Oportunidades de inversión extranjera vuelven la mirada hacia oriente de Cuba

El nuevo portafolio incorpora por primera vez una distribución territorial de las iniciativas.

La mayor parte de las propuestas de inversión foránea dedicadas a la zona oriental se concentran en Holguín. En la foto, Hotel Segundo Frente.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Con 89 proyectos para cinco provincias de la zona oriental cubana, la cartera de oportunidades de inversión extranjera 2018-2019 intenta atraer la mirada hacia la región con menor desarrollo económico del país.

Estas oportunidades se insertan entre las 525 incluidas en la más reciente edición del portafolio, que incorpora 168 proyectos nuevos. Al cierre de 2017, el 70 por ciento de los negocios se centraba en turismo, energía y minas e industria

De los 89 proyectos que abren las puertas a una mayor participación foránea, la mayor parte se concentra en la provincia de Holguín, con 35, seguida de Santiago de Cuba (19), Granma (13), Las Tunas (11) y apenas siete para Guantánamo.

Por sectores, 43 proyectos corresponden a la administración y comercialización de instalaciones hoteleras existentes y en construcción, fundamentalmente en Holguín (con 20, en los municipios de Banes, Ramón de Antilla, Rafael Freyre y Holguín), así como dos redes de ecoalojamientos en Granma y Guantánamo.

Además de captar divisas frescas mediante el turismo, de realizarse las inversiones, esos territorios contribuirían a la sustitución de importaciones (neumáticos, alimentos), reducción de residuos sólidos urbanos, incrementar las exportaciones y brindar servicios de reparación y construcción naval, entre otros.

En esos cinco territorios se proponen siete proyectos de bioeléctricas –de un total de 11 en el país-, como parte de las prioridades para modificar la matriz energética de generación y consumo disminuir la ineficiencia del sistema eléctrico, reducir la dependencia de combustibles fósiles y contribuir a la sustentación medioambiental.

Contrastes

Además del importante desarrollo turístico, para la provincia con la tercera mayor población del país, Holguín, se reservan cuatro proyectos relacionados con la minería (colas rojas, colas negras nuevas, gestión y transportaciones de minerales y servicios a equipos mineros y de movimiento de tierra), en Moa, con grandes reservas de níquel.

Las colas negras son residuales de la planta niquelífera Ernesto Che Guevara, que pueden contener niveles de hierro, níquel, cobalto y óxidos de silicio, magnesio y aluminio, mientras que de las rojas, que se almacenan desde 1961 como resultado del proceso de lixiviación ácida, se estima existen hoy unos 80 millones de toneladas, explica la cartera de oportunidades.

En Guantánamo, el territorio de menor desarrollo económico, sin embargo, tres oportunidades se centran en el turismo: administración y comercialización de hoteles existentes –no a su construcción-, y en una red de ecoalojamientos del turismo de naturaleza. Las otras tres se relacionan con el cacao (2) y a la producción de cerdos (1).

Las siete oportunidades llegan a solo dos municipios (Guantánamo y Baracoa) de los diez en los que se divide el territorio.

 

Dos iniciativas en Guantánamo, la provincia de menor desarrollo, se relacionan con el cacao.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Política para la inversión

De manera general, la modificación de la matriz energética hacia fuentes renovables, ampliación de capacidades hoteleras, desarrollo de las infocomunicaciones, aumento de la conectividad, industria de envases y embalajes, los puertos, aeropuertos y la red ferroviaria, figuran entre los sectores prioritarios para la atracción de capitales.

Considerada una fuente de desarrollo económico a corto, mediano y largo plazos, la inversión extranjera tiene entre sus objetivos el acceso a tecnologías de avanzada, la captación de métodos gerenciales, la diversificación y ampliación de los mercados de exportación, la sustitución de importaciones y el acceso a financiamiento externo.

Además, persigue la creación de nuevas fuentes de empleo, la captación de mayores ingresos a partir de los encadenamientos productivos con la economía nacional, la captación de nuevos métodos gerenciales que con- tribuyan al posicionamiento en el mercado, al incremento de la productividad y la rentabilidad.

De acuerdo con la Ley no. 118 de la inversión extranjera, las modalidades de negocios son empresa mixta y contratos de asociación económica internacional (para la administración hotelera, productiva o de servicios, la prestación de servicios profesionales, a riesgo para la exploración de recursos naturales no renovables, para la construcción y la producción agrícola).

En las empresas de capital totalmente extranjero, el inversionista extranjero puede establecerse dentro del territorio nacional como persona natural actuando por sí mismo;

persona jurídica constituyendo una filial cubana de la entidad extranjera de la que es propietario o persona jurídica estableciendo una sucursal de una entidad extranjera.

Los impuestos, sus diferentes tipos, cuantías y exenciones, entre otros, se rigen por la Ley no. 113 del Sistema Tributario y por la Ley no.118.

(2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.