A la zaga de Obama

Consultores y políticos demócratas y republicanos suman fuerzas en un nuevo grupo destinado a hacer lobby en el Congreso contra el bloqueo económico a Cuba. Los empresarios de EEUU mueven las fichas.

Después de anunciar el 17 de diciembre el inicio de conversaciones con el gobierno cubano, Obama ha dado otros pasos que animan a actores de la economía y la política en EEUU.

Foto: Tomada de CNN

Influyentes políticos, consultores y ex-funcionarios del gobierno de Estados Unidos se unieron para crear un lobby que trabajará en el Congreso para eliminar el bloqueo económico a Cuba. La decisión la anunció el diario The Wall Street Journal el 17 de abril, tres días después de informar la Casa Blanca que sacará a la nación antillana de la lista de países patrocinadores del terrorismo, uno de los argumentos esgrimidos por la Administración estadounidense para sostener la política anticubana.

Con el nombre Engage Cuba (Involucrar a Cuba) comenzará a operar el próximo mes este grupo con el objetivo de derogar las leyes que les prohíben a los empresarios estadounidenses hacer negocios con el país caribeño    El WSJ informa que esta agrupación sin fines de lucro actuará en el Senado y la Cámara de Representantes para “derogar el prolongado embargo comercial y de viajes con Cuba”, el cual define como “vestigio de la Guerra Fría”.

Importantes agrupaciones de comercio y organizaciones no gubernamentales de EEUU ya han otorgado financiamiento a Engage Cuba. El Consejo Nacional de Comercio Exterior, que representa a las principales corporaciones y hace lobby en el Congreso para expandir el comercio internacional, declaró que firmaría como uno de sus miembros.

Como principal asesor del grupo actuará Steven Law, un antiguo ejecutivo de la Cámara de Comercio de los EEUU y actual presidente del PAC American Crossroads, grupo de acción política que invierte millones de dólares en respaldo de candidatos republicanos.

Otra señal de que no solo la banda demócrata comienza a pensar en una normalización de relaciones con La Habana es la unión de otros dos prominentes lobistas republicanos, ambos de la firma Fierce Government Relations: Kirsten Chadwick, antigua asesora del presidente George W. Bush para asuntos legislativos, liderará el lobby en la Cámara de Representantes, mientras Bill Piper, ex ayudante del senador Mitch McConnell, cumplirá similar misión en el Senado.

El veterano demócrata Luke Albee también se integra al grupo, mientras el influyente Luis Miranda, ex director de la Casa Blanca para los medios hispanos y ayudante del Presidente Barack Obama, aparece como uno de los organizadores que ayudó a la creación de Engage Cuba.

Aunque desde los círculos republicanos del Congreso todavía llegan declaraciones de rechazo a normalizar relaciones con Cuba, desde los ámbitos empresariales y políticos emergen cada vez más evidencias de interés por hacer negocios con la mayor de las Antillas. El artículo de WSJ confiesa que “muchas empresas estadounidenses ven a la isla como una gran oportunidad de negocios”.

 La nueva política cubana para atraer inversiones extranjeras ha removido intereses y apetitos en ámbitos empresariales estadounidenses.

La nueva política cubana para atraer inversiones extranjeras ha removido intereses y apetitos en ámbitos empresariales estadounidenses.

Entre los sectores que exploran ya el terreno insular y presionan para eliminar las leyes que les impiden invertir y comerciar con Cuba, el diario cita una coalición agrícola, y empresas de telecomunicaciones y de las tecnologías.

James Williams, un consultor que actuará como presidente de Engage Cuba, manifestó que el bloqueo económico es una política fallida. “¿El aislamiento durante 54 años ha permitido avances en cualquiera de nuestras metas? La respuesta es claramente no “, dijo Williams.

La percepción de aislamiento, sin embargo, no es entendida por todos los observadores de igual manera. El analista estadounidense Noam Chomsky dijo en reciente entrevista a Russia Today que la decisión del mandatario de EEUU de dialogar con el gobierno de Raúl Castro “no es un gesto noble, sino solo el reconocimiento de Obama de que EEUU está siendo prácticamente expulsado del hemisferio debido a su aislamiento en este tema”, explicó. Es EEUU y no Cuba quien está aislado, dijo Chomsky.

Otra estudiosa, la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcenas, estima que “Cuba está en un momento muy propicio para darle la bienvenida a nuevas inversiones y formas de producción y para los actores económicos de Estados Unidos sería muy importante poder participar. Hay varios sectores que ya están pidiendo que este bloqueo se termine”.

Bárcenas consideró certero el proceso de transformaciones emprendido por el gobierno insular pese al bloqueo económico de EEUU. “Pienso –dijo- que Cuba en más de 50 años ha logrado resistir y ha logrado trazar una estrategia productiva propia. Hoy Estados Unidos pierde más con el bloqueo que la propia Cuba”. Los empresarios norteamericanos parecen coincidir.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.