Clima amargo para el azúcar

La producción azucarera retoma la senda de crecimiento pero en medida menor a la planificada. Los precios del mercado mundial tampoco le acompañan.

Diversos obstáculos retardaron la entrada de materia prima en varios centrales azucareros.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La producción cubana de azúcar volvió a la senda de crecimiento este año pero quedó una vez más por debajo de las previsiones del Grupo Empresarial Azcuba, entre obstáculos de la naturaleza y fallas de la planificación que ya se tornan comunes. A la sequía se sumaron problemas en la preparación fabril y en el transporte de materia prima hasta la industria, entre otros.

De acuerdo con reportes del grupo, la zafra azucarera 2016-2017 creció un 20 por ciento sobre la cosecha anterior. La producción escaló, a juzgar por esos datos, en más de 300.000 toneladas de azúcar hasta cerca de 1,9 millones. Si logra mantener ese ritmo, la zafra pudiera retomar la tendencia a la recuperación gradual, que perdió el año pasado al caer a menos de 1,6 millones de toneladas.

Pero los obstáculos persisten. El vicepresidente de Azcuba, Noel Casañas Lugo, declaró a la prensa que la producción quedó un 15 por ciento por debajo del plan. Uno de los tropiezos principales, la sequía, golpea severamente a la agricultura cubana desde hace varios años. A pesar de la instalación de sistemas de riego, el cultivo de la caña de azúcar ha registrado pérdidas.

Entre las provincias más afectadas por la falta de agua, Ciego de Ávila, en el centro del país, dejó de producir unas 400.000 toneladas de caña y se vio obligada a traer la materia prima desde la vecina provincia de Camagüey, con la consiguiente afectación de los índices de rendimiento agrícola y eficiencia industrial. Informes de la prensa local indican que los centrales se vieron obligados a parar la maquinaria antes de lo previsto por falta de caña para moler.

Otro conflicto que de año en año denuncian las autoridades de la agroindustria azucarera es la entrada tardía a los centrales de recursos para la reparación y preparación industrial. Ocurre con materiales y equipamiento de importación y de producción nacional. Este año no permitió hacer con tiempo las pruebas y ajustes de la maquinaria.

La sequía redujo de manera sensible la cosecha de caña de azúcar en Cuba.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

El tiempo perdido en la industria aumentó por roturas, deficiencias en la disciplina tecnológica y en la preparación del personal, reconocidas por Casañas Lugo. Las averías se concentraron en áreas clave para el funcionamiento de los centrales como calderas, molinos y turbogeneradores.

Reuniones de empresas de Azcuba reconocieron también fallas en la eficiencia del sistema de transportación de materia prima, a pesar de la renovación gradual desde hace unos años del parque de camiones y tractores. Deficiencias en la organización y dirección de la cosecha y del transporte automotor provocaron paradas dela industria por falta de caña. La molida planificada en esta zafra se incumplió en un ocho por ciento por esta causa, dijo el vicepresidente del grupo empresarial.

En el alza de la producción influyó la incorporación temprana de los centrales azucareros a la molienda. En total, trabajaron 54 centrales, cuatro más que en la zafra previa, y de ellos 42 produjeron más azúcar, informó a la prensa el comunicador de AzcubaLiobel Pérez Hernández. De 13 provincias, 11 cerraron con mayores volúmenes de azúcar, pero Villa Clara fue la única que cumplió los planes.

Los precios del mercado mundial no compensan en 2017 los incumplimientos en Cuba. Luego de escalar hasta 24 centavos la libra en octubre de 2016 por un déficit de la oferta mundial, han caído este año. A inicios de junio la libra se cotizaba a 14 centavos, el mínimo desde abril del 2016.

La baja responde a un incremento de producción de Brasil y expectativas de reducción del déficit, que había sido provocado por sequías asociadas al fenómeno climático de El Niño, en el sur y sureste de Asia, incluyendo los grandes productores de azúcar India y Tailandia. Varias consultoras especializadas prevén que en el período 2017-2018 el mercado vuelva a experimentar un superávit, que mantendrá presión sobre los precios y sobre los planes de despegue azucarero en Cuba.(2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.