Vuelve la zafra a las noticias

La producción azucarera cubana dio este año un salto menor al planificado, pero los cañaverales enviaron una señal alentadora.

Jorge Luis Baños - IPS

El rendimiento cañero promedio ascendió a 40,2 toneladas por hectárea en esta cosecha, y constituye el segundo más alto en los últimos 20 años.

La agroindustria azucarera cubana dio otro salto este año pero no consiguió animar plenamente a las autoridades del sector. Aunque la producción de azúcar creció por segundo año consecutivo, esta vez un 16 por ciento sobre la zafra anterior, dejó escapar varias decenas de miles de toneladas de crudo, en un momento de altos precios internacionales y apuros de moneda dura en Cuba.

Esa pérdida motivó críticas del gobierno en el balance de la zafra 2011-2012, realizado por el Grupo Empresarial Azcuba a inicios de esta semana.

Nubarrones de signo diverso empañaron la arrancada y el cierre de la cosecha. Por fallas en las reparaciones previas de maquinaria, algunos ingenios iniciaron la zafra tardíamente o tuvieron problemas en el aprovechamiento de la capacidad fabril. Todo esto provocó que la industria acumulara 20 días perdidos a lo largo de la zafra.

Un exceso de lluvias desde fines de abril, con inundaciones severas en el centro del país en mayo, frustró las esperanzas de muchos azucareros, que apostaban a prorrogar el cierre de la molienda para recuperar al menos parte de los días perdidos antes.

Como consecuencia, la producción quedó al 96 por ciento del plan al cierre de mayo, fecha en que les quedaban pocos días de molienda a los escasos centrales que continuaban trabajando.

A pesar de los tropiezos y encontrarse aún en niveles muy bajos en comparación con la capacidad industrial instalada, la producción azucarera creció por segundo año consecutivo. El incremento del 16 por ciento lleva la producción total a más de 1,4 millones de toneladas de azúcar este año, después de avanzar alrededor de un 7 por ciento en la zafra 2010-2011.

Las pérdidas, sin embargo, pesan mucho. Según un análisis publicado en el periódico oficial Granma, la industria dejó de moler casi 535.000 toneladas de caña, “equivalentes –según el rendimiento promedio nacional- a 66.502 toneladas del dulce”. A juzgar por los precios actuales del mercado mundial, unos 20 centavos de dólar por libra, a Cuba se le escaparon casi 30 millones de dólares.

Curiosamente, esta vez no fue la carencia de caña el talón de Aquiles de la zafra, como en años anteriores. Los agricultores han comenzado a reaccionar a medidas adoptadas por el gobierno para estimularlos: entrega temprana de recursos –fertilizantes, herbicidas y otros-, elevación del precio de la caña, renovación de algunos equipos mecánicos… Como resultado, el rendimiento cañero promedio ascendió a 40,2 toneladas por hectárea en esta cosecha, contra 33 ton/ha en la zafra anterior. Ese rendimiento es el segundo más alto en los últimos 20 años.

Comentaristas de la televisión nacional consideraron alentadores esos síntomas de la agricultura cañera, así como la creación de mejores condiciones productivas generales para el sector, incluida la reestructuración que el año pasado convirtió al antiguo Ministerio del Azúcar en un más funcional grupo empresarial, Azcuba.

La mayor disponibilidad de materia prima permitió la incorporación a esta zafra de siete centrales azucareros que permanecían cerrados. En total molieron 46.

A la reacción agrícola se suma ahora, de cara a la próxima cosecha, la caña que quedó sin cortar en cinco provincias (Mayabeque, Villa Clara, Las Tunas, Guantánamo y Matanzas, la mayoría de ellas ubicadas entre las más productoras de azúcar), así como el beneficio que debe aportar a los cultivos el agua que las lluvias recientes dejaron en las presas y en el suelo.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.