Histórico acuerdo financiero

El Club de París eximió al gobierno cubano del pago de los millonarios intereses acumulados por una deuda estancada desde la década del 80.

El acuerdo alcanzado con el Club de París mejora la credibilidad internacional cubana para ampliar sus nexos comerciales con el exterior y la entrada de inversiones extranjeras.

En un arreglo definido como histórico, el Club de París aceptó condonar parte sustancial de la deuda superior a 11.000 millones de dólares que arrastraba Cuba con integrantes de ese grupo de países acreedores y refinanciar el resto de los adeudos. La noticia, anunciada el 14 de diciembre, pone término a negociaciones que mantenían ambas partes para zanjar un estancamiento de pagos de casi tres décadas.

“Este acuerdo permite resolver definitivamente la cuestión de la deuda a medio y largo plazo de Cuba, que no había sido pagada desde la década de 1980”, declaró en un comunicado el Ministerio de Finanzas de Francia, país que lideró las negociaciones como principal acreedor.

Del débito total, de 11.100 millones de dólares, el Club de París eximió a Cuba del pago de los intereses acumulados en el período de impago, los cuales ascendían a 8.500 millones de dólares (http://www.cubadebate.cu/noticias/2015/12/12/gobierno-y-grupo-de-acreedores-establecen-acuerdos-sobre-deuda-cubana/#.VnKoxU_AyJk). La Habana se comprometió, a cambio, a abonar en un plazo de 18 años los 2.600 millones de dólares del principal.

El gobierno galo, en particular, anuló adeudos por concepto de unos 4.000 millones de dólares por intereses atrasados, y que representaban la mayor parte del dinero que le debía la nación antillana. El acuerdo implica que de los 470 millones que pagará La Habana, 230 millones serán invertidos en proyectos de desarrollo en Cuba, informó el Ministerio de Finanzas.

Como parte de las negociaciones que ambas partes sostienen desde hace meses, el presidente del Club de París, Bruno Bézard, acudió a La Habana en marzo pasado, poco después de condonarle Rusia a Cuba el 90 por ciento de su deuda.

Como parte de las negociaciones que ambas partes sostienen desde hace meses, el presidente del Club de París, Bruno Bézard, acudió a La Habana en marzo pasado, poco después de condonarle Rusia a Cuba el 90 por ciento de su deuda.

El Club de París celebró el progreso alcanzado por la mayor de las Antillas para poner en orden sus finanzas externas. “Este acuerdo allana el camino para una nueva era en las relaciones entre Cuba y la comunidad financiera internacional”, dijo en el comunicado el ministro galo de Finanzas (http://www.boursier.com/actualites/economie/cuba-obtient-l-annulation-des-interets-de-retard-de-paiement-de-sa-dette-30098.html?fil2), Michel Sapin.

España, segundo mayor prestamista de Cuba en el grupo, decidió condonarle 1.880 millones de dólares de los intereses acumulados, pero cobrará los 590,7 millones de dólares de la deuda original.

Otros miembros del Club de París son Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Finlandia,  Suiza y el Reino Unido.

La reunión para sellar el acuerdo tuvo lugar del 10 al 12 de diciembre en la capital francesa, pero estuvo antecedida por intensas negociaciones, incluida una visita del presidente del Club de París, Bruno Bézard (http://www.ipscuba.net/espacios/por-su-propio-peso/camino-al-andar/club-de-paris-se-arrima-a-negociar-con-cuba/), a La Habana en marzo pasado para estudiar la renegociación de la deuda y los pagos incumplidos por Cuba con varios países de esa agrupación de prestamistas.

Bajo el mandato de Raúl Castro, el gobierno cubano ha desarrollado una labor de ordenamiento de sus finanzas externas, con el objetivo de ganar credibilidad internacional.

El reciente acuerdo da continuidad a reestructuraciones anteriores de las deudas de esta nación caribeña con otros países, como China, México, Japón y Rusia (2015).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.