Arroz contra viento y sequía

Aunque el clima sabotea planes, el programa de desarrollo que mantiene el país desde 2009 ha permitido duplicar las cosechas del cereal.

La agroindustria arrocera se ha dotado de cosechadoras y equipamiento más moderno en los últimos años.

Foto: Tomada de internet.

Por segundo año consecutivo, una persistente sequía frenó parcialmente planes de incrementar la producción de arroz en Cuba, pese a lo cual la agricultura continúa el programa de inversiones iniciado hace siete años. El propósito de reducir la dependencia externa en el consumo del alimento base de la dieta cubana se mantiene entre las prioridades del gobierno.

Los agricultores volvieron a incumplir el plan anual, según reportes del Ministerio de la Agricultura (Minag). El director de la División de Arroz del Grupo Agrícola de ese organismo, Lázaro Díaz Rodríguez, informó que los productores no lograron las

538. 000 toneladas de arroz apto para el consumo planificadas en 2016.

El año concluye con unas 400.000 toneladas de ese cereal, según anticipó Díaz en el acto nacional del año arrocero 2016-2017, efectuado a fines de noviembre en la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, ubicada en la provincia central de Sancti Spíritus.

La empresa Sur del Jíbaro es líder del país en rendimientos y en cosecha del cereal en Cuba. Este año aportó la mitad de la producción nacional, unas 200.000 toneladas, y para el nuevo año se propone alcanzar 253.000.

Como causa principal del incumplimiento nacional, Díaz citó la intensa sequía que afecta desde hace años a los territorios arroceros.

A pesar del castigo del clima, la producción del año representa el 66 por ciento de consumo nacional, estimado en 700.000 toneladas de arroz descascarado. Este dato implica un éxito en comparación con el panorama existente hace cinco años.

Bajo enorme presión por la persistente sequía, el agua constituye la clave de los planes de reducir los gastos en importación del cereal.

Bajo enorme presión por la persistente sequía, el agua constituye la clave de los planes de reducir los gastos en importación del cereal.

En 2011 Cuba producía menos de 270.000 toneladas de arroz apto para el consumo. Por tanto, importaba más del 60 por ciento del arroz que consumía: un volumen superior a 400.000 toneladas, similar al que produce actualmente.

Las cosechas de arroz han ascendido gradualmente desde hace un lustro por un programa de inversiones que el gobierno ha definido como prioridad. Con el fin explícito de disminuir el gasto de moneda dura en la importación general de alimentos, el país ha hecho fuertes inversiones en particular para el arroz.

En estos años, el Minag ha dotado de cosechadoras, tractores y otros implementos a las principales empresas productoras del grano. También ha desplegado un programa para limpiar y acondicionar cientos de kilómetros de los sistemas de canales de las empresas arroceras, a fin de hacer un uso más eficiente del recurso más añorado: el agua.

El director de la División de Arroz del Grupo Agrícola del Minag comentó que el millonario programa ha permitido mejorar paulatinamente la industria para el secado, beneficio, molienda y almacenamiento del grano.

Otra de las mayores productoras del país, la Empresa Agroindustrial de Granos de Los Palacios, en Pinar del Río, estrenó este año en Mantua, en el extremo occidental de esa provincia, una moderna planta de secado, capaz de procesar 37 toneladas diarias.

Ese cereal constituye uno de los rubros de más peso en el gasto cubano por importación de alimentos, que asciende a más de 2.000 millones de dólares. Es, además, uno de los alimentos más demandados y apreciados en la mesa cubana. El consumo promedio de 70 kilógramos por persona al año en Cuba es uno de los más altos del mundo. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.