Alfredo Sosabravo: entre la realidad y la imaginación

Genuino creador cuya producción simbólica resulta un pretexto para fabular.

El profesionalismo de Alfredo Sosa Bravo (Sosabravo) (Sagua la Grande, 25 de octubre de 1930) le permite representar el mundo desde una interpretación original del entorno, matizado por su sentido de ver la vida. Ofrece señales de la realidad circundante desde su amplia capacidad de comunicación con el receptor mediante una obra atractiva, maciza y vigorosa y se las ingenia para que los signos de su particular imaginario expresen la sinceridad de su manera de afrontar la existencia.

Su sello singular logra potenciar las esencias del marco referencial mediante un lenguaje plástico de sentido propio en un arte que convierte lo cotidiano en universal; para ello, se aferra a una estética de rotundo simbolismo, signada por el atractivo de la forma, cuyo significado escultórico está vinculado a una labor que se reafirma en los diversos soportes y materiales, así como en las excelencias técnicas de una delicada y rigorosa elaboración. Esta condición inherente a su poética le otorga a su visualidad una coherencia que le ha distinguido y le convierte en dueño absoluto de su quehacer. Su identidad artística se asienta en el amplio concepto del arte actual asumido con originalidad.

Dedica sus esfuerzos a la concreción de un cosmos enunciado con equilibrio y armonía. Asume creaciones donde el color y la forma constituyen la base de su expresión, resuelta a partir de volúmenes que se estructuran a partir de una técnica depurada y la excelencia en la representación. Domina diversas técnicas en la poética que le distingue, en la que evidencia su gran vocación por lo figurativo en un repertorio que delata la agudeza de un rotundo ejercicio creativo de agudeza artística, atractivo y novedoso, propio de un ser a quien le gusta disfrutar, trabajando.

Inquieto, imaginativo, profundo y auténtico, con una manera sui generis de asumir el arte, Sosabravo conjuga el poder de sorprender y asombrar con sus vitales creaciones de elegantes y simpáticos personajes populares. En su imaginario conjuga lo caprichoso, lo natural y la invención, como vital consecuencia de la fluidez de su expresión artística.

Una dama de visión limitada / 1971 / Litografía / 57 x 73 cm.

Una dama de visión limitada / 1971 / Litografía / 57 x 73 cm.

Es un artista terrenal. La expresión de su ejercicio vital brota espontánea de la tenacidad propia de su investigación sobre la naturaleza del individuo. Dota a sus creaciones de un hálito de magia y encantamiento propio de un niño que dibuja, pinta, compone y crea asociaciones para sentirse complacido con el enunciado de la dinámica de su creatividad, puesta en función de expresar su mundo íntimo y contextual mediante una sólida formación factual.

Las claves de su discurso estético se inscriben en los fundamentos simbólicos de una figuración resuelta con un lenguaje pleno de significados y fantasía acerca de temas, que varían entre la realidad y la imaginación, concebidos desde una voluntad de relación armoniosa con el universo y sus habitantes.

Desde la grandeza de la sencillez, se enfrasca en presentar simples criaturas nacidas de su invención. Este registro le permite representar la naturaleza de sus personajes con identidad propia, expresada mediante un elevado poder de síntesis y concebida sobre la base de la naturalidad en los recursos estéticos, enfocados en lograr la eficiencia comunicativa en cada exponente.

Genuino creador entusiasta, para quien crear su producción simbólica resulta un simple pretexto para fabular, este entrenamiento le permite explayar el goce y el placer de la creación desde la seducción sensorial, estética, de su fértil colección de seres, muestrario variopinto pleno de esplendor y energía.

Su enunciado artístico se vale de un fantástico cosmos creado desde la maestría de una narrativa simbólica, signada por el toque fantástico de la creatividad de su inagotable imaginación. El ser humano está en el centro de sus preocupaciones e inquietudes esenciales en una estética que expresa una intención humanista al recrear la realidad con códigos que se valen de la ilusión, el poder de síntesis y los detalles sugerentes para atraer al espectador.

Tal como utiliza el color plano en sus pinturas, traslada ese procedimiento a sus piezas tridimensionales realizadas en cristal. La representación de cada exponente recrea y reproduce la experiencia vivida en sus lienzos, —reformuladas y resueltas con un colorido fuerte, sensual, brillante y contrastante— portadoras de una innegable libertad expresiva, que le permite expresar sus sentimientos a plenitud gracias a las potencialidades que le otorga cada material.

Sosabravo ha revelado en su creación plástica una prodigiosa simbiosis que define su origen poético con códigos que le imprimen una espiritualidad a esos seres, que estimulan y dan placer, al crear un ambiente de encanto y misterio. Sus figuras se corresponden con personajes sacados de la realidad y reinventados por su poder de creatividad. Su imaginario conforma un universo de personajes únicos, expresión visual de su mundo onírico, expresado con figuras resueltas mediante líneas, volúmenes y colores puestos en función del deleite sensual que le distingue.

Esta fórmula estética dentro de la línea figurativa no teme a la explosión de color en las imágenes, lo que otorga un goce especial a los ojos de los espectadores por el efecto visual trasmitido a las obras. Asumida desde la sencillez, la realización en sus formas y colores se propone, como premisa, enaltecer el disfrute visual de sus composiciones.

Con un fértil imaginario, forja una galería de personajes, concebidas con el desenfado característico de la gente de nuestro suelo, mediante una vocación humanista y un compromiso intelectual y ético, que se trasluce en su praxis artística, al propiciar la incidencia social del arte con un sutil lenguaje de códigos y remembranzas.

Apoyado en la calidad técnica, la apariencia espontánea de las figuras y la brillantez del material, reforzado por el carácter desenvuelto que le imprime a los retratados, es un elemento que complementa la riqueza plástica de sus propuestas con una estética sugerente que se apoya en el impacto de las metáforas, decisivas a lo largo de su extensa y carrera.

Su diversa colección de cristales tridimensionales nos permite recorrer una aventura maravillosa. El conjunto mantiene esa coherencia que ha distinguido al artista —con una amplia gama de significados y símbolos— que interactúan en su experiencia de mostrar lo excepcional del individuo y permiten apreciar el resultado del potencial creativo desplegado por el autor en esta vertiente, que se distingue por el carácter innovador y revitalizador de una variante particular de su expresión. La asunción de esta práctica artística, enunciada desde un punto de vista multifacético y pragmático, le vincula al ambiente circundante y constituye una eficaz experiencia enriquecedora. Su propuesta opera como paradigma de la trascendencia de una impronta, que nos permite admirarlo desde la alternativa de disfrute de su poética, cuya vitalidad estética le convierte en un trascendente referente de la cultura cubana.

Por el conjunto de su obra ha sido reconocido con el Premio Nacional de Artes Plásticas en 1997. Su legado contribuye a enaltecer la cultura y el arte, exaltando los espacios de libertad del ser humano para acceder, desde su mirada, al amplio espectro de las potencialidades creativas del intelecto, útil herramienta para abordar la compleja representación del entramado social. De ahí la importancia y pertinencia de honrar el signo vital de la aventura del maestro, que nos honra con un ejercicio de búsqueda y voluntad intelectual, sugestivo y trascendente, fruto de una de las personalidades más destacadas de las artes plásticas contemporáneas.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.