Puerta a la inversión española en Cuba

Foro empresarial promociona en Madrid, un Fondo de Contravalor creado a partir de la deuda cubana renegociada con España.

Las empresas españolas lideran las inversiones y negocios en el sector turístico cubano.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Para la inversión en Cuba, las empresas y proyectos españoles cuentan con un sostén adicional de más de 400 millones de dólares, derivados de la deuda que España le condonó a ese país hace un par de años. El empleo de esa alternativa la promocionaron representantes de los dos países en un foro empresarial celebrado en Madrid recientemente.

Al analizar los instrumentos de financiamiento disponibles para las compañías de su país interesadas en invertir en la economía cubana, el Director General del Tesoro, Carlos San Basilio Pardo, expuso las ventajas del llamado Fondo de Contravalor, que se creó en 2016 con la reestructuración de la deuda que Madrid perdonó a Cuba un año antes, en virtud de los acuerdos logrados por La Habana con el Club de París.

Un comité binacional se ocupará de la administración, seguimiento y valoración de este importante capital de más de 400 millones de dólares, considerado por San Basilio Pardo como “una gran oportunidad para las empresas españolas”. El dinero se otorga como donación solo a las empresas hispanas -incluidas las sociedades mixtas- que ejecuten proyectos en Cuba.

El embajador de la nación caribeña en España, Eugenio Martínez, explicó que el Fondo de Contravalor llega en un momento muy oportuno también para su país. “La inversión extranjera es parte de la economía cubana, es una necesidad”, dijo, pero la política cubana de apertura al capital foráneo encuentra obstáculos al negociar financiamientos externos.

“La estructura de crédito para financiar nuestra economía es muy difícil; conseguimos crédito, pero en condiciones muy difíciles”, explicó el embajador. El bloqueo económico estadounidense ha mantenido distante a Cuba de instituciones financieras importantes, incluidos bancos de desarrollo. Por igual razón, los intereses bancarios, cuando el país accede a esos préstamos, suelen elevarse por encima de la media internacional.

La reestructuración de la deuda a corto, medio y largo plazo, la apertura de líneas de financiación específica por parte de Cofides y dos programas de conversión de deuda por valor de 415 millones de euros para facilitar la financiación de inversiones y proyectos que impulsen el desarrollo de Cuba son instrumentos que deberían contribuir a intensificar la actividad de las empresas en la isla, ha destacado la patronal en un comunicado.

La deuda condonada por España a Cuba hace dos años, derivó hacia la creación de un Fondo para financiar los negocios y proyectos hispanos en el archipiélago cubano.

Esto ocurre en una coyuntura en que las autoridades cubanas han declarado su intención de abrirse más a las inversiones extranjeras, como forma de crecimiento y desarrollo económico. El Ministerio de Economía ha declarado la necesidad de conseguir por esa vía montos entre 2.000 y 2.500 millones de dólares por año, pero en 2016 solo había conseguido algunos cientos de millones.

El embajador cubano informó en el foro empresarial Iberoamérica Empresarial de la aprobación de casi 400 proyectos de inversión actualmente. Del total, algo más de la cuarta parte (110), están dirigidos a la industria turística, uno de los pocos sectores de crecimiento pujante en Cuba desde hace dos años: en 2015, la llegada de visitantes internacionales aumentó un 17 por ciento, y un 14 por ciento en 2016, mientras ha despegado a igual ritmo en el actual año.

De esos 110 proyectos turísticos, diez pertenecen a grandes compañías hoteleras españolas, que “invertirán en Cuba en los próximos años un promedio de 50 millones de dólares”, dijo  Martínez. Actualmente, el 60 por ciento de las habitaciones hoteleras del archipiélago cubano las administran cadenas españolas.

En el reciente foro empresarial celebrado en Madrid, intervino también el presidente de Cofides, Salvador Marín, para explicar a los empresarios reunidos la línea de inversión abierta para Cuba por esa compañía española de financiación del desarrollo, complementada con una línea especial para la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

En un escenario en que la economía cubana decreció un 0,9 por ciento y no ha conseguido un crecimiento estable, resulta oportunas las alternativas para dinamizar el acceso a capital inversionista extranjero, más si se deriva de la renegociación de deudas, como ha hecho Cuba ya con varios de sus principales acreedores.(2017).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.