Amplía Cuba su apuesta al turismo

FITCuba 2014 confirmó la estrategia nacional de expandir fuertemente la red hotelera y el interés de empresarios de otros países por las inversiones que Cuba se propone.

Unos 1. 200 representantes de cadenas hoteleras, agencias de viajes, turoperadores y líneas aéreas de 48 países asistieron atraídos por los planes cubanos de apostar con más fuerza a la industria del ocio.

Entre expectativas de un crecimiento récord del número de turistas este año e ingentes inversiones para multiplicar los negocios y la oferta en ese sector, concluyó el 10 de mayo en La Habana otra edición de la Feria Internacional de Turismo, FITCuba 2014.

Poco antes de abrirse en La Habana, el 6 de mayo, las puertas del Parque Histórico Morro Cabaña, sede del evento este año, la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) reportó un alza del 5 por ciento de los visitantes extranjeros en el primer trimestre. El dato lo blandieron los anfitriones ante la hueste de casi 1. 200 participantes acreditados: 419 turoperadores, 149 agentes de viaje, 175 representantes de grupos hoteleros, 58 funcionarios de líneas aéreas y 195 periodistas.

Los asistentes vinieron de 48 países animados por dos jugadas importantes en el tablero de la economía cubana: un fuerte despliegue constructivo para incrementar la capacidad de alojamiento en este archipiélago caribeño y la aprobación en marzo de una nueva Ley de Inversión Extranjera. La norma legal, que responde a un mayor interés político por atraer capital foráneo, entró en vigor en momentos en que se multiplica la actividad inversionista en el turismo.

Al argumentar ante los diputados la necesidad de una política más abierta para hacer negocios con empresas de otros países, el ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, presentó al turismo entre los once sectores priorizados por el gobierno con ese fin.

Semanas después el ministro de Turismo, Manuel Marrero, informó a los invitados de FITCuba que se encuentran en ejecución más de 10. 000 habitaciones, además de marinas, campos de golf y otros proyectos para diversificar y hacer más atractiva la oferta a los turistas.

El incremento sería significativo. Cuba cuenta hoy con algo más de 61. 000 habitaciones. Más de la mitad se hallan en hoteles bajo bandera de cadenas hoteleras internacionales: 5. 600 habitaciones en 15 hoteles manejados por empresas mixtas y otras 31. 000 habitaciones en instalaciones operadas mediante contratos de administración y comercialización con gerencias extranjeras.Para ampliar y diversificar la oferta recreativa, las empresas del turismo invierten en campos de golf y alternativas de deportes acuáticos.

A la oferta del sector estatal y mixto se suma una fuerte expansión de arrendadores privados. El Ministerio de Turismo, con una actitud más proclive al entendimiento y la colaboración con esos nuevos actores de la economía cubana, estima que existen más de 2. 000 restaurantes y unas 7.250 habitaciones en hostales y residencias familiares.

Las perspectivas inversionistas resultan más alentadoras que el crecimiento mismo del arribo de turistas, que encubre alguna señal preocupante. Después de un espectacular salto de 9,3 por ciento en enero, ese indicador se desaceleró: 5,2 por ciento en febrero y 1,3 por ciento en marzo, según la ONEI.

A pesar de la amenaza, el viceministro de Turismo Alexis Trujillo vaticinó en vísperas de la Feria que Cuba alcanzaría finalmente un sueño escurridizo desde hace años: “Por la forma en que se ha comportado la etapa de alta turística y las contrataciones, debemos llegar por primera vez a tres millones de turistas en el presente año”.

Para sostener tan ambiciosos planes de desarrollo de su sistema hotelero, Cuba impulsa una ampliación de conexiones aéreas con el resto del mundo. Además de la compra de naves a Rusia, ha pactado nuevos vuelos desde los mercados emisores.
Durante la Feria Internacional del Turismo, el Instituto Cubano de Aeronáutica Civil firmó acuerdos con Air France para ampliar los 14 vuelos semanales que la compañía gala envía a la mayor de las Antillas. Francia, tercer mercado emisor y país de honor de FITCuba este año, recuperó en el primer trimestre la tendencia alcista con un aumento de 8,9 por ciento de visitantes, después de un año 2013 con baja de 4,8 por ciento (96.640 turistas).

La estrategia cubana de desarrollo de la industria del ocio apunta a fortalecer mercados tradicionales, en primer lugar Canadá y los europeos. Pero ante los tropiezos del Viejo Continente por su crisis financiera -España es el caso más notorio con bajas de turistas del 10 por ciento en 2013 y del 4 por ciento en los tres primeros meses del actual año-, las empresas cubanas y sus socios trabajan intensamente por la expansión hacia mercados de economías emergentes.

En el primer trimestre, China dio un salto del 31 por ciento luego de un avance del 18 por ciento el año pasado. Rusia, Brasil y Argentina también aparecen entre las prioridades.

Ante los participantes en la Feria, Manuel Marrero defendió otro objetivo estratégico de la política turística del país: la diversificación de la oferta, mediante una explotación más inteligente de la cultura cubana, el patrimonio nacional, las ciudades, la naturaleza y otras cualidades que otorgan un sello propio a este destino del Caribe. Joyas de la arquitectura colonial, como Trinidad y La Habana, ocupan un lugar cada vez más privilegiado entre las opciones de turismo en Cuba.

Uno de los invitados ilustres de la Feria, el Secretario General de la Organización Mundial de Turismo (OIT), Taleb Rifai, aplaudió el camino emprendido por Cuba para diversificar la oferta recreativa, en una industria que ha estado mayoritariamente inclinada hacia un turismo pasivo de sol y playa. Las grandes inversiones, con la Marina Varadero entre los ejemplos relevantes, apuntan a un cambio de rostro de ese sector.

Pero el éxito también dependerá de la expansión de hostales y pequeños negocios, tanto de cadenas hoteleras como de arrendadores privados. Las reducidas dimensiones de cada uno garantizan la combinación de alta calidad y variedad de la oferta recreativa. La suma de todos –ya no tan pequeña- convierte a esa alternativa en un filón atractivo. Las autoridades cubanas comienzan a intuirlo, a juzgar por el espacio que le están concediendo en la estrategia anunciada esta vez. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.