas alturas sigo sin terminarlo. Sin embargo, tengo en reposo una novela ya terminada y otra que estoy escribiendo. Creo que la novela gana, por ahora.

¿Hay algo de lo que te gustaría escribir y todavía no lo has hecho?

Hay muchas cosas que me gustaría escribir y las escribiré, en su momento. Hay, también, personajes reales que me gustaría abordar. Hay uno en especial que me ronda la cabeza desde hace un tiempo, una gran mujer que marcó la historia de nuestro país y a la que admiro muchísimo. Pero prefiero no decir el nombre por ahora, ya sabes, hay cosas que, para lograrlas, han de andar ocultas.

¿Qué piensas de las escritoras de tu generación?

Pienso que están jugando su papel —como yo—, desde la mujer que cada una es, y desde el período histórico que les tocó vivir. El tiempo se encargará de demostrar si lo estamos haciendo bien.

¿Cómo se definiría Dazra Novak?

Como siempre dice entre risas un amigo querido, también escritor, Dazra Novak es Dazra Novak. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.