Peter Turnley y sus imágenes humanas en Cuba

A lo largo de su vida como fotógrafo ha usado la cámara para ofrecer una voz a las personas cuyas voces son silenciadas, gente oprimida, que vive en condiciones injustas, con penurias y dificultades extremas.

"Espero que mis fotos puedan contribuir a tender puentes entre Estados Unidos y Cuba", dijo Peter Turnley en la presentación de la muestra "Momentos de la condición humana" el viernes 13 de noviembre en el Museo Nacional de Bellas Artes, en La Habana.

Foto: Kike

Por primera vez, desde que abrió sus puertas el Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba, (MNBA) en el lejano 1913, un fotógrafo estadounidense expone 130 piezas de su variada y abundante producción creativa de 40 años de trabajo.

Muchos creen que la muestra “Momentos de la condición humana”, de Peter Turnley —agrupada en cuatro grandes segmentos, según el concepto curatorial de la especialista del MNBA Niurka Fanego: Corazón de América, Una carta de amor a París, En tiempos de Guerra y de Paz y Cuba: la gracia del espíritu— como otras iniciativas recientes de intercambio cultural entre músicos, bailarines y cineastas cubanos y estadounidenses tiene que ver con el deshielo producido en las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba.

Más allá de cualquier conjetura, lo cierto es que la propuesta fotográfica concebida por Turnley para ser vista por cubanas y cubanos, desde noviembre y hasta febrero de 2016, rebasa con creces los enfoques políticos para situarse en una zona de lo que el propio fotorreportero denomina “the human condition”.

Peter Turnley: "Siempre abrazaré la diversidad humana como una forma de inmensa riqueza y una oportunidad para nuestro mundo".

Peter Turnley: “Siempre abrazaré la diversidad humana como una forma de inmensa riqueza y una oportunidad para nuestro mundo”.

Foto: Kike

Es imposible “pasearse” por la sala de exposición sin sentir estremecimiento, horror, rabia, tristeza, dolor ante el drama humano, la sinrazón, la guerra, el desplazamiento forzoso, el hambre, la muerte, el desamparo de quienes sufren el injusto “orden” o mejor desorden global de estos tiempos.

La cámara y el talento de quien ha admitido sentirse “inspirado por la visión, el carisma y la humanidad de líderes como Mandela, Martin Luther King, Gandhi […] y también por “gente común” se nos “ofrece” no solo para provocarnos sino para hacer que reflexionemos, que no salgamos tranquilos después de apreciar cada instantánea y nos preguntemos: ¿qué vamos a hacer por nuestra propia condición humana?

Quizás esta inquietud ha sido la fuerza motivadora de Peter Turnley, desde que en los años sesenta, Estados Unidos se sacudía por el movimiento por los derechos civiles, las feministas luchaban por sus reivindicaciones de género y mucha gente común salía a las calles a protestar contra la guerra de Vietnam.

Heredero de ese espíritu rebelde, Turnley nos acerca en esta muestra a tres momentos de su vida: Indiana, en especial Fort Wayne, su cuidad de origen; París; buena parte de la geografía del mundo en conflicto y Cuba. Ittinerario biográfico, donde el fotógrafo se va apropiando del mundo y del “oficio”, lo es también en el sentido antropológico y simbólico en tanto el artista va creciendo, al descubrir las esencias humanas y, al mismo tiempo, se descubre así mismo como testigo y cronista.

El París de los años 70 es tal vez, desde el punto de vista conceptual y estético lo más logrado de la muestra, sin perder de vista las escenas de fuerte realismo de su paso por más de 90 países alrededor del mundo. Justamente ese “itinerario reporteril”, cámara en mano, afianzó en Turnley la hondura de su mirada fotográfica, el trabajo con los primeros planos, los grandes detalles, encuadres y la maestría para captar el drama humano en todos sus matices. No en vano afirma “sentirse orgulloso de ser un ciudadano del mundo”. Pero no cualquier ciudadano, se me antoja que uno comprometido —desde la fotografía más artística o la más documental— con la diversidad de ese mundo en todas sus flaquezas, quebraduras pero también en su profunda grandeza espiritual.

Unos poco instantes no bastan para apreciar esta muestra. Hay que regresar más de una vez al Museo para volver a redescubrir “las complejas sombras de lo gris”, como dice Turnley.

La fotografía digital ha revolucionado la manera en que las personas se interesan cada vez más por comunicar historias.

La fotografía digital ha revolucionado la manera en que las personas se interesan cada vez más por comunicar historias.

Foto: Kike

Más allá de la banalidad, la tecnocracia en boga y la carrera desenfrenada por el poder que hoy predomina en la escena planetaria, la condición humana está llamada a “reinventarse” desde la poesía de la vida cotidiana de sus gentes más sencillas.

La fotografía como manifestación artística y ensayo testimonial de una época encuentra, al fin, en el MNBA un espacio para mostrarse. Es la obra de Peter Turnley con “Momentos de la condición humana” la que abre un camino que con justicia reclamaban desde hace tiempo los artistas del lente en Cuba. Ojalá y esta iniciativa encuentre cauce para exhibir lo que se está produciendo en nuestro país, desde la fotografía digital más contemporánea hasta la obra de los maestros, poco conocida por la más joven generación cubana.

Un comentario

  1. Niurka Fanego Alfonso

    Estimados colegas de IPS, les agradezco por la publicación, fotos de Kike incluidas! Realmente el acto curatorial se completa por varias vias, una de ellas se soporta en la labor de comunicación que periodistas y fotógrafos realizan. Gracias a la prensa podemos hacer llegar más y mejor nuestro trabajo. Siéntanse en el Museo como en casa. Muchos saludos. Niurka Fanego, curadora de la exposición Momentos de la Condición Humana

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.