Intercambian guiños los habanos y los estadounidenses

La expectativa de reanudación de relaciones entre Cuba y EEUU pudiera encontrar un terreno particularmente fértil ya en el ámbito de la producción y ventas de puros cubanos.

Las marcas Romeo y Julieta y Montecristo centraron este año la atención del Festival del Habano, con las nuevas vitolas 80 aniversario, la primera, y Gran Reserva Wide Churchills Cosecha 2009, la segunda.

Las marcas Romeo y Julieta y Montecristo centraron este año la atención del Festival del Habano, con las nuevas vitolas 80 aniversario, la primera, y Gran Reserva Wide Churchills Cosecha 2009, la segunda.

Foto: Las marcas Romeo y Julieta y Montecristo centraron este año la atención del Festival del Habano, con las nuevas vitolas 80 aniversario, la primera, y Gran Reserva Wide Churchills Cosecha 2009, la segunda.

No es noticia que lleguen a Cuba desde Estados Unidos estrellas del cine, del deporte y hasta de la política, junto a empresarios y turistas, para deleitarse en el Festival del Habano, o para hacer negocios furtivos. Tampoco es primera vez que la empresa cubano-europea que lidera internacionalmente la exportación de puros, la Corporación Habanos S.A., hace cálculos sobre ventas que pudiera ampliar cuando desaparezca el bloqueo económico que le impide entrar al mayor mercado del mundo.

Los estadounidenses se encontraban entre las 1.650 personas de de 60 países que en la última semana de febrero participaron en la XVII edición de esta cita global de productores, exportadores y casas del habano. Vinieron para asistir al lanzamiento de nuevas vitolas de las marcas Montecristo y Romeo Julieta, o simplemente, para degustar, en la tierra de origen, del puro hecho a mano más famoso del mundo, los habanos de la categoría Premium, al que han tenido acceso hasta ahora de manera clandestina.

“Esta es la primera vez que hemos podido comprarlos legalmente. Porque, muchos como yo que hemos venido varias veces ya los comprábamos bajo cuerda”, declaró la turista estadounidense Patricia Lofman a agencias de noticias.

Tras manifestar el gobierno estadounidense su disposición de ventilar el restablecimiento de relaciones civilizadas con Cuba, en enero el presidente Barack Obama autorizó a los turistas de su país a volver a EEUU con un cargamento de tabaco y ron cubanos por un valor máximo de 100 dólares en sus maletas.

“Es un pequeño paso, pero no me satisface”, matizó otro empedernido fumador de puros, Patrick Lagreid, que se dedica a escribir sobre este culto.

En la Cena de Gala, en la Gran Subasta de Humidores, en la competencia de fumadores por la ceniza más larga y en otros de los múltiples topes organizados en el Festival, asomaron celebridades de los medios, como las modelos Paris Hilton, de Estados Unidos, y la británica Naomi Campbell, y el actor indio Kabir Bedi. Alargaron la lista de otros famosos de Hollywood presentes en citas anteriores, como Danny Glover, Jeremy Irons, Matt Dillon, Whoopi Goldberg, Michael Douglas, Sean Penn, Jack Nicholson y Steven Spielberg y de la figura a medio camino entre el fisiculturismo, el cine y la política, Arnold Schwarzenegger.

La alta concurrencia internacional otorgó prestancia a la tradicional Subasta de Humidores, que vendió esta vez seis lotes únicos de las marcas Cohíba, Montecristo, Partagás, Romeo y Julieta, Hoyo de Monterrey y H. Upmann, por un valor total de un millón 700.000 dólares, y al XIV Concurso Habanosommelier, que ganó el brasileño Walter Saens Rodríguez Neto. En la competencia de fumadores de puros por la ceniza más larga del mundo venció Ali Alrami, de Kuwait.

Mientras el Festival fluía a todo humo, los ejecutivos de Corporación Habanos S.A. revelaban cuentas que han sacado con los ojos puestos en el mercado del norte. Si Washington levanta el bloqueo económico sobre Cuba, las exportaciones de esa compañía a EEU pudieran llegar a 250 millones de dólares, “como mínimo”, estimó el vicepresidente comercial de Habanos S.A., Luis Fernández Maique, en entrevista durante el Festival.

Un crecimiento de esa magnitud representaría un salto mayor al 60 por ciento con relación a las ventas actuales. Esa empresa mixta de la estatal Cubatabaco y de Altadis, filial franco-alemana de la británica Imperial Tobacco, alcanzó ventas de 439 millones de dólares en 2014, un uno por ciento por debajo de la recaudación de 447 millones de dólares de un año antes, pero cómodamente por encima del total de 416 millones en 2012. La red de exportaciones y casas del habano se extiende a 150 países del mundo.

En una evidencia de que la gerencia de Habanos S.A. ha activado cuidadosamente sus calculadoras con la mirilla en el único mercado importante al que no acceden, Fernández Maique comentó otros datos: “El 25 ó 30 por ciento sería en la primera etapa después de que se levante el bloqueo –dijo a AFP-, pero tenemos una cuota en el mercado mundial de 70 por ciento en unidades y 80 por ciento en valor, y pensamos que pudiéramos estar cerca de esa cuota un día (en Estados Unidos), pero eso puede tomarnos 10 ó 15 años”.

Aunque admitió que sería escabroso el camino al éxito en Estados Unidos, “mercado altamente competitivo y muy complejo”, manifestó confianza en que el consumidor de ese país buscaría también la historia de marcas como Montecristo, Cohíba, y Romeo y Julieta. La empresa comercializa hoy 27 marcas de la categoría Premium (hecho a mano).

Como presagio oportuno, la Corte Suprema de EEUU falló recientemente a favor de Cubatabaco, al declinar intervenir en una batalla legal de larga duración frente a una empresa estadounidense, General Cigar, empeñada en piratear el uso de la marca Cohíba. La Corte de Apelaciones del Circuito Federal había fallado en junio pasado a favor de la compañía cubana.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.