Banco toca a la puerta de los negocios privados

Una de las principales instituciones financieras de Cuba ha adoptado una estrategia más agresiva de acercamiento a un sector que mira sin entusiasmo la oferta de créditos creada en 2011.

La economía cubana continúa abriéndole espacios al sector privado con alternativas que intentan fortalecer, a la par, la proyección de la banca nacional. Mediante la creación de los “gestores de trabajadores por cuenta propia”, el Banco Popular de Ahorro (BPA) acudió este año a una nueva estrategia para aproximarse a negocios que, hasta el presente, han preferido buscar sus financiamientos en puertas no oficiales.

Los llamados cuentapropistas han reaccionado muy débilmente a las ofertas de crédito que abrió la banca cubana hace cuatro años con el Decreto Ley 289. Datos de instituciones económicas indican que más del 90 por ciento de los préstamos en la nueva etapa son solicitados por consumidores para compras personales. El sector de comerciantes y productores no estatales, que sobrepasa ya la cifra de medio millón, mira con poco interés en esa dirección.

Ante respuesta tan pobre, el BPA, que opera en todas las provincias del país menos la capital, preparó un cuerpo de especialistas “con la tarea de acompañar la actividad económica de los cuentapropistas”, dijo la directora de Banca de Negocios de esa entidad, Greicher La Nuez.

Con la filosofía de “tocarle la puerta al cliente”, el banco se propone que “los privados puedan recibir asistencia en su propio negocio, sin necesidad de recurrir a las sucursales”, declaró la funcionaria de una institución financiera que se autodefine como el banco de la familia cubana.

El BPA busca ajustarse a las exigencias de los trabajadores por cuenta (TCP), que se mantienen reacios al crédito, por causas entre las que “sobresale la falta de hábito, confianza y cultura sobre el tema”, según la nota de la AIN. Otros funcionarios de esa entidad también reconocen inexperiencia de su parte en el servicio a ese segmento económico.

Los gestores de TCP acuden hasta los negocios privados para intentar convencerlos de las ventajas de asesorarse con el banco en sus negocios. Pero tienen la misión sobre todo de atraerlos para contratar créditos bancarios.

Según La Nuez, el BPA captó por esa vía entre el 40 y el 45 por ciento del total de préstamos concertados durante los últimos cuatro meses. Ante tales resultados, el banco valora la posibilidad de incrementar el número de gestores.

Además de incitar la contratación de créditos para el financiamiento de inversiones y negocios privados, con esta nueva figura el banco aspira a promover también prestaciones como la banca remota. Mediante esta alternativa, solo ofrecida antes a las personas jurídicas, el cliente se conecta a un sitio web para realizar transferencias de fondos y recibir información sobre sus cuentas.

Con esta ampliación de servicios, el BPA le sigue los pasos a un rival, el Banco de Crédito y Comercio (Bandec), reconocido como la institución que más ha financiado a trabajadores por cuenta propia, desde la aprobación en el 2011 de la nueva política crediticia.

Hasta el presente, sin embargo, el Bandec solo ha erogado cerca de 30 millones de pesos con ese destino y los beneficiarios apenas representan el cinco por ciento del medio millón de cuentapropistas registrados en el país, de acuerdo con cifras reportadas por esa entidad.

Para eliminar tal frialdad, el banco ha ensayado tasas de interés más atractivas, ha simplificado la documentación y reajustado los períodos de gracia. Y creó también su propia alternativa para atraer cuentapropistas, el “gestor de microcrédito”, con el propósito de brindarles asistencia a los TCP.(2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.