Electricidad dulce

Como parte del programa para dar mayor participación a las fuentes renovables de energía, Cuba acordó la construcción de plantas generadoras a partir de los residuos de la producción azucarera.

Cuba proyecta construir plantas generadoras de electricidad que utilicen como combustible los enormes volúmenes de bagazo y paja que deja la molienda de caña de azúcar.

Foto: Archivo IPS

Con el acuerdo para construir plantas de generación eléctrica a partir de biomasa cañera, Cuba ha dado otro paso importante en su programa para transformar la matriz energética nacional. Las obras, que comenzarán este año según anunció la corporación Azcuba, le imprimirán un nuevo giro a la tradicional agroindustria azucarera del país.

La empresa mixta Biopower S.A., creada entre la británica Havana Energy Ltd y la cubana Zerus S.A., patrocinada por el grupo azucarero Azcuba, se ocupará de la construcción de cinco plantas de cogeneración eléctrica asociadas con centrales de producción de azúcar. La bioeléctrica será levantada por el Grupo Empresarial cubano de Construcción y Montaje, y como contratista actuará Shangai Electric, que firmó un contrato para entregarla a Cuba en la modalidad llave en mano.

La primera de esas industrias, con capacidad de 62 megaWatts, se construirá en áreas aledañas al central Ciro Redondo, en la provincia de Ciego de Ávila, en el centro del país. Tendrá un costo aproximado de 125 millones de libras esterlinas (aproximadamente 183 millones de dólares), igual que el resto de las plantas planificadas por Biopower.

Este es un proyecto de referencia que esperamos comenzar pronto, dijo el presidente de Zerus S.A., Francisco Lleó Martín.

La matriz energética cubana dará mayor participación a las fuentes renovables, mediante la combinación de alternativas diversas, que reduzcan el consumo de petróleo.

La matriz energética cubana dará mayor participación a las fuentes renovables, mediante la combinación de alternativas diversas, que reduzcan el consumo de petróleo.

Para generar electricidad, las plantas emplearán como combustible los enormes volúmenes de bagazo y paja que deja la molienda de caña de azúcar. También utilizarán cosechas de marabú, una maleza que ha invadido grandes extensiones de tierra cultivable en Cuba.

En una nota de prensa, el Grupo Azcuba informó que planifica construir a mediano y largo plazo 25 plantas eléctricas a partir de la biomasa cañera.

El programa de bioeléctricas, una vez implementado en su totalidad, tendrá un impacto importante en la diversificación de las producciones de la agroindustria azucarera cubana, multiplicará el aporte de electricidad al país de manera amigable con el medio ambiente, e influirá de forma positiva en el cambio de la matriz energética nacional, comentaron a la agencia Prensa Latina fuentes de Azcuba.

El presidente de Biopower, Andrew Macdonald, señaló que ha sido una negociación necesariamente compleja para establecer una estructura financiera que satisfaga a todas las partes. El proyecto comenzó a negociarse hace cinco años.

Macdonald confía en que las plantas posteriores se comiencen a construir con mayor rapidez, gracias a la asociación de HavanaEnergy con Shanghai Electric, para la ejecución de los contratos de Ingeniería Procura Construcción y Arranque y Finanzas.

Cuba se ha propuesto una estrategia de transformación de la matriz energética que elevaría la participación de fuentes renovables de 4,6 por ciento en el presente a 24 por ciento en el año 2030. Además de la energía solar y la alternativa eólica, una de las fuentes renovables que más expectativas despierta son los desechos de la producción azucarera.

En el mundo existen 186 bioeléctricas actualmente: 160 en Brasil, y las restantes en las islas Reunión, Mauricio y Guadalupe, India, Australia, Belice, Guatemala. China, Costa Rica y Estados Unidos. (2016)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.