Alto rango dinámico

Una técnica que resuelve un problema, pero restringe la libertad creativa.

Una posibilidad de resolver esas fotos que escapan del rango dinámico de nuestra cámara es el uso de la técnica HDR (High DinamicRange), imágenes de un alto rango dinámico. Estas imágenes se logran mezclando dos o más fotografías con distintos valores de exposición para lograr información tanto en las zonas de altas luces como en las sombras.

Disparo correcto (Foto: Alejandro Menéndez Vega)

Su mayor desventaja consiste en la restricción de la libertad creativa de la persona que toma las fotos, al obligarla a trabajar con entornos sin movimiento y la cámara en trípode o fija sobre alguna superficie.

Supongamos que deseamos tomar una instantánea del Hotel Nacional al amanecer, con el Morro de fondo, y nos encanta el contraluz del sol; de hecho quisiéramos tener al sol en la fotografía. Gran problema la iluminación, ya que si logramos tener el sol bien expuesto, el Hotel, que nos brinda su lado frontal enteramente en sombra, será prácticamente una mancha.

En este caso, el HDR puede ser una gran solución: preparamos nuestro encuadre desde un trípode para asegurarnos que no haya variación entre una imagen y otra, y hacemos al menos dos fotografías; una la exponemos para que el sol esté enteramente definido y otra para que las sombras obtengan información, sin importarnos que las altas luces “revienten”.

Sub exposición (Foto: Alejandro Menéndez Vega)

Podemos hacer cuantas fotos deseemos con distintas exposiciones, tal vez una para los tonos medios, entre otras. Lo más común es que se tomen tres fotografías con iguales intervalos expositivos; por ejemplo, de un “stop”. Las cámaras digitales modernas suelen tener estas opciones automáticas bajo la denominación “bracketing” y solo se les debe indicar los intervalos expositivos deseados, pues disparan tres imágenes dando estos “saltos”.

Sobre exposición (Foto: Alejandro Menéndez Vega)

Para lograr los pasos de exposición debemos variar solamente la velocidad de obturación ya que, si cambiamos de diafragma, alteramos la profundidad de campo de las imágenes y nos pueden quedar halos, fantasmas o zonas empastadas donde creímos que tendríamos un buen foco. Para aquellos que no poseen cámaras con “bracketing”, el HDR se vuelve un poco más complejo, pero no imposible.

Foto en Alto Rango Dinámico

Solo hay que hallar la opción de ajuste para la compensación de exposición y cambiar la exposición, con el mismo intervalo en cada uno de los disparos que hagamos. El ajuste de exposición se visualiza como una línea numérica con marcas verticales que va desde -2 a +2 pasos. A la hora de las capturas, es recomendable utilizar un disparador remoto para evitar la sacudida que provocamos al obturar; de no poseer disparador remoto podemos tomar las fotos con el temporizador. Una vez que las fotos han sido tomadas, solo hay que cargarlas a nuestro software de edición de foto fija (Artizen HDR, Photomatix, Photoshop, etc.) y buscar la opción de mezclar para HDR (puede esconderse en distintas pestañas y con variados nombres, pero siempre inlcuye las siglas HDR).

Desde Photoshop accedemos a esa opción mediante el camino: Archivo; Automático; Mezclar para HDR. De manera automática, el programa mezclará las imágenes y nos brindará una serie de opciones de edición, algunas de las cuales son bastante instintivas y otras no tanto. Para esa parte del proceso dedicaré otro escrito, enteramente sobre edición. Por el momento propongo jugar con los parámetros y observar resultados. Dejo también para un próximo artículo cómo lograr un HDR a partir de una única imagen RAW, posibilidad que nos libera del trípode y nos permite fotografiar objetos en movimiento.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.