El Oriente mira hacia la biotecnología cubana

Se estrechan los vínculos comerciales de la industria farmacéutica cubana con polos importantes del comercio y la economía mundial.

Tomado de Granma

la visita del ministro chino de Administración de Alimentos y Medicamentos (CFDA), Zhang Yong, confirmó las intenciones de ampliar negocios con Cuba en el campo farmacéutico y biotecnológico.

La carrera cubana por la pista de la biotecnología y la industria farmacéutica ha tomado impulso este año a cuenta de acuerdos gubernamentales con núcleos duros del comercio mundial, asociaciones empresariales y registros externos de sus productos. Con presencia en más de 50 países, las vacunas, medicamentos y equipos médicos de Cuba se ha expandido hasta ocupar un lugar destacado en su cuadro de exportaciones.

La visita a La Habana en septiembre de una delegación china encabezada por el ministro de Administración de Alimentos y Medicamentos (CFDA) del gigante asiático, Zhang Yong, confirmó la intención bilateral de “llevar a planos superiores la cooperación entre Cuba y China”, con énfasis en sectores de tecnología de avanzada. Las negociaciones más recientes dieron continuidad a los convenios firmados entre ambas naciones durante la estancia en Cuba del Presidente Xi Jinping en julio de este año.

Con el propósito evidente de evaluar el rigor y calidad de la industria biotecnológica cubana, Zhang Yong recorrió esta vez laboratorios del Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED), autoridad reguladora de las producciones del sector en la mayor de las Antillas.

El director de esa institución, Rafael Pérez Cristiá informó a la prensa en esta oportunidad acerca de avances de ensayos clínicos en China para introducir en ese país el Heberprot-P, la innovación estrella más reciente del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), medicamento exclusivo en el mundo para el tratamiento de úlceras del pie diabético.

Los anticuerpos monoclonales del Centro de Inmunología Molecular (CIM) han incursionado en el tratamiento exitoso de diversos tipos de cáncer.En la nación asiática también se llevan a cabo estudios clínicos de varios productos del Centro de Inmunología Molecular (CIM) como el anticuerpo monoclonal Itolizumab, concebido para el tratamiento de enfermedades autoinmunes, y el CIMAvax EGF, identificada como primera vacuna terapéutica en el mundo contra el cáncer avanzado del pulmón. A la par, se encuentran en proceso de registro sanitario otro anticuerpo monoclonal del CIM, el Nimotuzumab, para el tratamiento del cáncer de esófago y el Interferón Pegilado, una versión más desarrollada del producto pionero del CIGB la biotecnología y la ingeniería genética cubana.

“Deseamos que muchos más de estos novedosos productos entren al mercado chino”, manifestó Zhang Yong.

Entretanto, las empresas MediCuba y FarmaCuba se ocupan de la importación de 98 productos de 12 proveedores chinos, correspondientes a 41 especialidades farmacéuticas, incorporados todos al Cuadro Básico de Medicamentos del país.

Varios de los novedosos fármacos cubanos que han despertado el interés chino se encuentran registrados ya en una veintena de países de América del Sur, África y Asia, incluidos Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, los cinco integrantes del grupo BRICS, líder de las economías emergentes en el mundo.

A inicios de septiembre, la ministra rusa de Salud, Veronika Skortsova, recibió personalmente en Moscú al Director General del CIGB, Luis Herrera. Skortsova abogó por una mayor presencia en su país de los fármacos producidos por la biotecnología cubana, cuya calidad alabó públicamente.

Como parte de esa intensa labor de intercambios científicos y promoción comercial en el mundo, otro líder de la biotecnología caribeña, Agustín Lage, Director General del CIM, visitó China en abril de este año e invitó a los empresarios de ese país a invertir en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, enclave que privilegia las inversiones extranjeras en campos como la biotecnología.

El registro en Turquía del Heberprot-P, para la terapia de la úlcera del pie diabético, le ha abierto a ese fármaco cubano una puerta probable para entrar en el difícil mercado europeo.Más difícil ha sido la penetración de productos cubanos en el mercado europeo, por la resistencia de transnacionales farmacéuticas de ese continente. Pero un paso significativo lo dio recientemente el Heberprot-P. A la lista de mercados abiertos a ese medicamento, de efectividad probada en 31 mil pacientes cubanos y más de 150 mil de otros veinte países, se sumó Turquía, donde lo registró hace unos días la empresa Hasbiotech, fundada únicamente para hacer negocios con Cuba en el campo de la biotecnología.

Mientras avanzan las negociaciones entre Ankara y Bruselas para hacer de Turquía un miembro pleno de la Unión Europea, ya existen acuerdos importantes entre ambas partes, referentes a la industria farmacéutica y la inscripción de medicamentos. “Tener el producto registrado en Turquía es paralelo a tenerlo registrado en Europa, gracias a estos convenios. Aunque de un país a otro puede haber pequeños cambios por las características de cada territorio, la forma que se utiliza para el registro es la misma o muy similar”, declaró a fines de septiembre a la prensa cubana Omer Giray, presidente de la compañía turca Giraylar, socio comercial de Hasbiotech.

Con ingresos externos superiores a 500 millones de dólares en 2011, según el último dato acreditado por la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), las producciones farmacéuticas y de equipos médicos se han colocado en el segundo lugar de las exportaciones cubanas de bienes y le imprimen un nuevo signo al comercio exterior del país. (2014).

 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.