Regalo de la banca a consumidores cubanos

En un declarado intento por ampliar el empleo de las tarjetas magnéticas en el comercio minorista, los bancos cubanos ofrecen mayores bonificaciones a los clientes que incursionan en el nuevo modo de pago.

El Banco Metropolitano intentó atraer a los consumidores al pago mediante tarjetas magnéticas con una bonificación del 10 por ciento.

Foto: Tomada de Granma

Los consumidores que este fin de semana hicieron compras en Cuba y pagaron con tarjetas magnéticas emitidas por el Banco Metropolitano (Banmet), en pesos cubanos (CUP) o pesos cubanos convertibles (CUC), obtuvieron una bonificación del 10 por ciento.

El Banmet, cuyas sucursales se concentran en La Habana, implementó del 8 al 10 de junio la bonificación establecida para los pagos con tarjetas RED en puntos de venta equipados tecnológicamente. Después del plazo de tres días, redujo el beneficio al 5 por ciento.

El experimento se inscribe en una política de bonificaciones y otras acciones, emprendida por los bancos comerciales cubanos desde mayo para incentivar un modo de pago que no ha contado con el beneplácito de los consumidores.

Para realizar estas operaciones, las tiendas y otros centros comerciales de las cadenas Caribe, Cimex y Palco cuentan desde hace meses con las llamadas terminales de puntos de venta o POS. La empresa de telecomunicaciones ETECSA y la Empresa Eléctrica también se han incorporado al grupo.

Pero la fórmula no ha contado con mucha aceptación aún entre los consumidores, a juzgar por las estadísticas y la respuesta a las estrategias comerciales de los bancos. Entre las razones, los clientes aluden a la inestabilidad de los POS, insuficiente transparencia de la operación con su cuenta personal y el presunto rechazo de los propios dependientes de las tiendas, que preferirían manejar directamente los billetes tradicionales, ya sea por hábito, el temor a perder la oportunidad de propina u otras causas.

De cualquier manera los propietarios de tarjetas magnéticas han empleado la nueva opción financiera más como recurso para hacer extracciones directamente en cajeros automáticos que como alternativa avanzada para costear sus compras en tiendas.

De acuerdo con registros del sistema bancario, en 2017 los cubanos y cubanas habían realizado 57 millones de operaciones con las más de 4 millones de tarjetas magnéticas en red de que disponían. Pero el 90 por ciento de estas operaciones fue para extraer dinero en efectivo.

En respuesta el Banco de Crédito y Comercio (Bandec), el Banco Popular de Ahorro (BPA) y el Banmet aplican desde mayo bonificaciones que oscilan entre 2 y 5 por ciento para las compras con dichas tarjetas. El Banco Metropolitano, con el reciente beneficio temporal del 10 por ciento, es el que parece más dispuesto a implementar procedimientos radicales en la estrategia común de animar el empleo de la nueva forma de pago.

Cuando a inicios de mayo, el Vicepresidente Primero del Banco Central de Cuba (BCC), Francisco Mayobre, presentó la nueva estrategia, informó que los bancos estaban autorizados a ampliar el porcentaje de las bonificaciones en las fechas en las que, según sus respectivas estrategias comerciales, consideraran prudente para incentivar más el uso de las tarjetas en los Terminales de Puntos de Ventas (TPV).

FINCIMEX, la empresa encargada de administrar los TPV, tiene instalados más de 11.900 en todo el país y ha anunciado acciones para modernizar la tecnología de los mismos, a fin de agilizar y hacer más amistoso este servicio, en otro intento por romper la desconfianza de los consumidores ante una forma de pago habitual ya en la mayoría de los países. (2018).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.