Más allá del cuerpo…

La fotografía de esta artista explora en temas relacionados con la mujer, lo femenino, el juego de roles en el devenir social y el erotismo.

Con ellas hasta el fin, de la serie "Unas y otras".

Foto: Cortesía de la artista

A Misladis González Barco le atrapó la fotografía desde que descubrió la capacidad de esta manifestación artística para recrear universos y reinterpretarlos desde una poética que ahonda en la subjetividad de los seres humanos, en particular, las mujeres.

Escultora de profesión y profesora de dibujo, cerámica y teoría de arte cubano, en el 2007 la invitaron a exponer un conjunto de fotos sobre La Habana durante una temporada de teatro cubano en el Nuevo Alcalá, Madrid, España. “Allí, dice, pasé varios meses experimentando y descubriendo la técnica de la fotografía digital. Quedé fascinada. Esa herramienta me dio la posibilidad de recrear esos espacio de imaginación y reconceptualizarlos, pues lo que intento con mi obra es “provocar” a quienes se aproximen a ella”.

A su regreso a La Habana, decide complementar los estudios y participa en varios talleres de fotografía y técnicas digitales en el Instituto Internacional de Periodismo José Martí y el Instituto Superior de Arte (ISA).

¿Qué tipo de fotografía te interesa y por qué? ¿Cómo definirías lo que haces desde el punto de vista conceptual y estético?

Mi obra fotográfica —como la escultórica e instalativa— se fundamenta en la introspección, analiza y recrea mi realidad, indagando sobre y desde mí misma, utilizando algunos recursos semióticos y símbolos, que actúan como fundamentación constructiva de la poética visual, cuidando la composición e iluminación esteticista y el uso del blanco y negro.

¿Qué sujetos o experiencias te interesa registrar y por qué?

Mis temas recurrentes son la mujer, lo femenino, el juego de roles en el devenir social, el uso del cuerpo propio como metáfora, los objetos personales y el erotismo que se enriquecen con el uso de estos medios.

Intento que mis imágenes sean “espacios teatrales” que se sumergen en la subjetividad femenina, su resistencia, sensibilidad y también en su dolor.

Misladis González Barco: "Deconstruir los discursos patriarcales desde la fotografía sigue siendo un reto".

Misladis González Barco: “Deconstruir los discursos patriarcales desde la fotografía sigue siendo un reto”.

Graduada en el Instituto Superior de Arte, La Habana, 1994, en la especialidad de Escultura. Ha participado en una veintena de exposiciones individuales y colectivas, entre ellas: “Bienvenida a esta trampa”, Instituto Superior de Arte, 1994; “De la Habana a Madrid” Fotografías. Teatro Nuevo Alcalá, Madrid 2007; “Unas y otras” Fotografías. Galería Domingo Ravenet, La Habana 2011; “Memorias de Eva” Fotografías. Galería Benito Ortiz. Trinidad, Sancti Spíritus, 2011; “Fotografías” Maqueta de la Habana, Marzo 2012; “Memorias de Eva II”; “Más allá de la periferia”, Pabellón Cuba 1996; Salón de Arte digital, Centro Pablo de la Torriente, 2001; Proyecto “Mujheroes” La Casa Amarilla, Barcelona, España 2011 y Proyecto “De Brujas y Mariposas” Casa del Alba Cultural, La Habana 2012.

¿Cuáles son los signos de identidad que no deben faltarle a la fotografía cubana de estos tiempos?

¿Lo cubano en la fotografía, sus signos de identidad?… Pienso que la fotografía que se hace en Cuba está basada en el modelo antropológico cultural occidental.

Hay temas fundamentales que han sido y seguirán siendo por un tiempo largo objeto de análisis y discursos —del arte cubano en general, y de la fotografía en particular—, que apuntan al arte mismo y su relación con la política y la institucionalidad, la cultura popular, la religiosidad y el sexo, entre otros.

Y aunque en las estrategias de comportamiento, los artistas exploran y hacen prevalecer el cinismo, la simulación y “la pose”, así como el marcado interés por vincularse a los circuitos de mercado y consumo de obras de arte, es permanente la necesidad de “devolver” el objeto terminado y estéticamente agradable que enfatiza el contenido del mensaje.

La fotografía que se hace en Cuba ahora mismo —a diferencia de las temáticas épicas sobre la revolución efervescente de la década del 60, realizadas por fotógrafos fogueados casi todos en la fotografía comercial, el “impase” de los 80 y 90, marcados por la emigración y el periodo especial, que trajo una escasez de recursos materiales para las artes tradicionales—, está determinada por la introducción y auge de las técnicas digitales y el mercado; por lo que en estos últimos años están presentes la cantidad, diversidad y calidad de discursos, donde se observa el tema social y la preocupación por lo estéticamente bello, además de una mayor amplitud al análisis conceptual de las expresiones psicológicas y las preocupaciones existenciales del individuo tercermundista y globalizado. Todas estas preocupaciones han ido marcando las pautas del discurso fotográfico.

¿Alguna muestra, para cuándo, dónde y sobre qué tema?

Ahora mismo preparo obras para una exposición colectiva sobre la comida y cocina cubana que organiza el restaurante El Templete, en la Habana Vieja, la cual se inaugurará para noviembre próximo.

¿Y qué tiene que ver la cocina y la comida con tus temas?

Aunque no lo parezca, mucho… ¿Acaso no somos las mujeres quienes llevamos sobre los hombros el peso de las tareas domésticas? De ahí que deconstruir los discursos patriarcales desde la fotografía sigue siendo un reto.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.