Cuba mantiene apuesta no estatal

Crece a más de 400 mil el número de trabajadores por cuenta propia, en un proceso de integración a la economía cubana no exento de conflictos.

Crédito: Jorge Luis Baños/IPS

Los trabajadores por cuenta propia se han convertido en parte de la imagen urbana en las principales ciudades cubanas.

La opción del autoempleo continúa atrayendo a nueva personas , a  un ritmo ligeramente superior este año, aunque siguen mirando con apatía la oferta de créditos bancarios. De acuerdo con el informe más reciente del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), al cierre de julio pasado ascendían a 436.342 el número de trabajadores por cuenta propia.

Esa cifra –que incluye a los dueños de microempresas privadas y a las personas contratadas en esos negocios- representa un ascenso del 9,5 por ciento en comparación con el reporte presentado antes por el MTSS: 398.447 cuentapropistas al terminar noviembre pasado. En ocho meses, la cantidad registrada ha crecido en proporción similar a casi todo el 2012 y en una magnitud absoluta levemente mayor: poco más de 37.800 contra unos 35.000 en el año de referencia.

Esa forma de empleo había experimentado cierta desaceleración en 2012, después del crecimiento explosivo exhibido cuando el gobierno relanzó la alternativa en 2010. Ahora, con la arrancada del actual año, muestra una estabilización, aunque el vaticinio gubernamental de medio millón todavía puede demorar más.

Entre las actividades con mayor expansión continúan la elaboración y venta de alimentos (el 13% del total de personas registradas), el transporte de carga y pasajeros (10%), el arrendamiento de viviendas (6%), el carretillero o vendedor ambulante de productos agrícolas (5%), el productor vendedor de artículos hogareños (5%) y mensajeros (3%).

Algunas áreas de la capital y de otras ciudades sobresalen por la aglomeración de trabajadores por cuenta propia. Es el caso de avenidas importantes o parques en las provincias de La Habana, Matanzas (occidente), Villa Clara (centro), Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba (oriente), las seis con mayor cantidad de licencias otorgadas.

La concentración ha abonado la competencia comercial entre cafeterías o entre vendedores de productos varios, por citar dos casos clásicos.

Tampoco ha variado la fuerte representación de las personas sin otro vínculo laboral: 68 por ciento del total. Solo el 18 por ciento trabaja en otras entidades –estatales, incluidas-, mientras el 14 por ciento son jubilados que han acudido a esa modalidad laboral para compensar sus bajas pensiones.

A pesar de la expansión sostenida, el sector privado no cede a la tentación de la nueva política crediticia de la banca cubana para personas naturales. transporte-urbano-8

Hasta el cierre de julio, los bancos nacionales habían aprobado 271.152 préstamos, por un monto total de 1.500 millones de pesos, desde que entró en vigor en diciembre del 2011 el Decreto Ley 289, que regula el otorgamiento de créditos a particulares para financiar producciones agropecuarias, el trabajo por cuenta propia y la construcción y reparación de viviendas. Los datos los informó a la prensa, a inicios de este mes, el vicepresidente del Banco Central de Cuba, Francisco Mayobre.

Sin embargo, la gran mayoría de los financiamientos tuvo como destino la compra de materiales y el pago de mano de obra para edificar o reparar viviendas. Como tendencia, los trabajadores por cuenta propia han guardado distancia de  la banca. A la hora de buscar capital para emprender o mantener sus negocios, han preferido acudir a los ahorros propios o de la familia, entre otras fuentes.

“No hemos recibido una demanda mayor de la nueva forma de gestión como hubiéramos deseado”, admitió una directora del Banco de Crédito y Comercio (BANDEC), Vivian Sorolla. A pesar de la insatisfacción, Mayobre aprecia cierto aumento en la demanda y entrega de créditos a trabajadores por cuenta propia, después de flexibilizar el BCC las reglas para otorgarlos e incorporar nuevas facilidades a los bancos comerciales.

La otra forma de gestión no estatal en desarrollo, las cooperativas no agropecuarias, han mostrado mayor disposición para negociar con los bancos. Han recibido 91 préstamos, fundamentalmente como capital de trabajo inicial.

Poco a poco disminuye la rigidez de una parte y las vacilaciones de la otra, en una carrera económica en que las formas no estatales adquieren mayor protagonismo (2013).

 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.