La niña de los ojos del desarrollo

El programa cubano de preparación frente a desastres naturales que antecedió al huracán Matthew priorizó la protección de parques fotovoltaicos y otras instalaciones que emplean fuentes renovables de energía.

La Defensa Civil orientó el desmontaje de los parques fotovoltaicos instalados en las provincias amenazadas por el huracán Matthew.

Brigadas especializadas se disponen a reinstalar los parques fotovoltaicos en las provincias del oriente cubano, con la misma diligencia con que los desmontaron antes de aproximarse el huracán Matthew a la costa suroriental del país. La retirada y protección de los paneles solares ocupó un lugar prioritario entre las medidas de preparación contra desastres naturales que el gobierno orientó esta vez.

El cuidado previsor con que trataron esas instalaciones confirma la importancia otorgada en el país a un programa inversionista de alcance estratégico: la expansión acelerada de la generación de electricidad a partir de fuentes renovables de energía.

La prensa y las autoridades siguieron de cerca en la provincia de Guantánamo el desmontaje de los 21.000 paneles solares del parque fotovoltaico de Santa Teresa. Con una capacidad de generación de 14 megaWatts, es uno de los mayores del país hasta el momento. Lo construyeron hace tres años en una de las zonas de mayor radiación solar, cerca de la Base Naval de Guantánamo.

En las provincias orientales de Santiago de Cuba y Granma, técnicos e ingenieros llevaron a cabo operaciones con igual fin en instalaciones similares.

Cuba cuenta actualmente con 21 parques fotovoltaicos y una capacidad de generación de 34,8 mW. Pero aspira expandir esa potencia hasta 700 mW en los próximos años. Cienfuegos, Pinar del Río, Camagüey, Isla de la Juventud y Sancti Spíritus son otras provincias que este año sincronizaron al Sistema Eléctrico Nacional instalaciones nuevas para producir electricidad a partir de la luz solar.

Mediante el desarrollo de tecnologías como los parques eólicos y otros Cuba aspira a elevar hasta un 24 por ciento la participación de fuentes renovables en la generación de electricidad.

Mediante el desarrollo de tecnologías como los parques eólicos y otros Cuba aspira a elevar hasta un 24 por ciento la participación de fuentes renovables en la generación de electricidad.

Pinar del Río, en el extremo occidental de Cuba, se propone liderar esa opción energética. El director de inversiones de la Empresa Eléctrica en la provincia, Michel Casal, informó a la prensa que ya han seleccionado áreas para 28 parques fotovoltaicos, que tendrán capacidad total de 105 mW. Por tanto, podrán cubrir el 70 por ciento de la demanda provincial de electricidad.

El programa cubano de transformación de la matriz energética planea elevar la participación de las fuentes renovables desde el 4 por ciento actual hasta un 24 por ciento en 2030. La energía solar es apenas una pieza.

Otras dos alternativas fundamentales son la energía del viento y la producción de electricidad a partir del bagazo que queda como subproducto en los centrales azucareros y otros residuos forestales. Los primeros cuatro parques eólicos, distribuidos en la costa norte de Holguín y Las Tunas, se prevén ampliar hasta 13, una parte mediante créditos de largo plazo y otros con inversión extranjera. Tendrán una capacidad total de 633 mW. A su vez, las 198 bioeléctricas proyectadas aportarían 755 mW.

Unido a otras fuentes renovables, sumarían más de 2.100 mW a la capacidad de generación del país, informó el director de Energía Renovable del Ministerio de Energía y Minas, Rosell Guerra, en una Cumbre sobre energía e infraestructura celebrada en La Habana en septiembre con participación de 14 países.

Con este programa inversionista, Cuba aspira a ganar independencia energética, disminuir los costos de la generación eléctrica y aumentar la seguridad del suministro, declaró Guerra en la reunión internacional. Otro beneficio valorado es la contribución a reducir la emanación de CO2 a la atmósfera como medida para enfrentar el calentamiento del clima.

Tanto el acercamiento de la economía a su independencia energética como el beneficio que implica para el medio ambiente son clave para aproximar el proceso de transformaciones económicas cubano al criterio de sostenibilidad propuesto para el modelo cubano de desarrollo. (2016).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.