Sherritt diversifica presencia en áreas estratégicas

Una de las pioneras de la inversión extranjera en Cuba, es clave en la producción de níquel, la extracción de petróleo y la generación de electricidad a partir de gas.

La fábrica de Moa concluyó el año pasado una planta productora de ácido sulfúrico, para mejorar sus costos y ganar fortaleza como mayor productora de níquel del país.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La canadiense Sherritt International Corporation quiere mantenerse como la mayor inversionista extranjera en Cuba. Pionera del capital foráneo en la isla socialista, la empresa minera reiteró su intención de aprovechar cada filón ofrecido por la política de apertura cubana, como lo hace desde los años 90, aunque los vientos del mercado externo no le han favorecido en años recientes.

Con presencia en la extracción de níquel, en la producción de petróleo y en la generación de electricidad, los negocios de Sherritt en Cuba son los más importantes para esa compañía, informó su director general, David Pathe, en conferencia de prensa. A la vez, constituye el inversionista de otro país más ampliamente implicado con La Habana, al extremo de provocar sanciones por del gobierno de Estados Unidos a sus directivos por las leyes extraterritoriales del bloqueo económico.

La empresa canadiense confía en mantenerse en el liderazgo operativo mundial en la producción de níquel terminado a partir de lateritas, dijo Pathe. Las inversiones conjuntas en el enclave minero de Moa, en el oriente cubano, permiten la extracción, procesamiento industrial y comercialización de más de 33.000 toneladas de níquel y no menos de 3.000 de cobalto anualmente.

Los ejecutivos de la Sherritt cuentan a su favor con la recuperación moderada en los precios del mercado internacional, que avanzaron en febrero pasado a más de 11.000 dólares la tonelada, tras el cierre de un grupo de minas en Filipinas. Esta primera reacción en 2017 tuvo como antecedente un desplome de precios del 14,4 por ciento en el año previo. La tendencia al alza puede mantenerse, si los pronósticos del Banco Mundial, habitualmente cauteloso, se cumplen: prevén un crecimiento de los precios del níquel del 40,5 por ciento de 2017 al 2021.

Pathe declaró a la prensa su interés de extender la búsqueda y producción de petróleo en áreas contratadas en Cuba.

Foto: Tomada del periódico Trabajadores

 

Los altos ritmos productivos de la planta de propiedad mixta en Moa, la Pedro Soto Alba, compensaron la baja de precios del año pasado. Ha alcanzado un volumen de producción anual de 37.500 toneladas en el año. En 2016, esa fábrica concluyó una nueva planta de ácido sulfúrico a tiempo y dentro del presupuesto. “Esperamos ver el beneficio económico de este proyecto reflejado en los costos de efectivo”, declaró el Director General de la firma.

A la par, Sherritt ha pasado a ser uno de los mayores explotadores extranjeros de petróleo en Cuba. Los pozos administrados por esa empresa generan 15 mil barriles por día, aproximadamente la tercera parte del hidrocarburo producido en este país.

Pathe informó a la prensa que tienen la intención de destinar capital y financiación para el Bloque 10, uno de los 45 en que se divide la Franja Norte petrolera. Dijo que desean continuar los trabajos de exploración y perforación en la zona y en el promisorio Bloque 8-A, donde están en la fase de adquisición de datos sísmicos, así como mantener las conversaciones con la Unión Cubapetróleo (Cupet) en busca de nuevas oportunidades.

Como ratificó varias veces su director, la Sherritt aspira a ampliar su participación en el negocio petrolero de Cuba y fortalecer las relaciones estratégicas en este campo.

En el área energética, esa compañía canadiense tiene otra importante presencia: la empresa Energas S.A., una mixta de la Sherritt, Cupet y la Unión Eléctrica, genera 506 megavatios, un 15 por ciento de la electricidad en la red cubana. Por hacerlo a partir del gas extraído de los yacimientos de petróleo, se convierte en una de las energías eléctricas de menor costo de producción en el país.

La empresa canadiense no solo ha buscado diversificar su participación económica en Cuba, sino que lo hace en áreas claves. (2017)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.