Trump contra los negocios privados de Cuba

El anuncio de Donald Trump amenaza sobre todo a la actividad del turismo y al sector privado en expansión en la isla caribeña, a juzgar por estudios y opiniones de expertos.

Las declaraciones del presidente Donald Trump hacia Cuba amenazan fuertemente a las aerolíneas y otras empresas estadounidenses de viajes, el sector que más había avanzado en su acercamiento a Cuba.

Foto: Tomada de Cibercuba

Todavía está por ver si es mayor la polvareda mediática que la política, y mayor la intención política inmediata que la económica estratégica. La anulación por el Presidente Donald Trump del acuerdo que firmó su antecesor, Barack Obama, con Cuba no deja claro consecuencias inmediatas severas para las relaciones económicas entre ambos países.

Pese a su lenguaje agresivo a favor del bloqueo económico, previsible en un escenario como Miami, Trump dejó intactos avances que le antecedieron como la apertura de embajadas, las relaciones migratorias, las exportaciones agrícolas, los viajes de cubanoamericanos y el envío de remesas, entre otras.

Las amenazas, pendientes ahora de que Washington firme medidas en meses próximos, apuntan a ser más estrictos en el otorgamiento de viajes de ciudadanos estadounidenses a Cuba y a la prohibición de relaciones que beneficien a empresas del turismo y otras áreas de la economía vinculadas con el sector militar cubano. Pero, a juzgar por análisis de expertos, los efectos negativos serían mayores para EEUU que para Cuba.

La organización lobista estadounidense Engage Cuba, partidaria de un acercamiento bilateral, calcula que la economía de su país perdería 6.600 millones de dólares y 12.295 puestos de trabajo hasta el año 2021 –fin del primer mandato de Trump- de articular la Casa Blanca una restricción total de los nexos con La Habana. El daño mayor parece enfocado a la actividad del turismo.

De vetar los negocios de compañías de viaje de EEUU y las licencias en vigor hoy para que los estadounidenses viajen a Cuba –Trump solo prometió ser más restrictivos para otorgarlas; no habló de eliminarlas-, le costarían 3.500 millones de dólares y 10.154 empleos a las aerolíneas y cruceros, de acuerdo con el estudio de Engage Cuba. Sería el negocio más afectado.

Otro estudio, del Consejo Comercial y Económico EEUU-Cuba, calcula que la tajada cubana por la visita de cruceros es mucho menor. Las tres compañías estadounidenses que tocan costas de la mayor de las Antillas –Carnival, Norwegian y Royal Caribbean- ganarían 422 millones de dólares entre 2017 y 2019, si las embarcaciones programadas navegan a plena capacidad en ese itinerario.

Los analistas temen que el daño mayor de una vuelta atrás en el distanciamiento de EEUU sea para los negocios privados cubanos.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

El presidente del Consejo, John Kavulich, estima que Cuba tendría ganancias de 63 millones de dólares, por gastos de turistas de los cruceros en excursiones, restaurantes, habanos y suvenires, y el pago de tasas portuarias de los buques.

Las empresas estadounidenses dedicadas a la transferencia de dinero a Cuba deben navegar con mejor suerte, de mantener intacto Trump esa alternativa para los cubanoamericanos. A juzgar por datos de Engage Cuba, esas compañías ganarán unos 1.200 millones de dólares hasta 2021.

Kavulich es uno de los analistas que ha previsto que el enfoque de la política de Trump hacia Cuba sea más reactivo que estratégico. En su opinión, debe prevalecer el ADN corporativo de Trump y de parte de su gabinete para que no interrumpan la mayoría de las actividades comerciales con Cuba, que han beneficiado a medio centenar de empresas de EEUU.

El economista cubano Omar Everleny Pérez tampoco teme grandes amenazas. Aunque espera “alguna repercusión económica (…) no creo que sea una afectación significativa”, estima.

Otros analistas sí ven peligros, pero no tanto para las empresas estatales cubanas y los grupos empresariales vinculados con las fuerzas armadas contra los que apunta el discurso de Trump, sino para el sector privado. Es el caso de Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano, grupo de reflexión con sede en Washington. “Para la economía cubana y el sector privado este cambio representa un gran golpe”, comentó.

Con las transformaciones de política económica emprendidas en Cuba desde hace varios años, ha crecido la participación de las pequeñas empresas privadas, en particular en negocios de taxis, restaurantes y casas de alojamiento. Esas actividades absorben una parte importante del crecimiento récord de turistas que se registra en Cuba desde que empezó el acercamiento con EEUU a fines de 2014.

Las declaraciones de Trump son “contraproducentes –opina a su vez el economista cubano Pável Vidal, radicado en Colombia-, pues afectan directamente al pueblo de Cuba y no ayudan a promover los cambios económicos, sociales y políticos”. Vidal teme daños serios por esta razón y por la afectación posible a toda la actividad del turismo, que es uno de los sectores líderes de la economía cubana, con avances acelerados y fuerte actividad de inversiones.

“En Cuba es imposible dañar al sector estatal de la economía sin afectar al cooperativismo, a los privados y a las pequeñas empresas”, afirmó el canciller cubano Bruno Rodríguez Padilla en una rueda de prensa en Viena, posterior al anuncio de Trump.

Hasta ese momento habían visitado el archipiélago cubano este año una cantidad de estadounidenses casi similar a la de todo el año anterior (284.937, en 2016). Queda por ver ahora el impacto real de la jugada de Trump, en tiempos en que también experimenta un alza acelerada la llegada de visitantes de otros mercados emisores fundamentales para Cuba, como los europeos.

Una retirada o contracción de la presencia estadounidense –tanto a título de visitantes como para negocios- daría sobre todo ventaja a otros socios extranjeros con presencia tradicional y más vasta en Cuba. ¿Correrá EEUU ese riesgo? (2017).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.