Aumenta presencia cubana en el turismo

En el primer semestre del año se registró un aumento del 30 por ciento en el número de vacacionistas de nacionalidad cubana.

Archivo IPS Cuba

Los principales polos de playa vienen reconociendo una fuerte presencia de nacionales en julio y agosto.

Turistas de Cuba se convierten en tabla de auxilio para la industria local del ocio cuando llega el verano. Desde hace unos años, las cadenas hoteleras vuelven los ojos y las ofertas hacia los clientes nacionales al tomar el calor niveles francamente tropicales. Pero la mayor parte del año, la apuesta principal suelen ser los viajeros extranjeros, como evidenció la primera mitad del 2012.

Después de empezar enero entre sombras por la crisis financiera de los países europeos, la afluencia de turistas hacia Cuba tomó vigor, hasta redondear un crecimiento de un 5,8 por ciento en los primeros seis meses, de acuerdo con reportes de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

Los visitantes aumentaron hasta 1 millón 626 mil 350, a pesar de una arrancada de año en baja. La entrada de turistas extranjeros disminuyó un 0,9 por ciento en enero, según la ONEI. Pero consiguió recuperarse luego, a cuenta, entre otros factores, del salto registrado en marzo. En coincidencia con la visita del Papa a Santiago de Cuba y La Habana, el país registró en el tercer mes un incremento de 10,9 por ciento en los turistas foráneos.

Con ese impulso, los ingresos del turismo crecieron un 7,2 por ciento en el primer semestre.

La aceleración del crecimiento, unido a las políticas de exploración y penetración en nuevos mercados emisores, alienta la confianza del Ministerio de Turismo de que pueden concluir el año con más de 2 millones 920 mil visitantes, según declaró recientemente el viceministro Alexis Trujillo a los diputados cubanos. Pero esa cifra implicaría un avance en torno al 8 por ciento, mucho más exigente que el ritmo alcanzado hasta ahora.

Trujillo reconoció ante los diputados que no se cumplió el arribo de viajeros planificado por ese organismo –se alcanzó el 97,4 por ciento del plan-, pero manifestó que adoptan estrategias para tener un año lo más cercano posible a lo proyectado.

Los canadienses continúan en el primer lugar entre los visitantes extranjeros. Los ingleses resisten en el segundo lugar, pero con una disminución cercana al 20 por ciento hasta mayo. Los efectos de la crisis europea también asoman en dos países zarandeados por las tensiones económicas del Viejo Continente. Los italianos, antes el tercer lugar, retrocedieron a un sexto peldaño, con una baja del 4,2 por ciento en el número de turistas registrados en Cuba, mientras los españoles se hundieron del sexto al noveno puesto con una disminución del 32 por ciento en el envío de visitantes, informó la ONEI.

En cambio, continúan la escalada de los turistas de Argentina y de Rusia, que hasta mayo aumentaron un 46,7 por ciento y un 22,4 por ciento, respectivamente, y ocupan ya el cuarto y séptimo lugar entre los visitantes foráneos, señal de la estrategia implementada por la cartera de Turismo de diversificar los mercados emisores.

El mercado sudamericano ha mostrado una fuerte escalada. Hasta junio, más de 74 mil turistas de Argentina, Chile, Brasil, Uruguay, Perú y Paraguay habían visitado la isla caribeña, para un crecimiento cercano al 19 por ciento contra el primer semestre del 2010.

La otra noticia la aportan los vacacionistas cubanos, que están aprovechando los meses más tórridos, cuando cae al nivel más bajo la llegada de visitantes de países de clima templado.

Aunque no existen estadísticas generales, los principales polos de playa vienen reconociendo una fuerte presencia de nacionales en julio y agosto, los meses preferidos en la isla para pasar vacaciones. Funcionarios de Varadero, la más famosa de las playas del país, acreditaron el año pasado que los turistas del patio eran los segundos de mayor presencia en ese lugar en agosto.

A las puertas del actual verano, la industria del ocio de Ciego de Ávila promovió una variada oferta, con inclusión de bodas, luna de miel y fiestas quinceañeras, dirigida a la población cubana. Un especialista comercial del sector en esa provincia, Luis Báez, declaró a la prensa que el objetivo era satisfacer la fuerte demanda del turismo cubano, segundo mercado emisor de visitantes a los cayos Coco y Guillermo, del balneario Jardines del Rey.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.