Un mayo para el teatro latinoamericano

Fiesta donde teatristas, críticos y público comparten las singulares y complejas realidades que bullen desde el río Bravo hasta la Patagonia.

El grupo de teatro peruano Yuyachkani, llega con la obra Cartas de Chimbote.

Foto: Casa de las Américas

Del 13 al 22 del presente mes se desarrolla en La Habana el habitual evento auspiciado por Casa de las Américas, Mayo Teatral, siempre dispuesto a promover lo mejor y más representativo de la escena en la región y dedicado esta vez al “teatro de grupo”, que festeja a su vez los aniversarios de varios prestigiosos colectivos: 50 años de La Candelaria, 45 del Grupo Cultural Yuyachkani y 40 de Gayumba.

Su coordinadora y principal artífice es la teatróloga y crítica Vivian Martínez Tabares, al frente del departamento de teatro en la institución auspiciante y directora de la revista Conjunto.

En entrevista para IPS, opina que “la escena latinoamericana contemporánea no puede entenderse ni estudiarse a fondo sin tomar en cuenta el papel del teatro de grupo”.mayo-teatral-2016

“Al tratarse de una noción que trasmutada en categoría —dice— sobrepasa su sentido literal, alusivo a la naturaleza colectiva del teatro que afecta a todas sus formas de organización, en este caso implica el compromiso con una ética por parte del actor, formas singulares de participación y de la relación entre el individuo y el colectivo, así como especificidades en los procedimientos y perspectivas del trabajo creador, que involucran a todos sus integrantes y a las múltiples disciplinas en juego, cruzadas y compartidas de innumerables modos”.

Aunque esta edición enfatiza en este concepto, Mayo teatral siempre la ha tenido muy presente, afirma Tabares.

“La recurrencia apuntada ha hecho que la Temporada de Teatro Latinoamericano y Caribeño Mayo Teatral siempre haya estado estrechamente vinculada con el teatro de grupo, y a lo largo de ocho temporadas —desde que en 2001 fijara su centro en una sólida cartelera de espectáculos puestos a dialogar entre sí y con los espectadores cubanos—, ha repasado el quehacer de más de una treintena de grupos procedentes de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Perú, Puerto Rico, la República Dominicana, Uruguay, Venezuela, y de varias provincias cubanas, que han compartido la escena con compañías de teatro y danza, proyectos eventuales, actores que privilegian el unipersonal, performeros y artistas conceptuales”, comenta.

Y hablando de ellos, este año La Habana recibe a varios colectivos de vanguardia en la modalidad. Trece grupos de seis países y casi 20 obras llegan del 13 al 22 a esta edición. El circuito teatral de la calle Línea del Vedado (Sala Adol­fo Llauradó, Complejo Bertolt Bre­cht, Tria­nón, Hubert de Blanck), incluyendo las sedes de El Ciervo Encantado y el Buendía, el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso y el Teatro de la Or­den III acogen la programación, pensada de manera que todos los amantes e interesados en las tablas no se pierdan nada.

Nos visita, por ejemplo, La Tribo de Atuadores Ói Nóis Aqui Traveiz  que nació en 1978 y por más de tres décadas ha construido una trayectoria que marca el paisaje cultural del Brasil. Con la iniciativa de subvertir la estructura de las salas de espectáculos y el ímpetu de llevar el teatro a la calle, abrió nuevas perspectivas en la escena tradicional del sur del país.

Este grupo sustenta su propuesta en los preceptos de Antonin Artaud y el teatro revolucionario e investiga todas las posibilidades de la representación. En la búsqueda de una identidad, desarrolla una estética propia, fundada en la investigación dramatúrgica, musical y plástica, en el estudio de la historia y de la cultura, y en la experimentación de los recursos teatrales a partir de la dramaturgia del actor, estableciendo un nuevo modo de actuación.

Su centro de producción, la Terreira da Tribo, se destaca entre los espacios culturales de Porto Alegre, y es referencia en todo el Brasil.

Ellos son representados esta vez por Evocando los muertos-Poéticas de la experiencia, desmontaje-espectáculo de la actriz Tania Farias que recrea el camino del actor en la creación de personajes emblemáticos de la dramaturgia contemporánea. Constituye una mirada sobre las discusiones de género, aborda la violencia contra la mujer en sus variantes, temas que centran el trabajo de creación del grupo Ói Nóis Aqui Traveiz.

También está presente el homenajeado teatro La Candelaria, de Colombia, que viene con la obra Camilo, una crea­ción colectiva, bajo la dirección de Patricia Ariza. Centrada en la figura del sociólogo, sacerdote y guerrillero Camilo Torres, la pieza reflexiona en su vida a partir de su itinerario político, ideo­lógico e intelectual; además de incorporar elementos de autorreferencialidad don­de los actores se proyectan como tales, incluso hay testimonios de personas que tuvieron contacto con Camilo. Es una obra donde dialoga la teatralidad y la performatividad, contiene elementos de danza, música en vivo que interactúa con una bellísima banda sonora, un lenguaje vi­sual muy hermoso aunque bastante minimalista en su base material una manera ideal de celebrar los 50 de La Can­delaria.

El peruano Yuyachkani, por su parte, llega con una obra que, curiosamente se emparienta con la de La Candelaria: Cartas de Chimbote que, sin una perspectiva biográfica, toma a José María Ar­gue­das, el gran intelectual peruano, y a su obra como base del espectáculo. El punto de partida es su epistolario, así como sus diarios y la novela in­conclusa El zorro de arriba y el zorro de abajo. Todo ello procesado a través de la mirada de los propios actores de Yuyachkani, quienes se muestran como entes activos que dialogan con lo que representa para ellos Arguedas, en medio de los procesos sociales y políticos que está viviendo Perú.

Mientras, Gayumba —básicamente formado por dos personas, Manuel Chapuseaux y Nives Santana— acerca El Quijote no existe. “Con este grupo, apunta Vivian, estamos reconociendo la trayectoria de resistencia y permanencia que han tenido tantos grupos de América Latina en torno a una pareja. Manuel es un hombre que siempre ha defendido una línea de teatro popular muy marcada por el teatro de Bertolt Brecht y es alguien que hace mucho tiempo no está en Cuba”.

“Además de estas agrupaciones, de Mé­xico viene el teatro Los Colochos, un grupo muy jo­ven con solo cinco años de trabajo, dirigido por Juan Carillo. Traen Mendoza, versión libre del Mac­beth de Shakespeare, ubicada en el contexto de la revolución mexicana, que habla del presente, de la violencia como un flagelo social en México. Es una pieza muy expresiva visualmente, donde hay escenas truculentas pero ostensiblemente construidas desde la teatralidad, de modo que hace al espectador pensar en la riqueza que está viendo como expresión escénica. Creo que va a ser una oferta muy atractiva”, refiere la curadora del evento teatral.

La presencia cubana también es amplia y representativa: Argos Teatro y El Ciervo En­can­tado, que están de vigésimo cumpleaños y, además de ellos, se presentan en escena lo más destacado que ha ocurrido en el último bie­nio: El Público, Las Estaciones, Teatro La Rosa, Buendía, El Portazo, Danza Contemporánea de Cuba y Colectivo Persona.

No faltará el evento teórico, el habitual Encuentro de tea­tristas la­ti­no­americanos y caribeños, que sesiona entre el 16 y 17 de mayo.

Por otra parte, sesionan tres paneles que intencionan los aportes creativos de los tres grupos que están de aniversario. Cada uno de sus líderes se aproxima al tema de teatro de grupo y a las formas de agrupación y organización que practican. En el programa se incluyen además, talleres, exposiciones fotográficas y presentaciones de publicaciones que tendrán lugar dentro y fuera de la Casa.

Mayo Teatral es una fiesta que se organiza en esta parte del mundo, y donde se representan y comparten las singulares y complejas realidades que bullen desde el río Bravo a la Patagonia.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.