Mucho teatro latinoamericano en el Festival de La Habana

Diversos exponentes de la escena latinoamericana se presentan este octubre en La Habana.

El grupo teatral brasileño Os Satyros estrena Pessoas Perfeitas.

Foto: André Stefano

El 16 Festival Internacional de Teatro de La Habana, que tendrá lugar del 22 al 31 de octubre próximo, según declaraciones de su comité organizador “centrará su atención en el arte de la dirección escénica. Cuestionada hoy en su pertinaz abertura al cruce genérico, continúa como forma imprescindible en el ordenamiento del material escénico.

Apreciar sus distintos caminos y procedimientos presentes, estudiarlos en diálogos prácticos, teóricos y pedagógicos, serán coordenadas de nuestro encuentro, teniendo como guía la cenital figura del director teatral Peter Brook, quien arriba en 2015 a sus 90 años”.

“Asimismo –han dicho también sus directivos– se recordará de modo especial, los treinta años de Teatro Buendía, imprescindible grupo que, liderado por Flora Lauten, ha sido nido e impulso para otras aventuras teatrales en el panorama escénico cubano”.

Pero también el más importante evento de su tipo en Cuba contará con no pocos exponentes de Nuestra América, lo cual permitirá tomarle un poco el pulso a los rumbos del arte de Tespis dentro de esta parte del mundo en la actualidad.

He aquí algunos de ellos: De Chile nos llega Teatro Playa, colectivo encabezado por Guillermo Calderón (1971), destacado dramaturgo y director, quien estudió la especialidad en la Universidad de Chile y en el Dell’Arte School of Physical Theater en California. Trae la obra Villa, sobre tres mujeres que debaten varias alternativas para remodelar Villa Grimaldi, el principal centro de tortura y exterminio de la dictadura de Pinochet.

Desde México Mi Compañía Teatro presentará La extranjera, escrita y dirigida por Mérida Urquía.

Desde México Mi Compañía Teatro presentará La extranjera, escrita y dirigida por Mérida Urquía.

La crítica se ha expresado muy bien con respecto a esta obra, por ejemplo, Javi Álvarez en La República Cultural.es ha escrito: “Calderón se eleva por encima de las contradicciones que surgen en la construcción de la memoria histórica de un país para hacer un análisis motivador, desde un pensamiento social de izquierdas, que infunda razones para reflexionar, con una visión sin complejos y con la capacidad íntegra de recoger aciertos y errores. Una construcción que no olvida el dolor como parte de su historia, pero que quiere un futuro diferente, construido por ellos mismos en una democracia plena”.

Colombia acerca un par de grupos: Mi Compañía Teatro presentará La extranjera, escrita y dirigida por Mérida Urquía. En la historia, una anciana actriz, al final del largo viaje que ha sido su vida, entrega el teatro a su nieta Emilia, también actriz y viajera, procedente de la Cuba de los años 90, e inmigrante en Colombia. Entre nostalgias de idas y regresos transcurren veinte años de historias inconclusas, al final de los cuales Emilia retorna a su origen siendo ya una anciana, que entrega las maletas, y dentro de ellas el coliseo, a una joven nieta que iniciará un nuevo viaje.

También de allí tendremos la oportunidad de apreciar al Pequeño Teatro de Muñecos con su Historias de amor, una farsa poética de creación colectiva que nace en el año 2003, donde los personajes visten trajes coloridos, usan maquillaje, nariz y recurren a las herramientas del clown. Allí se plantea como tema central el amor en sus diferentes facetas: hacia el oficio, hacia sus pertenencias, tradiciones, los niños, la alegría y hacia mucho más; aunque para infantes, como todo lo bueno deleitará también a quienes ya pasaron esa etapa.

Brasil es uno de los países que siempre sorprenden con huéspedes extraordinarios: en esta edición del festival podremos apreciar a 2 compañías, entre ellas Os Satyros (que ya conocíamos de una ocasión anterior), una de las agrupaciones más importantes del gigante sureño. Después de varias etapas de tanteos y búsquedas, en 1991, con el estreno de Salo, Salomé, este colectivo comenzó a definir su propia línea de investigación, y ahora nos visitará con sus Pessoas perfeitas, una mirada a los habitantes anónimos de una gran metrópolis, que, a pesar de sus grandes diferencias, terminan por encontrarse y convivir juntos.

La crítica local ha sido pródiga en elogios respecto a esta puesta.También de allí esperamos a Teatro Máquina con O Cantil: texto y dirección de Frank Texeira. Procedentes de Ceará, sus integrantes se reúnen alrededor de la exploración de espacios y conceptos escénicos, desde el gesto en su fragmentación y la palabra como imagen. Su labor está dirigida a principios formales de composición que exploran el gesto en su construcción y la noción ampliada de la narración. El espectáculo presenta al espectador un viaje donde no hay espacio y tiempo establecidos, en el que dos hombres van en busca de algo. Para el jefe el viaje es urgente y aterrador, para el empleado es sencillamente objeto de su sustento.

El Caribe que nos une no se queda detrás: desde Puerto Rico, el dúo que integran Gabriel Leyva y Gil René (director y adaptador) lleva a escena el texto de Luis Negrón Mundo cruel. La exitosa colección de relatos de ese autor, ahora adaptada como pieza teatral, revela con brío y soltura un mundo casi escondido de Santurce, en la hermana isla.

Historias de amor, una farsa poética de creación colectiva, viene desde Colombia.

Historias de amor, una farsa poética de creación colectiva, viene desde Colombia.

Con generosas dosis de gran humor, picardía y algo de melodrama, una gran variedad de personajes marginados por su sexualidad transgresora y por otros factores como la pobreza y la migración, ofrecen su sabiduría callejera, siempre desafiantes, sin victimarse, y marcadamente zafias. Tragicomedias que llevan a la risa, a la sonrisa y a la compasión enternecedora. Detrás de cada historia, con todo lo hilarantes o desgarradoras que puedan resultar, existe una reflexión importante sobre la condición humana.

Ecuador estará representado por Zona Escena y su adaptación de Mía Bonita. El cabaret de los afectos, un musical confesional, escrito e interpretado por Mario Suárez. Es una historia de amor-humor, una farsa trágica altamente crítica; su estructura es la de una pieza escénica multidisciplinaria. El origen de todo está en el descubrimiento sexual de un niño de siete años, en el campo de un pueblo de la costa, los miedos y las culpas de saberse diferente frente al rechazo de una sociedad religiosa, su posterior relación con Dios por temor y teología, y por último una vida sexual libre llena de encuentros y desencuentros en la gran ciudad (Guayaquil) dio lugar a un espectáculo musical.

Sobre él ha dicho la prensa: “Una significativa obra, necesaria, que hay que saborearla, porque devela el lado más duro de la vida de seres humanos cuyas preferencias sexuales, a pesar de todas las evidencias de su existencia, sigue sobre el tapete”.

El siempre querido México dice presente con el monólogo La mirada de un prisionero, texto, actuación y dirección de Gabriel Yépez: un trabajo de varios años de reflexión sobre los sistemas de vigilancia social a través de las tecnologías de la imagen. Los resultados que se han obtenido a lo largo de este tiempo (2006-2014

De México el Teatro Línea de Sombra llega con la pieza Baños Romak.

De México el Teatro Línea de Sombra llega con la pieza Baños Romak.

) son la publicación de una investigación acerca de los sistemas de vigilancia carcelaria y el espionaje electrónico en el espacio teatral (Libros de Godot, 2012), la realización de una exposición que muestra parte de los materiales que han conformado el proceso de investigación de manera desplegada en el espacio de exhibición de una galería de arte, una instalación basada en la recreación de una celda norteamericana de alta seguridad (Supermax Prison o ADX) y finalmente una puesta en escena a partir de los textos La balada de la cárcel de Reading, y Cartas de la prisión del escritor irlandés Oscar Wilde.

También de la patria azteca arribarán a la mayor isla del Caribe los integrantes de Teatro Línea de Sombra y la pieza Baños Romak, creación colectiva que se erige como un relato aleatorio y transversal de un ex boxeador, de un hombre viejo y de su entorno que al final configuran una imagen borrosa donde se adivina un rostro y una figura se desvela hasta el alba fumando habanos en una calle solitaria de Ciudad Juárez.

En el dossier de prensa los integrantes de ese colectivo aclaran: “Si desplegáramos sobre una mesa de trabajo los materiales de esta experiencia, tendríamos como resultado una vasta acumulación de objetos encontrados, de encabezados de prensa, de relatos reales y apócrifos, de relatos inconclusos de imágenes que se han fijado en la memoria, de hallazgos luminosos y otros impenetrables, montones de imágenes capturadas en el apremio del instante; y todo esto apenas alcanza para dibujar los contornos de la sombra de un hombre, de un lugar y de una ciudad”.

Aunque es posible que otros muchos grupos y actores solitarios lleguen de otros tantos países latinoamericanos, con lo hasta ahora confirmado estoy seguro de que esta fructífera zona que va del Río Bravo a la Patagonia estará amplia y brillantemente representada; son artistas cuyas labores, obras que los identifican y caracterizan hemos reseñado aquí.

Ello, sin dudas, aportará sus poéticas y singularidades, su visión de Nuestra América y el mundo, augurando desde ya un inmenso éxito al Festival Internacional de Teatro de La Habana.   

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.