Paisajes de agua

El fotógrafo Edmundo Cofré Godoy trae al centro de La Habana los exóticos bosques valdivianos de Chile.

Imágenes de la exposición

El agua es el motivo común de las 70 instantáneas que trajo a La Habana el fotógrafo Edmundo Cofré Godoy. El agua, en sus diferentes estados naturales, es el pretexto que usa el artista para mirar los amplios bosques que ocupan el centro sur de Chile.

La Sala de la Diversidad, ubicada en la capitalina calle Amargura, acoge la muestra que se inauguró el 5 de junio. El explícito homenaje al Día Mundial del Medioambiente estará en exhibición hasta el 29 de agosto próximo.

Como es costumbre en dicha galería, la fotografía digital llega al espectador sin migrar de soporte. En una decena de monitores, colgados en las paredes, corren las imágenes, esta vez con una particular música de fondo: los sonidos de paisajes naturales captados por el sonidista Jaime Hernández.

Muy atractivos resultan los contrastes entre el negro de la galería y los diferentes tonos de gris y azul que predominan en las imágenes de Cofré.

Pensar las áreas de exposición como un todo, hacerlas atractivas en su conjunto —como resulta en la Sala de la Diversidad—, es una asignatura pendiente para la mayoría de los locales destinados a estos fines en Cuba.

Según el sitio web de Cofré, en la serie el agua funciona como “elemento plástico en la construcción del paisaje”.

El fotógrafo persigue que “la constante modificación de la luz” sobre ese elemento confiera movimiento a la geografía que capta. Para ello se apoya en la transparencia y los cambios de colores del entorno.

Su trabajo pretende ser también un acto de denuncia. Cofré declaró a medios de prensa cubanos durante la inauguración de la exposición que su interés estético “se transformó en una puerta de entrada” para reflexionar sobre cómo un recurso vital “es muy escaso”.

Mostró además su preocupación por “la contaminación permanente de los cauces de agua”, que dijo: “están afectando a mi región y a todo el mundo”.
A pesar de estas intenciones, su paisajística se muestra hermosa en su sentido estético. Las zonas que retrata lucen saludables, y la acción humana —causante más común del daño— está bastante ausente de los entornos retratados.

Estos bosques de Cordillera de la Costa en la Región de los Ríos han disminuido a la mitad en el último siglo. Se asegura, sin embargo, que la conservación de esa costa del Pacífico es uno de los principales proyectos de organizaciones como World Wildlife Fund, Conservation International y también del Gobierno de Chile.

Esta mirada de Cofré se suma a este empeño por resguardar el patrimonio natural del continente.

Antes del agua

El perfil de Facebook de Edmundo Cofré Godoy muestra una imagen del artista cruzando un río a fuerza de remos. Su cayac individual está cargado de bultos, donde se adivinan instrumentos de trabajo, un sombrero.

“A los 16 años adquirí mi primera cámara”, cuenta Cofré en su página web. “Donde voy llevo mi cámara”, escribió. Le resulta “una herramienta infalible para mirar dentro de las personas, para sentir la bruma en el paisaje y recordar cuanto he vivido”

Diseñador y fotógrafo, vive en la zona centro-sur de Chile, en la rivera del Rió Valdivia. Ubica entre sus intereses personales “la relación con la actividad cultural que se desarrolla en el sur de Chile y Latinoamérica”.

La Habana y Santiago de Chile han sido retratadas por su lente, con una visión más documental.

Paisaje del agua es diferente a esos trabajos. Es una selección de planos generales y de pequeños detalles, todas originadas de la contemplación del entorno natural.

Entre los más comunes recursos a los que Cofré apela para capturar esos paisajes están los reflejos en estanques naturales, y el efecto del vapor de agua que sube a la atmósfera en forma de bruma.

De esta manera, su discurso artístico hace reflexionar también sobre la condición especialmente efímera e irrepetible que capta con su cámara.
Materializar el proyecto Paisajes de agua le tomó cuatro años. Durante ese período recorrió las zonas templadas lluviosas del centro sur de Chile, conocidas también como selva valdiviana.

La región constituye un amplio refugio de biodiversidad animal y vegetal y atrae la atención constante de expediciones científicas, botánicas y turísticas de todo el mundo.

Exuberantes paisajes se desarrollan en ese clima templado, con influencia oceánica y elevadas precipitaciones. Ninguno de esos elementos escapa de la curiosidad artística.

Las 200 instantáneas que recolectó Cofré en la región resultaron Proyecto ganador de Fondart 2012 del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes del Gobierno de Chile.

Fondart brinda apoyo a creaciones que intervengan en la difusión cultural y conservación patrimonial de la región. Su gestión permitió que las instantáneas que visitan La Habana se expusieran en el Museo de Arte Contemporáneo de Valdivia, en febrero 2013.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.