Cuba y España vuelven a los negocios

Los gobiernos de ambos países trabajan para solucionar conflictos financieros y ampliar nexos comerciales y de inversiones.

Pedro Sánchez reiteró el apoyo del Gobierno español a los empresarios de ese país con negocios en Cuba e importante presencia en sectores como el turismo.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La visita del Presidente del Gobierno español Pedro Sánchez a La Habanapromete acelerar el acercamiento político y comercial entre ambos países. Pero mejor que las declaraciones oficiales,ofrece respaldo al propósito común de consolidarse como socios importantes la reorientación de las respectivas estrategias económicas internacionales de España y de Cuba.

La intención de constituir aliados comerciales privilegiados encuentra terreno propicio en una Cuba que labora intensamente por ampliar sus nexos económicos y financieros con otros países, un detalle que no escapa a la mirada ibérica.

En el primer viaje oficial de un jefe del Ejecutivo español a Cuba en 32 años, Sánchez prometió poner fin a una etapa de distanciamiento político de sus antecesores en la Moncloa. En un foro empresarialhispanocubano –unas 200 compañías visitantes y cien anfitrionas- declaró que no tenía sentido que por ausencia de España sean otros países los que ganen presencia en Cuba.

Esta visita da cumplimiento el acuerdo anunciado apenas dos meses antes en un encuentro que sostuvieron en Nueva York Sánchez y el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel. En opinión del vicepresidente cubano del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas, aquella reunión constituyó un precedente fundamental para la evolución de las relaciones políticas entre ambos países, que valoró como muy positiva.

Ya en La Habana, Sánchez declaró que “España no va a escatimar esfuerzos para que su presencia en Cuba brille a la altura de la amistad y el respeto que España tiene por el pueblo cubano”.

Además de apostar a la “normalización de la relación política y poner fin a una anomalía que duraba ya demasiado tiempo”, en palabras del Presidente español, “hemos venido también a defender los intereses del empresariado español, a facilitar su presencia”, dijo.“Creo que es lo más importante que nos llevamos de esta visita oficial”.

España es el tercer socio económico de Cuba, detrás de China y Venezuela, y el primero de Europa, con una cuota de mercado próxima al 40 por ciento y exportaciones de alrededor de 900 millones de euros. Las ventas españolas a Cuba han aumentado alrededor de un cinco por ciento este año.

También ocupa un lugar importante entre los inversores extranjeros: alrededor de 35 negocios conjuntos, conun capital de370 millones de euros y el liderazgo en un sector clave, el turismo. Cerca del 70 por ciento de las habitaciones y el 90 por ciento de los hoteles de cinco estrellas corresponden a cadenas españolas como Meliá e Iberostar. Nueve de los diez operadores principales del turismo son de ese país.

Cabrisas reconoció en el foro empresarial que “la concreción de negocios de inversión extranjera con España ha demostrado ser un motor impulsor para nuestra economía, cuyo impacto repercute de forma directa en la solución de importantes desequilibrios estructurales”, dijo.

Los mandatarios de Cuba y España han alentado públicamente un mayor acercamiento comercial y político entre ambos países.

Pero advirtió que las inversiones españolas todavía no están al nivel de las potencialidades existentes en los planes de desarrollo económico y social de Cuba. Con esta declaración confirmó la decisión política de ampliar la presencia inversionista de otros países e hizo una invitación especial a los empresarios que acompañaron al mandatario español.

Sánchez manifestó el interés de su gobierno por contribuir activamente también con la reforma económica en Cuba. Incluso ofreció asistencia técnica para las transformaciones emprendidas en el modelo económico cubano desde 2011.“No queremos limitarnos a ser testigos del despegue que sin duda alguna se produce y se producirá con más intensidad en la economía cubana, queremos también acompañar ese despegue, sustentarlo”, dijo en el foro empresarial.

Otro objetivo importante de la visita fue buscar solucionesa los impagos enoperaciones comerciales corrientes de Cuba a España.Cabrisas se comprometió a resolver gradualmente estos atrasos en los pagos, que achacó a limitaciones de Cuba en recursos financieros y en la disponibilidad de divisas.

El acercamiento entre ambos gobiernos tiene lugar en momentos en que Cuba impulsa una política para diversificar socios y mercados externos. La visita de Sánchez ocurre pocos días después de la primera gira internacional del Presidente Díaz-Canel, a fin de fortalecer lazos comerciales y políticos con países como Rusia, China y Vietnam, entre otros. Coincide también con el viaje del ministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca a Canadá, con fuerte presencia en las inversiones y los negocios de Cuba.(2018).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.