Fe de la heterodoxia

Comentario de Daniel Chavarría a las palabras del Presidente de Uruguay José Mujica sobre un libro de Alberto Methol Ferré.

Y yo también, su contemporáneo y admirador, doy fe de que esa “heterodoxia” evocada por el Pepe Mujica, y su “siembra de ideas renovadoras”, presidían su vida de relación, no solo ante los muchos personajes ilustres sobre quienes influyera con su portentoso intelecto, sino en su diario trato con gente común, sin talento ni galardones del espíritu.

Desde que el Tucho, muy joven aún, comenzara a trabajar en 18 de Julio y Cuareim, en el Ministerio de RR.EE., solía frecuentar el vecino Café Sorocabana de la Plaza Cagancha, un antro donde confluían señaladas figuras de la intelectualidad uruguaya, y al mismo tiempo, exiliados de la Guerra Civil Española, comerciantes, rufianes, prostitutas y ceñudos buscadores de la verdad absoluta; y a todos ellos, el Tucho, siempre elegante, con sus zapatos lustrados y trajes de buen corte, los acogía en su mesa con la misma deferencia, sin cálculo previo sobre quién era quién.

Y así como algunas personas bondadosas son capaces de jugar durante horas con un niño de dos años, por el solo regodeo de hacerlo feliz, asimismo oía con salomónica paciencia los dislates de un místico que interpretaba la biblia a su descarriado arbitrio; o de un estalinista que le recitaba de memoria a Marx sin haberlo entendido. Y esa cristiana bonhomía del Tucho, recibía como premio el sencillo disfrute de haber contribuido siquiera un poco, a esclarecer el pensamiento de personas despistadas.

Daniel Chavarría

Palabras del Presidente de Uruguay José ” Pepe” Mujica para la cuarta edición del libro EL URUGUAY COMO PROBLEMA de Alberto Methol Ferré (1929- 2009) en Argentina.

Era todavía joven cuando te conocí en largas tertulias con un viejo amigo común, el Flaco De Souza.

Tiempos del primer gobierno blanco con la Alianza Ruralista y tiempos de la célebre conversación que tú denunciaste, de Nardone con el embajador norteamericano.

Siempre la heterodoxia de tus interpretaciones me impresionaron, desde tu “Uruguay como problema” hasta los últimos tiempos en que me brindaste tu apoyo sin condiciones, pero ayudando con tu siembra de ideas renovadoras.

En ti Tucho están un puñado de mis más nobles recuerdos y tengo que balbucear “Hasta siempre, compañero”.

Pepe

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.