Alza de daños por el bloqueo de EE.UU. a Cuba

El informe más reciente del gobierno cubano evidencia un incremento millonario de costos de la política de acoso comercial y financiero de Washington y un ensañamiento sobre bancos de terceros países.

Los costos de las trabas impuestas por Estados Unidos a las relaciones comerciales y financieras de Cuba con el exterior ascienden a más de 118 mil millones de dólares.

Los perjuicios del bloqueo económico de Estados Unidos a Cuba crecieron en el último año, a cuenta esta vez de la concentración de presiones de la Administración Obama sobre un sector particularmente sensible de la economía: la banca. La nueva versión del informe que el gobierno cubano presenta cada año ante la Asamblea General de Naciones Unidas detalla consecuencias para los sistemas de salud y educación, el comercio y el sector industrial, pero distingue un énfasis de la persecución norteamericana sobre los nexos financieros de Cuba con el exterior.

Los costos totales derivados de las trabas comerciales aumentaron a 116.880 millones de dólares a precios corrientes, dijo el viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Abelardo Moreno, al presentar el documento a la prensa nacional y extranjera. Pero si se considera la depreciación del dólar frente al oro en el mercado internacional desde que comenzó la agresión económica de Washington a La Habana, hace más de cinco décadas, el daño asciende geométricamente hasta un billón 112.534 millones de dólares. “Un millón de millones de dólares”, precisó el funcionario en la conferencia de prensa.

La merma financiera ha crecido en más de 8.000 millones de dólares durante los dos últimos dos años. En septiembre del 2012, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, dijo en rueda de prensa que “a precios corrientes, asciende a una cifra que supera los 108 mil millones de dólares en un cálculo conservador”.

El informe, que será sometido en octubre al criterio de la comunidad de naciones bajo el título de “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, comienza con un recuento de afectaciones a instituciones de salud y educación. Enumera diez hospitales, centros de investigación y empresas farmacéuticas con gastos fuertemente incrementados para la adquisición de medicamentos y otros recursos médicos destinados a la población. “No existe ámbito en la vida económica y social que escape de los efectos desestabilizadores” del bloqueo económico norteamericano, declaró el viceministro de Relaciones Exteriores, Abelardo Moreno.

También reporta dificultades creadas a centros educacionales, de la cultura, el deporte y para la compra de alimentos, así como una larga lista de empresas y actividades comerciales cubanas limitadas o encarecidas por obstáculos estadounidenses para negociar incluso con entidades de terceros países.

“No existe ámbito en la vida económica y social que escape de los efectos desestabilizadores de esa política hostil impuesta a la isla por más de medio siglo”, declaró Moreno.

Sin embargo, el informe anual con cierre en junio de 2014, define “la persecución de las transacciones financieras cubanas” como una de las tendencias actuales “más visibles del intento norteamericano de asfixiar a la economía cubana”.

En contradicción con las promesas del Presidente Barack Obama de flexibilizar las relaciones con Cuba, desde el 2010 su gobierno ha emprendido 130 acciones de carácter extraterritorial en virtud del bloqueo y 81 han sido financieras. Solo desde enero del 2009 al 2 junio del 2014, el Departamento del Tesoro multó a 36 entidades bancarias estadounidenses y extranjeras por un monto total de 2,6 mil millones de dólares por atender operaciones comerciales o financieras de Cuba, según el Ministerio de Relaciones Exteriores.Con una multa récord de 8.900 millones de dólares, el banco francés BNP Paribas se sumó a la lista de instituciones bancarias de terceros países que Washington ha sancionado por negociar con Cuba.

El daño en esa dirección experimentó un alza extraordinaria después de cerrado el informe. El banco francés BNP Paribas admitió en julio pasado que había violado sanciones económicas de EEUU a un trío de países entre los cuales se encuentra Cuba; por esa razón, aceptó pagarle a Washington una multa récord de 8.900 millones de dólares. Ese monto triplica el máximo cobrado anteriormente a bancos de terceros países: 2.600 millones de dólares al Credit Suisse.

Otras compañías europeas castigadas en el período transcurrido de mediados de 2013 a junio de 2014 fueron la petrolera suiza Weatherford y el Royal Bank of Scotland.

Cuba presentará esta nueva versión del informe el 28 de octubre ante la Asamblea General de Naciones Unidas. En años anteriores recibió un apoyo casi masivo. En 2013, 188 países de los 193 estados miembros votaron a favor de condenar al bloqueo (2014).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.