Mariel acelera negociaciones con capital extranjero

Compañías de 36 países buscan espacio en la Zona Especial de Desarrollo creada en Cuba para liderar la nueva etapa de inversiones foráneas.

La energía renovable, la producción de neumáticos radiales y la producción de envases de vidrio aparecen entre los proyectos de inversión más maduros.

Con la confirmación de un incremento progresivo de los inversionistas extranjeros interesados en colocar su capital en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), directivos de ese enclave volvieron a la reciente edición de la XXXII Feria Internacional de La Habana (FIHAV 2014), un año después de su primera presentación pública ante los hombres de negocios del mundo.

En un foro con participantes nacionales y foráneos en la mayor cita comercial de Cuba, la Directora de la Oficina regulatoria de la ZEDM, Ana Teresa Igarza, anunció esta vez que empresas de 36 país habían traído propuestas de inversión en ese lugar. España, Cuba, Italia, Vietnam, China, Francia, Brasil, México, Holanda y Canadá se encuentran entre las naciones más representadas, informó la ejecutiva, quien confía en que los primeros proyectos serían aprobados a inicios del próximo año.

Cuando solo habían transcurrido poco más de dos meses desde su inauguración oficial el pasado 27 de enero, la cifra de proyectos en negociación ascendía a 15. De acuerdo con declaraciones de Igarza reproducidas en aquel momento por el periódico Trabajadores, la Oficina aspiraba a que varias de esas inversiones estuvieran en marcha antes de concluir el actual año. 

En la Feria Internacional de la Construcción de La Habana, celebrada en abril, la Directora de la Oficina explicó que las “intenciones” de inversión en Mariel “se mantienen y han ido creciendo”, y dijo que la proyección es que “a más tardar” concluido el primer semestre estuvieran listos un grupo de expedientes para su tramitación.

A juzgar por la información más reciente, aún no habían terminado todos los requisitos exigidos para la “maduración” plena de las negociaciones. Pero otros reportes indican avances importantes para inversiones en varios de los sectores priorizados en la Zona, entre los cuales están las energías renovables, las industrias sideromecánica, ligera y química (envases de vidrio, productos de aseo y textiles), proyectos logísticos, electrónica, producciones agroalimentarias y la industria biotecnológica y farmacéutica.

Durante el foro, Igarza reiteró las ventajas especiales que la ZED Mariel ofrece a las compañías inversionistas. Además de la renovación total de su puerto, dotado con una moderna terminal de contenedores, y la cercanía a la capital -45 kilómetros al oeste de La Habana-, la Zona posee un marco regulatorio atractivo -régimen tributario benigno y normas laborales y salariales eficaces- y ha adoptado un sistema que se propone acortar la lentitud tradicional para dar luz verde en Cuba a una inversión extranjera.

“Ya la Zona cuenta con la infraestructura básica para el establecimiento de los primeros inversionistas, dígase electricidad, agua, infocomunicaciones, solo viene faltando la nivelación de las parcelas y la posibilidad de llevar estos servicios hacia el interior de las instalaciones”, explicó hace unos días la directora de la Oficina.

La Agencia de Información Nacional (AIN) citó el caso de una fábrica de neumáticos radiales, negociada por la Empresa de la Goma, de Cuba, con firmas de Rusia y China. A un año de su primera presentación, la directora de la Oficina regulatoria de la ZED Mariel anuncia avances en las negociaciones con empresas de 36 países.

El Director Adjunto de la entidad cubana, José Lázaro Llorens Peña, dijo que el proyecto, con participación de la compañía rusa Tatneft, busca acceder a tecnología novedosa, equipamiento y know how para construir en el Mariel una planta con capacidad para producir, como mínimo, un millón 200.000 neumáticos al año. Con ese volumen de producción, Cuba sustituiría en breve tiempo el nivel de importaciones en ese renglón.

La demanda nacional de ese tipo de gomas ligeras y de transporte ronda las 800 mil unidades, informó el directivo de esa firma del Grupo Empresarial de la Industria Química. De alcanzar la producción estimada, quedarían unos 400 mil neumáticos para la exportación.

Cumpliría así varios de los objetivos enfatizados en la nueva política de apertura a las inversiones extranjeras: acceder a capital y tecnología, sustituir importaciones costosas, diversificar exportaciones, ampliar los ingresos cubanos en moneda dura, y alimentar el crecimiento económico.

De los 246 proyectos potenciales que ofrece la Cartera de Oportunidades presentada por Cuba en FIHAV, 25 corren a la cuenta de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, una suerte de proa en la actual reapertura cubana a las inversiones foráneas. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.