Continúa castigo de restricciones en la economía cubana

El año 2018 transcurre entre limitaciones financieras y las consecuencias de afectaciones climáticas que arrastra Cuba desde el año anterior.

Díaz-Canel analizó estrategias económicas que priorizarán el control y el acercamiento a gobiernos locales para enfrentar las limitaciones financieras.

Foto: Tomada de Cubadebate

Una conjunción de impactos medioambientales y de restricciones financieras externas lastraron el desempeño de la economía cubana en 2017 y asoman de nuevo este año, a juzgar por informes que presentaron a la Asamblea Nacional del Poder Popular este fin de semana las máximas autoridades del gobierno cubano.

La ministra de Finanzas y Precios, Lina Pedraza, ratificada en su cargoen el nuevo Consejo de Ministros que el Parlamento aprobó el sábado, enumeró una serie de obstáculos, a pesar de los cuales Cuba concluyó el año pasado con un déficit fiscal menor al que estaba planificado, ascendente a 8.284 millones de pesos.

Al comentarla Liquidación del Presupuesto del Estado en 2017, la ministra citó como condiciones de impactonegativolas restricciones financieras externas, la insuficiente disponibilidad de combustibles, el bloqueo económico de Estados Unidos, los efectos de tres años de sequía sostenida, y las afectaciones en 12 provincias por el huracán Irma en septiembre de 2017y las intensas lluvias de meses posteriores.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, confirmó 24 horas después la persistencia de esos conflictos durante el primer semestre del actual año, pero envío a la par un mensaje optimista.

Cuando clausuró el domingo 22 la sesión parlamentaria que examinó y aprobó el proyecto de Constitución que próximamente será sometido a debate popular, Díaz-Canel anunció que el producto interno bruto (PIB) creció 1,1 por ciento en la primera mitad del año, avance que definió como discreto, pero que no por eso, dijo, “deja de ser alentador en medio de tantos factores adversos”.

El gobierno cubano se vio obligado a reorientar millonarios recursos para la recuperación de poblaciones afectadas por el huracán Irma y las intensas lluvias de meses posteriores.

El Presidente calificó de tensa la situación de las finanzas externas, debido al no cumplimiento de los ingresos planificados por exportaciones, el turismo y la producción azucarera, además de los daños ocasionados por la prolongada sequía, seguidos por los destrozos del huracán Irma y la ocurrencia de intensas lluvias luego.

Las restricciones financieras dificultaron los arribos de insumos y materias primas, explicó el mandatario a los diputados en sesión transmitida en vivo por televisión.

Los daños provocados por los desastres naturales obligaron al gobierno –explicó la ministra de Finanzas- a reorientar en 2017 recursos planificados originalmente paraotros destinos, a fin de aprovisionarla recuperación en territorios afectados, restablecer servicios sociales básicos, asegurar la protección de la población y estimular la producción de alimentos.

“El Presupuesto del Estado –dijo Lina Pedraza- destinó 528 millones de pesos para la evacuación, recuperación y bonificaciones a damnificados.”

Ante las estrecheces económicas que afronta el país, el mandatario llamó a adoptar en el segundo semestre medidas adicionales de control de los principales aseguramientos del plan, y apeló a aprovechar al máximo los recursos disponibles, sin renunciar a objetivos previstos relacionados con el desarrollo y los servicios básicos a la población.

Al comentar la estrategia de conducción de la economía para el próximo año, Díaz-Canel reiteró conceptos que dan continuidad al estilo implementado por su antecesor Raúl Castro.

Al referirse al Consejo de Ministros que presentó un día antes, dijo que defenderá un estilo de trabajo colectivo, que acerque más la gestión del gobierno central al ámbito de los gobiernos locales, a fin de eliminar trabas y mecanismos burocráticos. De hecho, el proyecto constitucional que se someterá a referendo en enero próximo introduce importantes modificaciones en la estructuración de los gobiernos locales, a fin de otorgarles mayor autoridad y capacidad de gestión.

Díaz-Canel anticipó que el gobierno se propone sentar fundamentos para lograr que el plan de la economía de 2019 sea objetivo, realista y sustentable, y parta de bases sólidas, para dar continuidad, pese a las dificultades, a programas prioritarios en pos del crecimiento y progreso, en tanto contribuya al restablecimiento paulatino de la credibilidad financiera de la nación.(2018).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.