Empresarios de EEUU miran hacia Cuba

Una visita encabezada por el Presidente de la Cámara de Comercio confirmó el creciente interés que despierta en el empresariado estadounidense los cambios económicos iniciados en la mayor de las Antillas.

Jorge Luis Baños

En una conferencia magistral ofrecida en el Aula Magna de la Universidad de La Habana, Thomas Donohue elogió los cambios emprendidos en Cuba pero recomendó mayor espacio al sector privado.

El Presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Thomas Donohue, manifestó satisfacción con el rumbo de las transformaciones económicas emprendidas en Cuba, pero recomendó acelerar los cambios y dar mayor espacio al sector privado. El comentario lo hizo en La Habana, ante miembros del gobierno, durante una publicitada visita al frente de una delegación de empresarios de su país.

Fiel a su doctrina económica, Donohue defendió la necesidad de fortalecer las empresas privadas también en territorio cubano. “Los países con fuertes sectores privados, exentos de un excesivo control y propiedad por parte del gobierno, tendrán las economías más exitosas y productivas”, dijo durante una conferencia magistral ofrecida el 29 de mayo en el Aula Magna de la Universidad de La Habana. Lo acompañaba ese día el ministro cubano de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca.

Siguiendo esa lógica de pensamiento, consideró que “Cuba ha llegado a percatarse de que el gobierno no tiene por qué poseer un control sobre todos los aspectos de la economía. Nos complace ver varias empresas estatales realizando una transición hacia cooperativas privadas”, comentó.

La delegación de empresarios estadounidenses visitó cooperativas no agropecuarias, la Zona Especial de Desarrollo del Mariel y otros puntos de interés. Donohue dijo estar particularmente impresionado por una cooperativa de reparación de vehículos y aplaudió los cambios en marcha en la agricultura.

“El espíritu empresarial está vivo y goza de buena salud en muchos de los corazones de los ciudadanos de Cuba –dijo-, y cuando ese espíritu se alienta de forma adecuada, el país como un todo puede progresar”. En referencia al avance en China y Vietnam, aseguró que “lo mismo sucederá en Cuba si las reformas son serias y abarcadoras”.

Como señal del interés que generó la visita, la delegación empresarial se reunió con el Presidente cubano Raúl Castro y con el canciller Bruno Rodríguez .
Uno de los comentarios que más repercusión desató en los medios de prensa cubanos y extranjeros fue la crítica de Donohue a las posiciones de EEUU hacia Cuba. “Es hora de eliminar las barreras políticas y trabajar por salvar nuestras diferencias”. La Cámara de Comercio estadounidense ha liderado esfuerzos por eliminar las leyes del bloqueo económico, en nombre de una comunidad empresarial que tiene intereses divergentes con el lobby político anticubano en el Congreso. Hasta ahora, sin embargo, ha conseguido poco. El visitante recordó que 15 años atrás declaró en el mismo recinto universitario, que “era hora de abrir un nuevo capítulo en la historia de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba”, pero admitió que “el avance no ha sido tan rápido como hubiese querido”.

“Durante muchos años la Cámara ha presionado para que nuestro gobierno elimine el embargo comercial a Cuba, es hora de un nuevo enfoque”, insistió.

Según analistas del país caribeño, la situación sigue igual o peor, si se tienen en cuenta recientes sanciones extraterritoriales del gobierno de EEUU a la banca europea, un área particularmente sensible para los nexos comerciales y financieros de Cuba con el exterior.

Donohue defendió un punto de vista que no es del agrado gubernamental cubano, al manifestar que “se necesitaban cambios en ambos países” para lograr un retroceso del bloqueo económico. Incluso, consideró todo el tiempo, implícita y explícitamente, las reformas económicas de la mayor de las Antillas como un factor o condición para que la Casa Blanca revise sus políticas. “Mientras Cuba haga más para demostrar su compromiso con las reformas y mientras haga más por solucionar los conflictos en nuestras relaciones, mayores serán las posibilidades de cambios en la política estadounidense “, reflexionó.

Las autoridades cubanas, sin embargo, han defendido persistentemente el criterio de que el bloqueo es responsabilidad exclusiva de EEUU y, por tanto, su solución depende de las decisiones que adopte Washington. La Habana ha considerado la postura estadounidense como un “sistema de sanciones unilaterales” y ha conseguido, incluso, año tras año la condena casi absoluta del bloqueo en la Asamblea General de Naciones Unidas, con el explícito reconocimiento de su carácter unilateral y violatorio del derecho internacional.

De cualquier manera, el proceso de cambios iniciado en Cuba parece motivar más a los empresarios estadounidenses a presionar a su gobierno. En esta oportunidad acompañaron a Donohue ejecutivos de compañías poderosas: el Presidente de la empresa Amway, Steve Van Andel, y el Vicepresidente ejecutivo y Director Financiero de Cargill, Marcel Smits, así como Jodi Hanson Bond, vicepresidenta para las Américas de la División Internacional de la Cámara de Comercio.

A juzgar por las observaciones del Presidente de la Cámara de Comercio, la recién aprobada Ley de Inversión Extranjera puede convertirse en otro factor significativo ante los ojos de empresas de su país. “Cuba –comentó- está invitando a socios foráneos a invertir en los nuevos sectores de la economía. La aprobación de esta ley indica que los líderes de Cuba comprenden que la inversión extranjera directa puede ser una herramienta poderosa para el desarrollo económico y la generación de empleos.”

La visita tuvo lugar pocos días después de que casi medio centenar de personalidades estadounidenses, incluidos empresarios, militares e intelectuales, enviaran a Obama una carta pública con la petición de replantearse la política hacia Cuba, para propiciar un acercamiento que contribuya a profundizar los cambios en el vecino país.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.