Nuevos horizontes del comercio exterior

La política cubana de diversificar mercados y exportaciones apunta hacia economías emergentes, como Rusia, China y Brasil.

Jorge Luis Baños - IPS

Al inaugurar la feria, el ministro cubano de Comercio Exterior e Inversiones Extranjeras, Rodrigo Malmierca, anunció la próxima arrancada de la Zona Especial del Mariel

La Feria Internacional de La Habana inició esta semana su trigésima edición con un aumento en el número de países participantes y la confirmación de una estrategia comercial de Cuba que busca la diversificación de mercados y exportaciones. Aunque esa política no es nueva, encuentra probablemente un terreno más fértil en la actual coyuntura internacional.

Empresas de 62 países habían reservado algún espacio cuando los organizadores cortaron la cinta el pasado domingo 4 de noviembre, cifra superior a los 57 representados en la edición previa. El número de firmas extranjeras se mantenía en torno a 1.500, como hace un año.

España, como siempre, es la nación con delegación más numerosa: 130 empresas y seis pabellones. Pero un recorrido por ExpoCuba, sede habitual de FIHAV, muestra variaciones significativas en término de banderas, si se comparan con las tendencias de hace cinco años.

Las llamadas economías emergentes han fortalecido de manera notable su presencia en la cita comercial habanera. Las empresas de China, Brasil y Rusia, por ejemplo, sobresalen entre las de mayor crecimiento en la feria, en frecuencia con la fuerza cada vez mayor que alcanza en los escenarios económicos internacionales el grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

El gigante asiático asiste a FIHAV 2012 con la cifra récord de 62 compañías, 22 más que el año pasado. En un área de mil metros cuadrados -de 16 mil contratados por todos los expositores-, la delegación china expone productos electrónicos, de la industria automotriz, maquinarias, equipos médicos, ferretería, cosméticos y la infaltable artesanía tradicional, entre otros bienes, bajo el logo de firmas como Zhejiang Geely, Jinbei y Beijing North Star.

Acorde con el interés por ampliar su presencia en América Latina, Beijing cultiva en particular los nexos con Cuba, país que constituye el principal socio de China en el Caribe. Alrededor de 200 empresas de ese país han desarrollado negocios en esta isla caribeña en sectores tan diversos como el turismo, la agricultura y el petróleo.

China, evidentemente, hace todo lo posible por mantenerse como segundo socio comercial de Cuba (detrás de Venezuela). El intercambio muestra una tendencia creciente en los últimos años y, de acuerdo con reportes de la embajada china, superó los 870 millones de dólares en el primer semestre del 2012.

La participación brasileña en la Feria Internacional de La Habana también ha crecido fuertemente desde el 2008. Este año 66 empresas integran la delegación de ese país, con un área de 800 metros cuadrados. Para ampliar el comercio y las inversiones bilaterales, compañías de ambos países aprovechan la actual edición de FIHAV para continuar negociando, por ejemplo, la instalación en Cuba de una fábrica de vidrio y otra de carrocerías de autobuses por las brasileñas Fanavid y Marcopolo, respectivamente. A su vez, la industria biotecnológica cubana busca expandirse más en el gigante sudamericano.

El hito económico más destacado entre ambos países es la inversión conjunta para crear una zona especial de desarrollo en el puerto del Mariel, a unos 50 kilómetros al oeste de la capital cubana.

Al inaugurar la feria, el ministro cubano de Comercio Exterior e Inversiones Extranjeras, Rodrigo Malmierca, anunció la próxima arrancada de la Zona Especial del Mariel y aprovechó la oportunidad para invitar a las empresas extranjeras a invertir en dicho enclave. “El aporte del capital extranjero continuará jugando un rol importante en el presente y el futuro” para la economía cubana, declaró.

Otros países que amplían su participación son Venezuela, Italia, Canadá, Francia y México. Pero la estrella de esta edición es Rusia.

Después de la declinación casi brusca sufrida en los años 90, el comercio entre Rusia y Cuba experimenta un franco empuje desde hace un par de años. FIHAV 2012 lo ha confirmado.

El lunes tuvo lugar la X Sesión de la Comisión Intergubernamental de ambos países, presidida por el ministro ruso de Industria y Comercio, Denis Manturov, y el vicepresidente cubano del Consejo de Ministros, Ricardo Cabrisas, para trazar estrategias para el comercio y la colaboración hasta el año 2020. Un día después, la V Sesión del Comité Empresarial Rusia-Cuba acordó un plan de acción para la cooperación bilateral 2013-2014.

La delegación rusa está integrada por 42 empresas, muchas de ellas que prueban fuerza por primera vez en la cita comercial habanera.

Manturov –quien dialogó el lunes con el presidente Raúl Castro- dijo a la prensa que el comercio ruso-cubano dio un salto del 17,5 por ciento en los primeros ocho meses y llegó a 150 millones de dólares. Pero coincidió con Cabrisas al manifestar ambos insatisfacción con el nivel alcanzado. Como ejemplo de campos en que puede ampliarse el volumen y calidad del comercio, Manturov mencionó la industria biotecnológica y médico-farmacéutica de Cuba y la industria petrolera.

Además de millonarios incrementos en las ventas al exterior cada año, los fármacos y equipos médicos de CIMAB, Heberbiotec, Neuronic, Tecnosuma y Labiofam se alejan de la tradición cubana de sostener las exportaciones a cuenta de materias primas y bienes de escaso valor agregado. No por gusto, esas firmas dan la bienvenida a los visitantes en el Pabellón Central de ExpoCuba.

Sin dudas, la biotecnología constituye el éxito más importante en la política de diversificar exportaciones y es la mejor carta de presentación para ampliar y renovar también los mercados, sobre todo si Cuba tiene la mirilla, como indica FIHAV 2012, en los mercados de Rusia y de otras economías emergentes. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.