Apuesta vietnamita para dinamizar inversiones en Cuba

Los convenios, visitas y señales reiteradas evidencian un crecimiento este año del interés común por estrechar negocios y comercio entre ambos países.

Con la constitución de la empresa ViMariel, la corporación vietnamita Viglacera emprende una importante ampliación de sus negocios en Cuba.

Foto: Tomada de Cubadebate

Cuba amplía sus negocios y alianza con Vietnam, en coincidencia con un proceso de cambios cada vez más profundos en el modelo económico y social de este país caribeño desde hace varios años. La renovación del modelo de socialismo cubano entra ahora en una etapa fundamental con una Reforma Constitucional que trae propuestas de reordenamiento también notables en la arquitectura gubernamental.

El acercamiento entre ambos países se ha incrementado desde que Cuba apostó a las inversiones extranjeras en 2014 con una Ley más abierta que la norma que le precedió. Pero no creo que sea solo esa la razón de una aproximación bilateral que ha hecho de Cuba el tercer país  en el mundo con más inversiones vietnamitas, detrás de Laos y Cambodia, que son los primeros por razones lógicas de vecindad geográfica.

De acuerdo con la Agencia de Inversión Extranjera, de Vietnam,más de un centenar de empresas de esa nación indochina hacen negocios con la industria cubana del turismo, la construcción, el desarrollo de infraestructura, la generación eléctrica con fuentes renovables, la agricultura y la industria, sectores todos designados como estratégicos por las autoridades cubanas.

Las compañías de Vietnam se encuentran también entre las de presencia más activa en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), joya cubana en la política para atraer inversionistas de otros lares. Las partes asociadas anunciaron a inicios de año el otorgamiento a la corporación vietnamita Viglacera de una concesión por 50 años con carácter prorrogable, para levantar un parque industrial en un área de 156 hectáreas con posibilidades de expansión hasta 300. La concesión la administrará la filial ViMariel, constituida el pasado 24 de julio.

El acuerdo con Viglacera, compañía experimentada en el desarrollo de parques industriales, con más de 200 empresas inversionistas, tiene entre sus objetivos la captación de capital extranjero para la ZEDM en Europa, América Latina y Asia, declaró en La Habana el presidente de esa corporación vietnamita, TranAnhTuan.

Mediante su filial ViMariel, Viglacera se propone traer fábricas de vidrio, muebles sanitarios y vidrios planos, entre otras. Según la Directora General de la Oficina de la ZEDM, Ana Teresa Igarza, en estos momentos esa empresa mantiene conversaciones con compañías extranjeras de la industria de materiales de la construcción.

La concesión administrativa por 50 años a los vietnamitas de un área de la Zona Especial de Desarrollo Mariel busca dinamizar la entrada de capitales extranjeros a ese enclave económico.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La empresa administradora de la concesión estará centrada también en la industria pesada, la de envases y embalajes, las manufacturas en función del uso de aseo personal y del hogar, la industria biofarmacéutica, así como la actividad logística, explicó Igarza.

Las gestiones de ViMariel podrían contribuir a dinamizar la entrada de capitales extranjeros en la ZEDM. Este proceso ha avanzado a un ritmo que no satisface a los cubanos, por más que reiteran que los primeros años tras la fundación de la Zona en 2014 se dedicaron al desarrollo de infraestructura en un área casi virgen: acueducto, redes eléctricas, comunicaciones, ferrocarriles, autopistas, acondicionamiento del puerto, almacenes y una moderna Terminal de Contenedores.

Las obras han requerido inversiones superiores a 300 millones de dólares por año, financiadas por Cuba con ayuda inicial de dos créditos de Brasil.

Entre las primeras empresas extranjeras que clavaron estacas en el Mariel -36 acuerdos de inversión hasta mediados del presente año-se encuentra otra empresa vietnamita, Thai BinhGlobal InvestmentCorporation, dedicada a la producción de pañales desechables y almohadillas sanitarias.

A fin de estimular los nexos comerciales y de inversiones bilaterales, empresas de ambos países suscribieron en La Habana, a fines de julio, cinco acuerdos comerciales, dirigidos a fomentar el intercambio de productos y servicios entre los centros de promoción de comercio de ambos países, la empresa Thai Binh, la corporación cubana Artex, Industrias Nexus S.A. y entidades turísticas.

Además de constituir Cuba el tercer mayor destino de inversiones de Vietnam, esa nación indochina se ubica en el décimo lugar entre los socios comerciales de la mayor de las Antillas, con un intercambio bilateral de mercancías que promedia 265 millones de dólares por año, de acuerdo con reportes de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

Aunque el acercamiento comercial y de inversiones entre ambos países tiene un cariz netamente económico, la motivación política emerge como trasfondo inevitable no solo por la vocación socialista que defienden ambos gobiernos y los abrazos en recientes visitas políticas de primer nivel. Cuba ha emprendido experimentos y transformaciones de su modelo económico socialista para los que no ha ocultado su interés de observar y analizar experiencias de otros países.

Economistas y figuras del gobierno cubano han destacado en más de una oportunidad los éxitos de la economía vietnamita, aunque reiteran cautela hacia la copia de fórmulas ajenas, actitud razonable además por la diversidad de rasgos económicos entre estos dos países. Aún así, los respectivos líderes de ambas naciones manifiestan, aunque con variedad de enfoques, un entendimiento posible de sus correspondientes modelos de socialismo y el mercado.

Vietnam, a su vez, parece motivado por este acercamiento probablemente por percibir una oportunidad y una puerta para entrar con mayor confianza en el mercado de Latinoamérica y el Caribe. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.