La hora del cerdo

A pesar de los daños del huracán Irma, la producción porcina rozó las 200.000 toneladas este año.

El programa implementado desde 2004, ha levantado la producción en cerca de 10.000 toneladas de carne en pie por año.

Foto: Tomada de Radio Rebelde

A pocos días de las fiestas y cenas de fin de año, la noticia llegó de perillas a los cubanos, habituados a celebrar estas fechas con el clásico macho asado. La ganadería anunció récord de producción de carne de cerdo en 2017, una luz en medio de un año dramático para el sector agropecuario, golpeado primero por un intensa sequía y luego, por uno de los huracanes más duros de la historia meteorológica del Caribe.

En la Tercera Feria Agropecuaria Nacional, celebrada del 6 al 10 de diciembre, el Presidente del Grupo Empresarial Ganadero, Norberto Espinosa, anticipó que este año cerrará con unas 197.000 toneladas de carne de cerdo en pie.

La destrucción de 325 naves de cría de ese animal por el huracán Irma a principios de septiembre, lastró la posibilidad de alcanzar 200.000 toneladas, como estaba planificado, pero no impidió sobrepasar la producción total de 194.975 toneladas logradas en 2016. De más de 89.000 metros cuadrados de techo dañados –incluidas las cubiertas de siete almacenes de pienso-, solo se han recuperado poco más de un tercio, entrado diciembre.

La producción cubana despegó a partir de 2004, impulsada por un programa nacional que ha incluido más de 14.000 convenios con productores privados, alza de precios que les paga el Estado y un incremento gradual de la producción nacional de pienso.

La producción cubana de embutidos y otras variantes de la carne porcina cubre una parte importante de la demanda del turismo y del mercado interno.

Foto: Tomada de Barrio de Cuba

Hasta 2004, los cerdos promediaban unos 80 kilógramos de peso, pero desde hace varios años alcanzan en torno a 100 kilógramos o más como promedio por animal, de acuerdo con reportes del Grupo Empresarial Ganadero. Desde 2005, la producción mantiene un crecimiento moderado entre 6.000 y 10.000 toneladas de carne en pie de un año a otro.El programa de desarrollo porcino se propone crecer anualmente hasta redondear 250.000 toneladas en el año 2022, a fin de reducir la importación de esa carne y aumentar la producción de piensos. Todavía, Cuba compra en el exterior alrededor del 60 por ciento de los alimentos que demanda esa ganadería.

La producción nacional de 37 industrias dedicadas al sacrificio y procesamiento de cerdos tiene destinos múltiples. Según la División Tecnológica Porcina, el 39 por ciento del volumen de toda la carne se emplea en la elaboración de embutidos, alimentos ahumados, como hamburguesas y croquetas, destinados al mercado interno.

Otro 15 por ciento es comercializado como pierna y lomo, en ese mercado y para el turismo, lo que ha contribuido a reducir las importaciones. Además, un 31 por ciento, 37.700 toneladas de carne, se envía a la red de comercio y gastronomía.

La Tercera Feria Agropecuaria Nacional pasó revista a las mejores experiencias de productores, los avances en la nutrición de cerdos, parámetros de calidad de la carne, la producción porcina extensiva, a pequeña y mediana escala, y otros avances en la cría y reproducción de estos animales, de alta demanda en el mercado cubano. (2017).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.