En espera del mercado mayorista

Una tienda mira en Cuba hacia el sector privado en expansión, para aliviar las presiones que este último ejerce sobre el consumo minorista.

La nueva tienda, Zona +, ofrece productos en envases y presentaciones que favorecen las compras de los negocios de la gastronomía privada y las casas de alojamiento.

Foto: Tomada de Cubadebate

Cuando abrió las puertas a fines de julio, una nueva tienda de la corporación Cimex ofreció una opción al sector privado en Cuba, pero ha dejado pendiente una vieja demanda. Creada en el reparto Miramar, de La Habana, con el nombre Zona +, la instalación puso al alcance de los consumidores una oferta desconocida, que alivia la gestión comercial aunque no satisface la petición de mercado mayorista para cooperativas y trabajadores por cuenta propia.

Las largas galerías del establecimiento exhiben, en altos estantes, alimentos y productos de higiene, entre otros, en envases y presentaciones de gran formato, a diferencia del comercio minorista común. Esta alternativa la agradecen en particular los restaurantes, cafeterías y casas de alojamiento del sector privado, a juzgar por las reacciones iniciales.

Los consumidores se lanzaron a adquirir de inmediato cajas y cajas de pollo de gran volumen, paquetes de espaguetis de cinco kilos cada uno, sacos de leche en polvo, tanques de aceite de 20 litros, bolsas de detergentes de diez kilos, blíster completos de cerveza y refrescos y otros bienes que se veían obligados a comprar antes en paquetes pequeños en las tiendas convencionales.

El administrador general del establecimiento, Javier Muñoz, dijo que “desde el primer día hemos tenido grandes volúmenes de venta”. La facturación diaria se mantiene entre 10 mil y 16 mil pesos convertibles (CUC, igual a un dólar estadounidense en el cambio oficial).

No es todavía el comercio mayorista que solicita el sector privado y que ha prometido el gobierno, pero facilita las compras y reduce la presión sobre las tiendas minoristas destinadas a la población.

No es todavía el comercio mayorista que solicita el sector privado y que ha prometido el gobierno, pero facilita las compras y reduce la presión sobre las tiendas minoristas destinadas a la población.

Múltiples compradores de restaurantes privados manifestaron a la prensa su satisfacción por “lo bueno de la venta en mayores formatos”. “Cuando son más pequeños se gasta más”, dijo uno. “Te ahorras dar varios viajes, pues aquí cargas una o dos veces a la semana”, declaró otro. Pero también denunciaron que el suministro y oferta de productos atraviesa por fallas similares a las cotidianas en el resto de las tiendas.

El centro admite a cualquier consumidor minorista, pero “nuestros clientes meta son los cuentapropistas, en especial quienes se vinculan a las actividades de la gastronomía y los arrendatarios de casas particulares, los que más han crecido en los últimos tiempos”, informó la directora de mercadotecnia de la corporación Cimex, Gretchen Alfonso.

Los trabajadores por cuenta propia señalaron, sin embargo, que continúa pendiente la apertura del mercado mayorista que solicitan desde hace años. Lo demandan las pequeñas empresas privadas y las cooperativas que aparecen en la actividad no agropecuaria, y lo ha prometido el gobierno, como parte de la estrategia para fortalecer los negocios privados en la economía cubana.

Más de un entrevistado de ese sector lamentó que no existen diferencias significativas con los precios de otras unidades comerciales. “Ojalá en un futuro se comiencen a hacer descuentos o se apliquen precios diferenciados para nosotros, que somos grandes clientes”, dijo el comprador de un restaurante de La Habana Vieja, el Ivan Chef.

La directora de mercadotecnia de Cimex aclaró, a su vez, que Zona + no era una tienda mayorista, aunque naciese para aliviar las compras al por mayor. Los precios varían muy poco en comparación con el resto de las tiendas.

“Las tiendas mayoristas tienen otros sistemas de trabajo, otra manera en la formación de precios –explicó Gretchen Alfonso-. Debemos apuntar que aunque no se aplica diferenciación de precios, los márgenes comerciales son favorables en este tipo de productos, lo que estimulan su compra en lugar de hacerlo en pequeñas proporciones”.

Tras reiterar que “es una tienda minorista”, Alfonso comentó que este centro también busca reducir la competencia que representan las empresas privadas para los consumidores de la población, cuando unas y otros salen a comprar los mismos productos en el barrio.

La nueva tienda de Cimex apareció como una opción comercial nueva. Si es solo un primer paso, como anuncia la corporación, debe expandirse a otros municipios de La Habana y provincias de Cuba y a formas de gestión que abran el acceso de los negocios privados a una oferta mayorista similar a la disponible por empresas y actividades económicas estatales.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.