La locomotora recupera el paso

La recepción de turistas experimentó un alza notable al comenzar la temporada invernal en Cuba, un alivio frente a los pobres indicadores dominantes en la mayor parte de 2013.

Archivo IPS Cuba

La industria cubana del ocio creció apenas un 0,5 por ciento en el número de visitantes extranjeros y volvió a quedar por debajo del plan.

Una excelente arrancada de la temporada alta en el turismo borró parcialmente la mala racha dominante en 2013, restauró las esperanzas depositadas en un sector clave de la economía cubana y abonó pronósticos favorables, aunque discretos, para el nuevo año. Tras una acumulación de meses con pérdidas, la recepción de visitantes extranjeros dio un salto en el bimestre final y contribuyó a un cierre de año menos gris, aunque todavía por debajo de los pronósticos tempranos del Ministerio de Turismo (Mintur).

A cuenta de una recuperación de mercados emisores europeos que venían en baja a lo largo del año, sumada al comportamiento favorable del líder tradicional, Canadá, y la buena marcha de mercados emergentes, el arribo de turistas escaló un 7,6 y un 8,8 por ciento en noviembre y diciembre respectivamente, en comparación con iguales meses del 2012.

El alza ayudó a concluir el año con una moderada ganancia del 0,5 por ciento. Dos millones 852.572 extranjeros visitaron Cuba en 2013, de acuerdo con un reporte reciente de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI).

Hasta octubre la recepción de turistas arrastraba un déficit de 1,2 por ciento, luego de una cadena de meses pésimos, con excepción exclusiva de agosto, que subió 4,4 por ciento. A pesar de la persistencia de nubarrones, a la altura de la Feria Internacional de Turismo (FitCuba-2013), celebrada en mayo en la principal playa del país, Varadero, todavía los medios de prensa reiteraban la previsión de alcanzar un récord de tres millones de visitantes en el año, soñado por el Mintur desde hace varios años.

Tras recibir dos millones 838.607 visitantes en 2012, el ministro de Turismo, Manuel Marrero, manifestó en diciembre a diputados cubanos expectativas de llegar a 3,1 millones en 2013, lo que hubiera significado un espectacular incremento anual de más de un 9 por ciento.Después de un crecimiento sostenido durante cinco años, la recepción de visitantes extranjeros prácticamente se estancó en 2013. Fuente: ONEI.

Entre los factores que golpearon al sector, las autoridades señalan la contracción de llegadas desde países europeos afectados por la crisis económica y que se ubican tradicionalmente entre los emisores importantes. Pero también admiten fallas en las políticas cubanas de comercialización y en la calidad de los servicios.

Los funcionarios del Ministerio observan perspectivas más alentadoras para el actual año, aunque evitan repetir el pecado de estadísticas optimistas en exceso. Prefieren hablar para el 2014 de cifras similares al período anterior.

El director comercial del Mintur, José Manuel Bisbé, quien ya anticipaba en diciembre pasado un buen cierre de año, explica la mejoría por un grupo de operaciones comerciales, entre las que mencionó un aumento en la recepción de cruceros. Esa modalidad experimentó un alza significativa en 2013, con 125 atraques en todo el país, mientras se anuncia la entrada de ocho naves hasta el próximo mes de abril.

También influyó la apertura de vuelos directos hacia nuevos mercados en Europa y hacia naciones reconocidas como economías emergentes. Entre los primeros están los casos de Dinamarca, República Checa y Polonia. También Rusia, aunque no terminó el año bien. Entre las emergentes sobresale la ampliación de nexos comerciales con economías latinoamericanas, como Brasil, país al que estuvo dedicada la pasada feria cubana de turismo y con el cual La Habana firmó importantes acuerdos de inversión.

Bisbé señaló también la recuperación de mercados que permanecieron deprimidos buena parte del 2013, e incluso desde años anteriores, por la presión de la crisis financiera europea.

España, que hasta octubre acumulaba una caída de 13,6 por ciento, levantó la emisión con el inicio de la temporada invernal o temporada alta del turismo cubano: la llegada de españoles saltó un 15,6 por ciento en diciembre. Esto ayudó a concluir el año con una baja menos acentuada (10,2 por ciento) y dejó abierta una puerta más optimista en el presente año.

Otros países europeos con reanimación significativa en diciembre luego de un año pésimo fueron Inglaterra -segundo mercado emisor después de Canadá-, Italia y Francia. Solo Alemania mantuvo todo el tiempo un buen paso: se confirmó en el tercer lugar, con un cierre anual de 6,7 por ciento.Las autoridades del turismo han decidido compartir espacio con formas de gestión no estatal como los arrendadores de viviendas.

Entre las economías emergentes sobresalieron en 2013 México (con crecimiento de 8,2 por ciento), Venezuela (26,3 por ciento), Chile (30,5 por ciento, el alza proporcional más alta), Colombia (4,5 por ciento), China (18 por ciento) y Brasil (8,6 por ciento).

En línea con declaraciones hechas en la pasada feria de Varadero, el gobierno cubano mantiene como prioridad las inversiones con participación extranjera para incrementar el número de hoteles, habitaciones e instalaciones de recreación extrahotelera.  A la par, amplia nexos con turoperadores internacionales, líneas aéreas e incorpora la novedad de compartir espacio en Cuba con el emergente sector no estatal. El crecimiento en la recepción de visitantes más que un resultado o una meta es una clave en la estrategia de hacer del turismo la locomotora de la economía  (2014).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.