Lo que el viento trae a Cuba

Con la construcción de dos parques eólicos de tecnología china, Cuba se propone multiplicar la generación de electricidad con esa fuente renovable de energía.

Parques eólicos instalados antes por Cuba, como los de Gibara 1 y 2, tenían un carácter experimental.

Foto: Tomada de Radio Angulo

Cuba anunció la continuidad en 2018 de las inversiones para el desarrollo de la generación eléctrica con fuentes renovables de energía, mediante obras que ampliarán la participación del viento, como parte de un ambicioso programa para aprovechar también otras alternativas, como la luz solar y la biomasa cañera.

Los dos mayores parques eólicos del país comenzarán a levantarse en breve con tecnología china en la zona oriental, como parte del plan para transformar la matriz energética nacional.

Este complejo eólico sin escala precedente similar en Cuba está integrado por dos parques, La Herradura 1 y La Herradura 2, al norte de la provincia de Las Tunas, a 600 kilómetros al este de La Habana, dotado con tecnológica de suministradores chinos, informó a la prensa la jefa de la Dirección Integrada de Proyectos Eólica, Adela Álvarez.

La ingeniera Álvarez explicó que los dos parques, actualmente en fase inicial de instalación, generarán de conjunto alrededor de 101 megavatios (MW), con lo cual “serán los mayores de Cuba, pues los que existen hasta este momento son básicamente experimentales”.

La nación caribeña cuenta hoy con 20 aerogeneradores distribuidos en cuatro parques: Turiguanó, en Ciego de Avila (centro-norte), Los Canarreos, en la Isla de la Juventud (suroeste), y Gibara 1 y Gibara 2, en Holguín (noreste). La potencia instalada en conjunto es de 11,7 MW. También dispone de más de 9.300 molinos de viento para labores agropecuarias fundamentalmente.

En estos momentos se adelantan las obras de infraestructura asociada a los nuevos parques eólicos y se perfilan detalles técnicos con vista a poner en funcionamiento al menos un circuito en diciembre de este año.

Alvarezinformó que las empresas seleccionadas por las autoridades cubanas para el suministro de la tecnología fueron las chinas GoldwindScience and Technology, proveedor líder mundial de turbinas eólicas en los últimos tres años, y Dongfang Electric Corporation, un grupo con más de medio siglo de experiencia en el desarrollo de energías renovables y alta tecnología.

En el programa para transformar la matriz energética cubana, la energía eólica tiene participación junto a la energía fotovoltaica y la bioelectricidad.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Suministrados por Goldwind, en el parque de La Herradura 1 se emplazarán 34 máquinas, con una altura de 65 metros, aspas de 37 metros y 1,5 MW de potencia, mientras La Herradura 2 contará 20 equipos de mayor altura y potencia, 80 metros y 2,5 MW, y aspas de 54 metros, que proveerá Dongfang.

Según el especialista principal del grupo técnico, Miguel Casí, el primer parque eólico podrá generar cerca de 153 Gigawatts/hora (GW/h) anualmente y el segundo, 150 GW/h. La generación de ambos implicará un ahorro de petróleo cercano a 79.000 toneladas anualmente y se dejarían de emitir a la atmósfera 256.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2).

El programa de desarrollo de la energía eólica prevé la construcción de otros 12 parques en distintas zonas del país para generar en total 633 MW. La ejecución de siete de estos enclaves está propuesta con capital extranjero e inversiones que superen los 600 millones de dólares, mientras que los restantes serán a través de otras vías de financiamiento.

De una tradición eléctrica asentada casi totalmente sobre el consumo de petróleo, Cuba se propone sostener el 24 por ciento de la generación de electricidad con fuentes renovables en el año 2030. La meta es tensa. Tras concluir el año pasado solo el 90 por ciento del programa de inversiones asociado, las fuentes renovables cubrieron apenas el 4,25 por ciento de la matriz en 2017, de 4,6 por ciento planificado. El gobierno se propone elevar la participación a 4,35 por ciento este año. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.