El Niño estropea los planes de azúcar

Primero la sequía y luego lluvias inoportunas redujeron en una quinta parte la producción de la zafra 2015-2016.

La cosecha de caña no avanzó al ritmo previsto por lluvias después que los rendimientos se vieron afectados por la sequía en una primera etapa.

Foto: Archivo IPS-Cuba

Las condiciones adversas del clima, combinadas con fallas industriales impusieron una fuerte baja en la zafra azucarera 2015-2016. Reportes recientes del Grupo Empresarial Azcuba indican que apenas alcanzó un 80 por ciento del azúcar que había planificado. De poco sirvieron medidas de emergencia adoptadas en el trecho final de la cosecha y la declaración del gobierno de que no aceptaría menos toneladas que las previstas.

La fuerte sequía, identificada como la más grave en más de un siglo y que ha asolado a una parte de la agricultura cubana, deterioró también la calidad de la caña en muchas provincias. De hecho, la zafra comenzó con menos materia prima que la esperada debido a la falta de lluvias desde meses antes. Como consecuencia, el rendimiento agrícola se redujo en un 3 por ciento en comparación con la cosecha precedente: terminó con 43,3 toneladas de caña por hectárea.

De acuerdo con el informe presentado en julio por Azcuba a la Asamblea Nacional del Poder Popular, la producción de azúcar disminuyó un 19 por ciento desde el nivel alcanzado un año antes. Eso implica una baja en magnitud casi similar al incremento que había conseguido el país en la zafra anterior, que quedó como el nivel más alto en 11 años. La cosecha 2015-2016 concluyó por debajo de 1,6 millones de toneladas de azúcar.

La producción de azúcar disminuyó en un 19 por ciento en la zafra 2015-2016, después de lograr un año antes el mayor volumen en más de una década.

La producción de azúcar disminuyó en un 19 por ciento en la zafra 2015-2016, después de lograr un año antes el mayor volumen en más de una década.

A pesar de los daños provocados por la carencia de lluvias en el 2015, el gobierno había declarado confianza en moler y producir una cantidad de azúcar similar a los 1,9 millones de toneladas de la zafra 2014-2015. Azcuba reprogramó la molienda en varios centrales, pero las precipitaciones aparecieron en marzo y otros meses, entonces de manera inoportuna para el corte de caña y entorpeció las labores en varios centrales azucareros.

Primero la sequía, y luego las lluvias fuera de temporada, son fenómenos asociados al evento de El Niño.

Informes del grupo empresarial responsabilizan a esas precipitaciones con un 15 por ciento del tiempo perdido. El director de Informática, Comunicaciones y Análisis de Azcuba, Dionis Pérez, informó hace unos pocos días, ante la Comisión Agroalimentaria del Parlamento, que los daños totales del clima –al contenido de azúcar de la caña y a la eficiencia de los centrales- fueron responsables del 71 por ciento de las pérdidas.

Pero esa no es la única razón de la fuerte baja productiva. Fallas en la preparación y las reparaciones industriales demoraron el inicio de la molienda en 13 ingenios azucareros, mientras el tiempo industrial perdido afectó las operaciones de 12 centrales de manera sensible.

Interrupciones eléctricas, falta de suministro de agua a la industria, roturas de maquinaria y demoras en los servicios de transporte se cuentan entre otras dificultades reconocidas por Azcuba.

De los 50 centrales que trabajaron en la zafra 2015-2016, solo 12 fabricaron los volúmenes de azúcar crudo planificados; y de las 13 provincias azucareras, apenas dos, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, en el centro de la isla, cumplieron sus planes de producción.

Como consecuencia, las exportaciones de azúcar decrecieron en un 23 por ciento en comparación con lo logrado un año antes, un golpe sensible en momentos en que el gobierno adopta medidas urgentes por falta de liquidez en moneda dura.

El Grupo Empresarial se propone incorporar 54 centrales en la próxima zafra: 22 comenzarán a moler caña en noviembre y 28 en diciembre. Para enero quedarán solo cinco. La incorporación, más temprana que lo común en las zafras pasadas, permitiría producir antes de concluir el año el 13 por ciento del azúcar previsto para la próxima cosecha. (2016).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.