La carrera contra el bloqueo de EE.UU. a Cuba

La visita del Papa Francisco a Cuba se suma a una serie de declaraciones y gestos recientes desde Washington y La Habana contra una política de acoso económico que será sometida a votación en la Asamblea General de Naciones Unidas.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, prefirió no responder a la postura que asumirá su gobierno ante la Asamblea General de Naciones Unidas, bajo el criterio de que “la política de Estados Unidos ha cambiado”.

Foto: EFE/Alejandro Ernesto/POOL

Varias noticias se han acumulado durante las jornadas más recientes en la carrera contra el bloqueo económico de Estados Unidos a Cuba. A pesar de las conversaciones favorables entre ambos países para normalizar las relaciones, La Habana volvió a pedir la resolución que cada año aprueba la Asamblea General de Naciones Unidas para condenar esa política de acoso comercial, financiero y económico. En un gesto más sorpresivo, Washington dejó entrever la posibilidad de abstenerse en la votación de la ONU, por primera vez en la historia. Y el Vaticano reiteró hace pocas horas la intención papal de sentarse ante el presidente estadounidense para demandar el fin del bloqueo.

Representantes del gobierno de Barack Obama admitieron públicamente la posibilidad de no oponerse a esa resolución. La declaración de voceros ocurrió en respuesta a una revelación hecha anónimamente antes por funcionarios estadounidenses, según la agencia noticiosa Associated Press (AP).

“Aún no se ha terminado de redactar el texto de la resolución, así que no puedo especular sobre la posición que tomaría la Administración”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, en su conferencia de prensa diaria.

Horas antes. AP había citado a cuatro funcionarios del ejecutivo estadounidense sin autoridad para hablar en público sobre asuntos internos delicados, por lo cual pidieron anonimato para decir que todavía no se ha tomado una decisión sobre la propuesta cubana ante Naciones Unidas.

“Obviamente, desde la última vez que la ONU pudo considerar una resolución como ésta, la política de Estados Unidos ha cambiado”, reconoció también Earnest. Pero advirtió que “el embargo (bloqueo) sigue en pie, y se necesita acción del Congreso para eliminarlo, algo que el presidente (Obama) ha pedido”.

 El canciller cubano Bruno Rodríguez reconoció avances en las conversaciones con EEUU, pero dijo que el bloqueo económico a su país se ha recrudecido con sanciones a empresas y bancos de terceros países.

El canciller cubano Bruno Rodríguez reconoció avances en las conversaciones con EEUU, pero dijo que el bloqueo económico a su país se ha recrudecido con sanciones a empresas y bancos de terceros países.

De cualquier manera, los expertos reconocen que la simple consideración de la abstención es un hecho sin precedentes. De no oponerse explícitamente a la resolución, Washington estaría aliándose de facto con el organismo internacional en contra de su propio Congreso, que ha rechazado levantar un bloqueo reconocido como un fracaso por el propio presidente Obama.

El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, secundó la postura del vocero de la Casa Blanca al insinuar también la posibilidad de abstención. Recordó que el embargo (bloqueo) es ley, “y la ley no puede desobedecerse, pero eso no significa que no puedas tomar la posición de que quieres que cambie esa ley”.

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, reiteró el pasado miércoles, en conferencia de prensa, que el bloqueo económico de más de 50 años permanecía intacto a pesar de los avances conseguidos en el diálogo diplomático entre ambas naciones.

Aunque el canciller reconoció los llamados de Obama al Congreso sobre la necesidad de eliminar el bloqueo, dijo que el mandatario de EEUU posee facultades ejecutivas que le permiten modificar sustancialmente la aplicación de esa política y expuso evidencias de que el bloqueo persiste y hasta se ha recrudecido.

“En el período de diálogo y conversaciones confidenciales con el gobierno de Estados Unidos, es decir, en los años 2014 y 2015, el bloqueo continuó fortaleciéndose con marcado y creciente carácter extraterritorial, en particular en el ámbito financiero”, informó Rodríguez y mencionó “la persecución de nuestras transacciones financieras internacionales y las multas extraordinarias, insólitas, impuestas a bancos fundamentalmente europeos y empresas, por sus relaciones económicas con Cuba”.

“Hay que juzgar por los hechos, por los datos, no por declaraciones, no por expresiones de buena voluntad”, dijo.

Hasta el momento Washington no permite a Cuba comerciar libremente con EEUU, le prohíbe el uso del dólar en las transacciones internacionales y la entrada de aviones y barcos cubanos a EEUU.

Sin embargo, las negociaciones dieron otro paso el viernes pasado, al sostener Barack Obama y Raúl Castro conversaciones telefónicas para valorar avances como la apertura reciente de embajadas en ambos países y la agenda de temas que tratarán en los próximos meses como parte del proceso hacia la normalización de nexos bilaterales.

La gira del Papa Francisco por Cuba primero y EEUU después es esperada como una contribución importante al mejoramiento de relaciones estadounidense-cubanas.

La gira del Papa Francisco por Cuba primero y EEUU después es esperada como una contribución importante al mejoramiento de relaciones estadounidense-cubanas.

El diálogo telefónico tuvo lugar antes del viaje que el presidente cubano prevé realizar esta semana a Nueva York, para asistir a la Cumbre sobre la Agenda para el Desarrollo Post-2015 y el segmento de alto nivel del 70 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

También se anticipó a las visitas del Papa Francisco primero a Cuba, del 19 al 22 de septiembre, y luego a Estados Unidos, concebidas como contribución del Sumo Pontífice para poner fin al bloqueo de EEUU a la mayor de las Antillas, según reconocieron voceros del Vaticano citados por medios de prensa.

El Secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, pidió este jueves 17 de septiembre el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos al pueblo de la mayor isla de Las Antillas por más de cinco décadas.

En una entrevista con el Canal televisivo de la Santa Sede, Parolin dijo que “este tipo de sanciones provoca sufrimiento en las poblaciones que se las aplican, sobre todo perjudica a los pobres”.

El viernes pasado, horas antes de emprender el Papa la gira por Cuba y Estados Unidos, Washington anunció la reducción de algunas restricciones impuestas a los cubanos por el bloqueo. La novedad, presentada por los Departamentos de Tesoro y de Comercio para su aplicación casi inmediata, flexibiliza limitaciones a los viajes, las telecomunicaciones, los servicios de Internet, el funcionamiento de negocios, banca y remesas, y permite a empresas estadounidenses tener presencia en Cuba.

Con esta cadena de medidas y declaraciones, tendió Obama la alfombra para recibir este martes 22 al Papa. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.