Lazos aéreos que acercan más a EE.UU. y Cuba

Las autoridades de la aviación civil de Estados Unidos y Cuba pactaron la reapertura de vuelos regulares entre ambos países, medio siglo después de su cancelamiento.

Con la reapertura de rutas comerciales regulares entre Cuba y EEUU, ganará estabilidad un tránsito de personas que ha crecido a cuenta de los vuelos chárter.

Foto: Tomada del blog cartasdesdecuba.com

Las líneas aéreas recibieron finalmente luz verde para restablecer vuelos regulares entre las ciudades de Estados Unidos y Cuba.  El acuerdo, uno de los más demandados por medios empresariales estadounidenses, había sido anunciado a fines de diciembre pasado.

El ministro cubano de Transporte, Adel Yzquierdo, y su homólogo norteamericano, Anthony Foxx, pusieron fin a 53 años de inconexión aérea comercial, al rubricar el documento el 16 de febrero en un salón de protocolo del Hotel Nacional de Cuba. La ceremonia, que puso fin a un intenso proceso de negociación, contó con la participación también de Charles Rivkin, Secretario Adjunto para Asuntos Económicos y de Negocios del Departamento de Estado, y el Presidente del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), Alfredo Cordero Puig.

El secretario de Transporte calificó de histórico el pacto y dijo que “significa más que el comienzo de nuestra relación de aviación civil, representa un hito de significación crítica en los esfuerzos de los Estados Unidos por tener un diálogo con Cuba y normalizar las relaciones, como se lo propuso el presidente Barack Obama hace solo 14 meses”.

“El inicio de los vuelos comerciales da fe de que sigue en pie nuestro compromiso de fortalecer los lazos”, agregó Foxx.

Yzquierdo coincidió en que el memorando contribuirá al avance de los vínculos entre ambos países, vínculos que entraron desde el segundo semestre del año pasado en una etapa de intercambio cada vez más intenso de delegaciones oficiales.

El Memorando de Entendimiento firmado por las máximas autoridades de la aviación civil de ambos países prevé una frecuencia diaria de hasta 20 vuelos regulares entre EEUU y La Habana y 10 más con cada uno de otros nueve aeropuertos internacionales cubanos.

El Memorando de Entendimiento firmado por las máximas autoridades de la aviación civil de ambos países prevé una frecuencia diaria de hasta 20 vuelos regulares entre EEUU y La Habana y 10 más con cada uno de otros nueve aeropuertos internacionales cubanos.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Esta semana, mientras el ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca, se reunía en Washington con la secretaria de Comercio, Penny Pritzker, y el Secretario del Departamento de Estado John Kerry, una delegación de congresistas y empresarios norteamericanos aterrizó en La Habana para explorar el escenario y el mercado cubano.

Justo en este momento, la Casa Blanca y La Habana anunciaron la visita a Cuba en marzo próximo del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Las cláusulas del documento de la aviación civil establecen la posibilidad de realizar hasta 20 vuelos regulares diarios desde Estados Unidos hasta La Habana, el mayor mercado de la nación caribeña. También admite hasta 10 frecuencias de vuelo entre ciudades norteamericanas y otros nueve aeropuertos cubanos (Camagüey, Cayo Coco, Cayo Largo, Cienfuegos, Holguín, Manzanillo, Matanzas, Santa Clara y Santiago de Cuba).

“Es importante recordar que el nivel actual (de vuelos comerciales) es cero”, subrayó el subsecretario de la división de Transportes en el Departamento de Estado, Thomas Engle, integrante de la delegación oficial presente en la firma del Memorando.

Desde el 17 de diciembre de 2014, los viajes entre ambos países aumentaron progresivamente, pero solo mediante los vuelos chárter autorizados desde 1977. En 2015, unos 160 mil ciudadanos de EEUU llegaron a la Mayor de las Antillas, un alza del 57 por ciento con respecto a 2014, a pesar de que Washington mantiene vedada la posibilidad de sus ciudadanos para hacerlo por motivos de turismo; solo otorga licencias para 12 categorías: razones religiosas, familiares, de salud, académicas, culturales, de negocios y otras.

El Memorando indica que las partes firmantes no descartan un incremento del tránsito aéreo entre ambos países, pues establece que las autoridades competentes podrán solicitar aumentos de las frecuencias de vuelos en cada temporada. También prevé que las aerolíneas de ambos países concerten arreglos comerciales de colaboración.

El ministro cubano del Transporte destacó que el texto establece el compromiso de ambos países de proteger a la aviación civil contra actos de interferencia ilícita y reiteró la voluntad de actuar en conformidad con los convenios internacionales de que ambos gobiernos son signatarios.

Apenas firmado el documento, aerolíneas norteamericanas como Delta Airlines declararon el propósito de solicitar rutas al Departamento de Transporte.

Las autoridades estadounidenses prometieron comenzar pronto la revisión de las solicitudes y el análisis de la viabilidad de los planes. Esperan tener una respuesta en los meses del verano, explicó a periodistas el subsecretario adjunto de Transporte para Aviación, Brandon Belford. Teniendo en cuenta que las aerolíneas también tendrán que cumplir requisitos ante el IACC y otras entidades de la parte cubana, la previsión es que los primeros vuelos hacia la isla comiencen a operar “en algún momento del otoño”, opinó Belford. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.